Transformar tus debilidades en fortalezas

Es posible que tu carrera profesional tenga algunos huecos, que tu curriculum vitae presente períodos de tiempo en los que no tienes trabajo… ¿Sabes cómo transformar estas debilidades en fortalezas?

El primero consejo es que no engañes, el reclutador puede darse rápidamente cuenta de tu mentira y desechar tu candidatura para el puesto de trabajo. Recuerda, que siempre es posible poner a tu favor lo que en principio podría ser una desventaja para encontrar trabajo. Un período de desempleo, la maternidad, la falta de experiencia, la sobre-cualificación, aquí están algunas maneras de convencer al entrevistador.

Le falta experiencia

Demuestra tu habilidad y flexibilidad, muestra que puedes adaptarte fácilmente a las situaciones nuevas. Muestre tu voluntad y curiosidad demostrando tus conocimientos sobre las ferias comerciales o de negocios del sector, ¿tienes noticias de las últimas técnicas que se están aplicando en ese campo de trabajo?

Apoya esta afirmación con cualquier elemento que pueda resaltar tu potencial: becas, prácticas, trabajos de verano, formación específica…

Demasiado tiempo ocupando un mismo puesto de trabajo

La inercia o la seguridad están detrás de este tipo de trayectorias profesionales que a veces asustan a los reclutadores. Demostrar cómo, mientras que te mantuviste en el mismo puesto de trabajo, asumiste diferentes responsabilidades plantando cara a los desafíos es tu objetivo. Tu experiencia tendrá un significado diferente dependiendo de tu forma de expresarlo.

Has cambiado en muchas ocasiones de trabajo

Para evitar parecer una persona inestable que no puedes mantener un trabajo, no hagas una lista de todas tus experiencias y elimina de inmediato las que no tengan relación con el puesto de trabajo al que aspiras. Demuestra que tus experiencias son parte de una elección coherente y lógica dentro de tu carrera profesional. Haz hincapié en lo que aprendiste en cada puesto: descubrir y trabajar en múltiples universos, la curiosidad y tener una mente abierta, y todas las peculiaridades de tus funciones. Un consejo, presenta tu curriculum vitae en años en lugar de en meses.

Muchos trabajos diferentes

Pagar tus estudios, ganar lo suficiente para sobrevivir durante un período difícil, estos pequeños trabajos demuestran tu valor y tu resistencia, así como tu capacidad para recuperarte en momentos de crisis.

Tu desarrollo en ambientes muy diferentes, tu versatilidad y tu capacidad para manejar diversos problemas son tus puntos fuertes. Utilízalo para demostrar una capacidad de reacción ejemplar y una gran capacidad para adaptarte rápidamente a nuevas situaciones.

Sobrecualificación

Independientemente del tipo de trabajo, la regla número uno es no mentir en su curriculum vitae ni en la entrevista de trabajo. El reclutador se dará cuenta rápidamente y pronto será consecuente con ello. Tienes que intentar hacerle entender que te presentas al trabajo por la empresa, su cultura, y que tomas esta decisión de forma consciente. Tienes que tranquilizar al reclutador de que el hecho de que estés sobrecualificado no impide que tengas una gran motivación para el trabajo y en el progreso dentro de la empresa.

Cómo transformar debilidades en fortalezas

Cómo transformar debilidades en fortalezas

Eres autodidacta

Una carrera profesional construida desde lo más básico muestra voluntad e ingenio. Independientemente de que no tengas la cualificación profesional. Debes hacer hincapié en los puntos clave de tu experiencia laboral, y en tu éxito y desarrollo personal. Tu principal fortaleza es conocer mejor que nadie el entorno y el negocio

Has sufrido un período de desempleo

El reclutador conoce la situación y las difíciles condiciones económicas de los últimos años. Para demostrar que has utilizado este tiempo sabiamente: evaluación de competencias, formación, prácticas, voluntario, estudiar en el extranjero, trabajos voluntarios…

Demuestra que mientras que no tenías trabajo has buscado diligentemente y has permanecido activo. Serás apreciado por la fuerza de carácter que se necesita, la tenacidad y alta energía que necesitas tomar para implementar este período.

Has cuidado de tu hijo

La maternidad transforma a las mujeres en muchos aspectos y su relación con el trabajo es una de ellas. Las prioridades se han redefinido. En algunos casos necesitan encontrar un trabajo que pueda equilibrar sus aspiraciones personales y profesionales. El quedarse en casa permite desarrollar recursos insospechados entre los que se puede destacar: un sentido de la responsabilidad, método, disciplina, habilidades de organización, realizar múltiples tareas a la vez…

Has disfrutado una excedencia o tuviste una enfermedad

Por necesidad o por obligación, cualquiera puede verse en la necesidad de tomar un descanso en su vida profesional. Estas circunstancias especiales siempre terminan fortaleciendo: mirando hacia atrás sobre sí mismo, conocer tus prioridades y límites, desarrollar un espíritu de lucha. Demuestra que has ganado confianza, serenidad y desarrollado una fuerte capacidad de iniciativa y decisión.

Creaste tu propia empresa

Demuestre que usted has adquirido un sentido de los negocios, el fortalecimiento de tu capacidad de toma de decisiones, un nuevo sentido de la responsabilidad. Todas las nuevas habilidades descubiertas durante tu aventura empresarial coinciden con el puesto de trabajo para el que te presentas.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad