Los silencios en la entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo no es un testimonio ante un juez, ni un casting para un reality show, ni tan siquiera una sesión de terapia psicológica. También tienes que tener claro que preparar monólogos y diatribas sobre tu carrera profesional no te ayudarán a ser más convincente. Más bien al contrario. De ahí la importancia de los silencios en la entrevista de trabajo.

Es mejor que destaques de tu competencia en el proceso de selección que por tu capacidad de guardar silencio en el momento adecuado

Monólogos y diatribas en su carrera no le ayudará a convencer. Sería más bien a la inversa. Se destacan de la competencia por aprender a servirle en el momento adecuado de silencio …

No tener miedo a los silencios en la entrevista de trabajo… y saber rebotar

En mi experiencia en recursos humanos me he dado cuenta de que mis silencios en la entrevista de trabajo resultaban a menudo muy estresantes para los candidatos. Los silencios en la entrevista de trabajo son una forma de que la ansiedad se asiente, incluso en los candidatos más seguros de sí mismo, el hecho de no saber qué vendría después y sobre todo sus dificultades para interpretar los silencios.

En la mayoría de las ocasiones los candidatos no son conscientes de que los entrevistadores asimilan e integran información que les llega desde diferentes niveles. Y eso requiere unos segundos extra.

En ese sentido, no te asustes porque se produzca un silencio de más de cinco segundos. Respira profunda y tranquilamente y espera a que el reclutador reanude la conversación.

Sin embargo, si estos silencios en la entrevista de trabajo persisten, toma el turno de palabra con una simple pregunta. Por ejemplo, puedes preguntar al entrevistador si has sido lo suficientemente claro en la respuesta o si no ha obtenido la respuesta a la pregunta que formuló.

Y de todos modos, no hables por hablar. Una de las técnicas que utilizan los técnicos de selección consiste en permanecer en silencio para que el candidato revele en una segunda ocasión lo que no dijo en la primera respuesta.

Dar fuerza a tu discurso haciendo una pausa

Basta con escuchar los discursos de los políticos para comprender que los silencios en la entrevista de trabajo puede convertirse en un verdadero aliado. Estos profesionales enmarcan sus frases verbales entre silencios o largas pausas. Al fin y al cabo es una manera de mantener al público fascinado.

Una técnica que por completo se puede adaptar a las entrevistas de trabajo. Cuando un reclutador te pida que te presentes, no dudes en imponer un silencio de 3 segundos antes de comenzar tu discurso. ¿El objetivo? Crear un vacío para que las palabras que lo siguen queden más fácilmente memorizadas. El alcance de esta pausa será importante y a la vez mostrarás al entrevistador que estás tranquilo y confiado.

Pero ten cuidado de no utilizar demasiado esta técnica. Utiliza los silencios en la entrevista de trabajo sólo para acentuar la información más importante: tu participación en un gran proyecto, un punto de inflexión en tu carrera, tu promoción dentro de una empresa…

silencios en la entrevista de trabajo

Aprovecha para concentrarte en la entrevista de trabajo

Tras cada pregunta del entrevistador, no te apresures a responder. Puedes comenzar tu argumento con palabras como «eh», «mmmm» o «bueno»…

Tómate tu tiempo en contestar. Cuando yo hacía una entrevista de trabajo me gustaban los candidatos que pensaban antes de contestar a mis preguntas. Además esto es una forma de canalizar el estrés, enfocar y estructurar mejor tus respuestas. Tres o cuatro segundos de silencio son suficientes para enfocar correctamente la cuestión que te plantean.

Deja que tu entrevistador «digiera» la información

Esta es tu enésima entrevista de trabajo: tu discurso de presentación es maduro y te lo sabes de memoria. Recuerda, sin embargo, estar atento a la velocidad a la que hablas. Además, como el entrevistador sospeche que estás dando respuestas pre-establecidas (no nos engañemos, la mayoría de las entrevistas de trabajo tienen casi la misma estructura) romperá el ritmo de la entrevista de trabajo con preguntas para sacarte de ese discurso que llevas aprendido.

Cuando hables sobre tu experiencia laboral tómate tu tiempo para que el entrevistador pueda integrar bien toda la información. En la entrevista de trabajo también tienes que escuchar: marca los silencios, es una invitación a que el entrevistador se involucre y te pregunte. Una entrevista de trabajo no es un monólogo, sino un intercambio.

Truco para negociar tu salario en la entrevista de trabajo

Los silencios en la entrevista de trabajo pueden ser un arma eficaz en la negociación salarial. Si el reclutador te hace una oferta, no te apresures a responder. Una táctica que puedes utilizar en empresas grandes es escribirlo en una hoja sin pronunciar palabra. Después de varios segundos de silencio, sucede que algunos reclutadores volverán a resumir sus demandas y ofrecer otras ventajas: tickets restaurant, bonificaciones, coche de empresa…

Sin embargo, hay una buena probabilidad de que y un entrevistador conozca la técnica, y en ese caso no vaciles, rompe el silencio.

Asimismo, recuerda que los silencios en la entrevista de trabajo no deben ser una herramienta para dominar a otras personas. En ningún momento debe simbolizar un equilibrio de poder en una entrevista de trabajo.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad