Tipos de despidos

¿No pasa tu empresa por un buen momento? ¿Es posible que se avecine un recorte de plantilla? Seamos sinceros, contra las decisiones de tus gerentes poco puedes hacer pero intenta, al menos, contar con toda la información posible para cubrirte las espaldas. En este artículo vamos a hablaros de diferentes tipos de despidos.

Aunque hayas oído rumores en la empresa que no dejen lugar a la duda, oficialmente, no estarás despedido hasta que tu empresa no te entregue la carta de despido, en la que se deben detallar los motivos por los que deciden despedirte y la liquidación que te corresponde por la extinción de tu contrato, aunque no es habitual que el finiquito se incluya en esta carta.

Si no estuvieses de acuerdo con la decisión de tu empresa, ten en cuenta que desde que te dan la temida carta cuentas con 20 días hábiles para presentar una reclamación ante el Juzgado de lo Social. Sin embargo, antes de hacerlo, debéis presentar una papeleta de conciliación, ante el departamento de Trabajo de tu provincia, momento en el cual se suspenden los 20 días hábiles, para volver a contar de nuevo, al día siguiente de la celebración del acto de conciliación.

Tipos de despidos

Tipos de despidos

En esa reunión es posible que el empresario y tu lleguéis a un acuerdo para que te readmitan en tu empresa o para que te paguen el finiquito pactado. Si eso no fuese posible, la decisión recaerá en el juez, quien se encargará de determinar si el despido es:

  • Procedente, en cuyo caso no recibirás ninguna indemnización.
  • Improcedente, ante lo que te corresponderá si tienes un contrato indefinido ordinario, una indemnización de 33 días de salario por año de servicio, con un máximo de 24 mensualidades.
  • Nulo, donde tu empresario estará obligado a readmitirte inmediatamente, así como, a abonarte los salarios que deberías haber percibido desde la fecha del despido hasta la de readmisión. La ley establece una serie de casos que implican la nulidad:
  1. Si el móvil es alguna de las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la Ley.
  2. Si se violan los derechos fundamentales y las libertades públicas del trabajador.
  3. Si se produce mientras el contrato está suspendido por maternidad, riesgo durante embarazo, adopción o acogimiento, o cuando se notifique de tal manera que el plazo de preaviso finalice dentro de dicho periodo, salvo que la empresa acredite que la decisión extintiva se adoptó por motivos no relacionados con estas circunstancias.
  4. Si está basado en causas objetivas sin previa comunicación escrita al trabajador o sin poner a su disposición la indemnización correspondiente por los años de servicio.
  5. Despidos colectivos realizados sin autorización administrativa o en fraude de ley.

Por otro lado, ten en cuenta que los conceptos de liquidación y finiquito suelen confundirse pero, en realidad, si te despiden siempre tendrás derecho a la liquidación de tu contrato, aunque no siempre al finiquito.

La liquidación se produce siempre que finaliza una relación laboral, ya sea temporal o indefinida, y supone el dinero que te debe tu empresa, incluyendo el salario mensual, las horas extraordinarias , las pagas extraordinarias y las vacaciones no disfrutadas. Por su parte, el finiquito sólo te lo darán en el caso de que tu empresa esté obligada a pagarte una indemnización o así lo acordéis en el acto de conciliación.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad