Trabajadores activos discapacitados

Hay muchas personas que por algún motivo determinado están discapacitados en algún aspecto para hacer algunos tipos de trabajo o esfuerzos.

A algunos, esta discapacidad no le deja trabajar, pero hay otros que aunque la tengan pueden realizar algunos tipos de trabajo si pasarse de los límites puestos por el médico.

Un discapacitado que esta trabajando, tiene algunas ventajas en el trabajo, ya que no le descuentan tanto dinero en el salario bruto, y le queda más salario para sí mismo, es decir, le queda más salario neto que otros trabajadores no discapacitados que estén a su alrededor.

Aún así, con estas desventajas, también tiene desventajas en casa como realizar el pago de medicinas, tratamientos médicos, psicológicos o terapéuticos, la compra de productos especializados, etc.

Trabajadores con discapacidad

Trabajadores con discapacidad

Reducciones por rendimientos de trabajo

El trabajador discapacitado, al no poder rendir igual que un trabajador activo sin discapacidad, el salario neto oscila entre los 4.100 Euros y los 2.600 Euros. La cantidad de dinero depende de cuanto se le reduzca, según el grado de discapacidad.

Reducciones por la prolongación de la actividad laboral

Este paso consiste en la subida de un 100% de la reducción anterior a los trabajadores mayores de 65 años que no se quieran jubilar. Dentro de este punto se debe de decir que el anciano será un trabajador activo si tiene los mismos rendimientos y su trabajo debe de ser efectivo, para que el empresario superior a él este orgullosos de sus servicios.

Reducciones por movilidad geográfica

Esta reducción ofrece un 100% de incremento en la reducción por rendimientos de trabajo.
Esta reducción sólo la pueden pedir aquellas personas que se tienen que cambiar de domicilio, debido a la larga distancia que hay entre el trabajo y su antiguo hogar.
Sirve para el período impositivo en el que la persona se tiene que cambiar de residencia y para el siguiente.

Reducción por discapacidad de trabajadores activos

Esta reducción la pueden pedir todos aquellos que en el momento impositivo tienen un grado de discapacidad exigido y estar trabajando.
Como consecuencia de estas reducciones en el salario bruto del discapacitado, el salario neto no podrá ser negativo.

Grados de discapacidad

Hay distintos grados de discapacidad. Según el grado que tenga el discapacitado, tendrá más o menos reducciones en el salario bruto.

  • Si el grado de discapacidad es igual o mayor que un 33% y igual o menor que el 65% la reducción por discapacidad del trabajador activo es de 3.260 Euros.
  • Si el grado de discapacidad está entre el 33% y el 65% y ese discapacitado necesita la ayuda de otra persona, la reducción será de 7.240 Euros.
  • Igual que en el anterior punto, si el discapacitado tiene una discapacidad mayor que el 65%, la reducción por discapacidad del trabajador activo será de 7.

La reducción de discapacidad de trabajadores activos se aplica cuando en cualquier momento concurren estas dos circunstancias al mismo tiempo:

  • Se tiene el grado de discapacidad exigido
  • Se es un trabajador activo
Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Trabajo y Personal utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies