Trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia

Tenemos que saber que existen dos tipos de trabajadores, los trabajadores por cuenta propia y por cuenta ajena. Ya como dicen las propias palabras, uno trabaja por sí mismo y el otro depende, en general, de alguien superior a él.

Vamos a poner las definiciones de los dos y después vamos a explicar las posibles diferencias que puede haber entre los dos trabajadores. Y por último, podremos conocer que en verdad si que se puede ser un trabajador autónomo dependiente.

¿Que es un trabajador por cuenta propia?

Un trabajador por cuenta propia es una persona que resida en un país cuyos ingresos provengan en una proporción igual o parecida al 80%, por la realización de distintos trabajos predeterminados. Ejemplos de ellos son: actividades deportivas, pesca, comercio, electricidad y gas, industria de madera, corcho o papel, minería, transporte público, servicio de hoteles, restaurantes y servicios financieros.

Los trabajadores por cuenta propia pueden ser los autónomos y profesionales.

Pintor, un trabajador por cuenta propia

Pintor, un trabajador por cuenta propia

¿Que es un trabajador por cuenta ajena?

Un trabajador por cuenta ajena es aquella persona que es contratado para trabajar bajo la contratación y directrices de un empresario. Son trabajadores por cuenta ajena todas esas personas que están trabajando al menos una hora por semana y que hayan recibido un sueldo por ello. También son trabajadores ajenos esas personas que tengan empleo pero que no estén trabajando, por causas de enfermedad o accidente, conflicto laboral, vacaciones, baja de maternidad, etc.

Diferencias entre un trabajador por cuenta propia y un trabajador por cuenta ajena

Un trabajador por cuenta ajena recibe un salario mensual estable, mientras que un trabajador por cuenta propia depende del número de ventas que haya tenido de su artículo en ese mes.

Un trabajador por cuenta ajena depende de los horarios que ponga la empresa, así también los descansos y servicios. El trabajador por cuenta propia pone sus propios horarios, descanso, servicios, etc.

El trabajador por cuenta ajena depende de la empresa, es decir, si la empresa dejara de funcionar, también lo haría el trabajador por cuenta ajena.

El trabajador por cuenta propia puede decidir en qué lugar va a trabajar y cuando lo va a hacer, en cambio, el trabajador por cuenta ajena no lo puede elegir, tiene el puesto en un local predeterminado.

El trabajador por cuenta ajena puede tener más relaciones en la empresa, con los compañeros de la oficina, que el trabajador por cuenta propia, el cual sólo puede tener la relación con los empleados que contrate.

La empresa tiene una mejor organización que un negocio autónomo, por lo que tiene más prestigio por vista del cliente.

Normalmente, los trabajadores ajenos tienen que tener un mínimo de experiencia para entrar a trabajar, el trabajador por cuenta propia puede tener experiencia o no.

Montar tu propia peluquería es una de las opciones de autoempleo que podrías plantearte

Montar tu propia peluquería es una de las opciones de autoempleo que podrías plantearte

Trabajador autónomo y por cuenta ajena

Hay un tipo de trabajador que consiste en que la persona que depende de otra persona empresarial, pero que esto no le impide trabajar por cuenta propia. Aún así, para trabajar así hay que seguir dos regímenes que pone la Seguridad Social, el Régimen General y el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Mas informacion sobre este tema

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad