Tipos de riesgos en el trabajo

Mientras los trabajadores cumplen las labores que corresponden a su cargo, pueden exponerse a situaciones de riesgo propias de la asignación que llevan a cabo. Se entiende como riesgo laboral la posibilidad de que ocurra un suceso que perjudique al trabajador de manera física, mental o psicológica, mientras cumple sus responsabilidades laborales. Los riesgos laborales se han determinado según el tipo de trabajo que realiza el empleado, y se han establecido algunos parámetros para tomar acciones frente a dichos riesgos; ya sea eliminarlos, evitarlos, mitigarlos, compartirlos o aceptarlos. Las consecuencias de la materialización de un riesgo pueden ser muy leves (solamente un susto) o muy graves (pérdida de extremidades del trabajador, accidentes cerebrovasculares, entre otros).

Hay varios factores o tipos de riesgos laboral. En primer lugar, el factor químico, referente a las sustancias que emplea el trabajador durante sus labores; como solventes, vapores y polvos, y la correcta manipulación de estos elementos. Otro factor de riesgo es el biológico, cuando a consecuencia de lo anterior se puedan producir enfermedades o afecciones como alergias u otras reacciones, o que a consecuencia de precarias condiciones sanitarias en el lugar de trabajo se contraigan enfermedades como el carbunco, que puedan afectarlo temporal o permanentemente.

La infraestructura donde labora el empleado también constituye un factor de riesgo: se debe considerar si se encuentra en buenas condiciones y si cumple con las medidas de seguridad establecidas por los entes regulatorios y las normas internacionales.

En cuarto lugar, otro factor de riesgo son los procedimientos que ejecuta el empleado. Por norma general, dichos procedimientos deben acogerse a los estándares establecidos precisamente para mitigar riesgos, y si se llevaran a cabo excepciones o modificaciones de esos estándares, la empresa debe contar con la documentación que sustente ese proceder, conjuntamente con las acciones que se llevan a cabo para mitigar los nuevos riesgos que pudieran suscitarse al evadir o pasar por alto alguna sección de los procedimientos estándares. Hasta acá se describió la responsabilidad de la empresa, pero el empleado también debe cumplir fielmente las instrucciones indicadas por la empresa, para evitar accidentes y protegerse él mismo en caso de que ocurra algún hecho que le afecte, y pueda demostrarse que el empleado estaba siguiendo las normas establecidas, por lo cual se exime de la responsabilidad por la materialización del riesgo.

Riesgos en el trabajo de la construcción

Riesgos en el trabajo de la construcción

Riesgos físicos en el trabajo

También hay riesgos físicos en el trabajo, un poco más elementales que todos los anteriores, y contempla factores como el ruido, la iluminación, las vibraciones, radiaciones, temperatura del ambiente de trabajo (extremas o con cambios bruscos), entre otros. Y un tipo de riesgo del que no se habla muy a menudo, es el riesgo psicosocial.

Dentro de esta clasificación es donde se encuentra el estrés, una afección tan popular en nuestros días y que muy pocas veces se considera con la seriedad que lo amerita la condición. Las condiciones de trabajo estresantes pueden alterar incluso el ritmo de vida del trabajador, y modificar su conducta volviéndolo menos social, descuidando a sus familiares y conocidos.

Todos estos riesgos en el trabajo se encuentran tabulados en las leyes y normativas, que deben ser observadas tanto por la empresa como por el trabajador, y deben ser conocidos por ambas partes a fin de mantener una sana relación laboral.

Riesgos seguros en un trabajo

En los últimos años se han podido lograr muchos avances en el tema de la seguridad laboral, gracias a los aportes desarrollados por medio de la intervención de los equipos transdisciplinarios, que vinculan sus conocimientos a la experiencia de los propios trabajadores en las empresas, sin embargo, aún queda mucho por construir en este campo, ya que si bien es cierto que las medidas preventivas han logrado reducir el número de accidentes en las empresas, y más aún aquellos con resultados catastróficos, también es de considerarse como una utopía la idea de que las personas puedan estar totalmente a salvo en algún lugar determinado, ya que de por sí, el propio hecho de estar vivo implica el mayor de los riesgos.

La inevitable inseguridad

Además de esto, existen también un gran número de situaciones que jamás lograrán dejar de ser un riesgo, y por esta precisa razón, es que se han desarrollado normas especiales de señalización dentro de las empresas, en donde se indique con exactitud cuál es el factor de riesgo al cual puede estar sometido un trabajador o inclusive un visitante.

Sugerencias ante el peligro

Entre los principales riesgos que seguro siempre estarán presentes en las empresas, está el riesgo eléctrico, de allí que todas las maquinarias y equipos que funcionen por medio de consumo de energía eléctrica, deban tener señalizado puntualmente el área en donde se desarrolla toda la distribución eléctrica, a fines de que el trabajador pueda tomar sus propias medidas preventivas en base a sus conocimientos, cada vez que se encuentre en esta área.

Otro factor que seguro es uno de los riesgos más incómodos, en especial en aquellas industrias metalmecanicas en donde se estén realizando constantemente procesos físicos de transformación de los metales, en los cuales se requiere de un sistema de refrigeración inmediata, es el riesgo de tener que caminar permanentemente sobre pisos aceitosos, no siendo suficiente el contar con el calzado antiresbalante adecuado, sino que también debe mantenerse un constante estado de alerta en cada paso que se da, por muchas normas de limpieza que se adopten, ya que las partículas de aceites se encontrarán permanentemente dispersas en el ambiente.

Cómo prevenir los accidentes de trabajo

Cómo prevenir los accidentes de trabajo

La salud riesgosa

Por otra parte, la seguridad laboral también ha integrado estas políticas preventivas en la salud física y mental de los trabajadores, gracias a ellas, se pueden detectar a tiempo un gran número de enfermedades naturales en el trabajador, estableciendo también aquellas que puedan producirse como consecuencia de las actividades propias del trabajo, brindando un mayor sistema de justicia, que vele realmente por la integridad de los trabajadores y les permita hacer un desempeño adecuado de sus funciones laborales, aunque aún queda mucha tela por cortar en este tema, ya que es poco lo que se habla sobre los riesgos a largo plazo que un trabajo puede generar sobre una persona, como consecuencia del desgaste físico generado por las actividades rutinarias, información que pudiese ayudar con toda la consciencia a las personas para tomar decisiones seguras cuando tengan que buscar un trabajo.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Trabajo y Personal utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies