Renuncia al trabajo, consejos para antes de dimitir

Eres es el único que puede decidir tu renuncia al trabajo

El principio es que la renuncia al trabajo debe ser clara e inequívoca. En otras palabras, tu empleador no puede deducir su dimisión ni su renuncia.

Así que incluso si usted no vuelve a la compañía después de un permiso, su empleador no puede considerar que renunció. Para terminar tu contrato de trabajo, tendrás que ser despedido.

Tomar la decisión con una carta de renuncia al trabajo

La ley no impone ninguna regla de forma. Es posible que usted informe a su empleador de su renuncia por escrito u oralmente.

Sin embargo, para tenerlo como prueba en caso de litigio, escribir una carta de renuncia al trabajo es muy recomendable. En ese sentido, lo más apropiado enviar una carta certificada con acuse de recibo.

Difícilmente podrás retractarte de tu renuncia al trabajo

Si tu deseo de dimitir está claro, tu empleador puede requerir que cumplas con tu decisión.

Sin embargo, existe un caso especial. Así que si has pensado tu renuncia al trabajo en un momento de ira sin pensar en las consecuencias reales de su acto para un poco. Aunque esta decisión, en principio, no es válida. Sin embargo, si tu empleador está dispuesto a ver cómo te vas, podría oponerse a tu retractación. En tal caso, sería algo más que un desafío romper tu contrato de trabajo ante los tribunales.

Antes de la renuncia al trabajo conoce tu obligación de cumplir con o sin previo aviso

Si tu empleador se niega a renunciar a la ejecución de tu preaviso y decides dejar la empresa, lleva un riesgo.

De hecho, un empleado que renuncia y no cuenta con el consentimiento de su empleador, debe pagar por la falta de preaviso, a menos que haya acuerdos más ventajosos en el convenio. Es igual a la remuneración que el trabajador habría percibido si la notificación se hubiera efectuado.

Debes saber si el preaviso es obligatorio antes de redactar tu renuncia al trabajo

La carta de renuncia debe ser respetada, su duración normalmente no se establece por ley. En efecto, la ley se refiere al convenio colectivo de cada profesión: periodistas, trabajadores agrícolas y el resto de los convenios colectivos.

En consecuencia, su carta de renuncia será determinada por su convenio colectivo o uso profesional.

Renuncia al trabajo

Renuncia al trabajo

Es común beneficiarse de un tiempo para encontrar empleo desde la renuncia al trabajo

El derecho a un permiso de búsqueda de trabajo durante la ejecución de su notificación no existe por ley. Pero la mayoría de prácticas profesionales y convenios colectivos prevén un tiempo adecuado para la búsqueda de empleo.

Por lo general, el tiempo desde la presentación de la renuncia se paga como trabajo normal. A veces es posible combinar estas horas de trabajo con tiempo libre para acortar el período de renuncia.

Para obtener más información, debes consultar el convenio colectivo por el que se rige tu contrato de trabajo.

No firmes nada con lo que no estés completamente de acuerdo tras la renuncia al trabajo

Pedir la cuenta en la empresa para la que trabajas no es sólo decir que te vas; hay unas sumas pagadas y otras pendientes de pagar que deben quedar claras. La presentación de un acuerdo final, aunque sea de buena fe, no tiene que ver con qué el cálculo de las cantidades recibidas estén saldadas.

Así que puedes tomar medidas para denunciar tu liquidación en la empresa en los tribunales.

Bajo ciertas condiciones, puedes solicitar prestación por desempleo tras la renuncia al trabajo

Una de las condiciones para recibir beneficios de desempleo es la pérdida involuntaria del empleo. Por este motivo se excluye a priori a los empleados que renuncien. Sin embargo, el centro de trabajo puede decidir la concesión de una indemnización al empleado que decide abandonar su trabajo por una razón legítima.

Ejemplo: la renuncia se debe a un cambio de residencia.

El empleador tiene la obligación de poner a tu disposición los documentos de finalización de contrato tras la renuncia al empleo

En una renuncia al trabajo, el empleador debe darte un certificado de empresa; así como un recibo con la liquidación final.

Si su empleador se niega a dar a este documento, puede, en este caso, solicitar por escrito la emisión de este documento.

En contraste, el recibo por la liquidación es opcional. Si su empleador se niega a dártelos, no hay recurso posible.

Ten cuidado de que tu renuncia al trabajo no se considere abusiva

Tu renuncia al trabajo no afectará a la empresa. Al renunciar, no debes tener la intención de perjudicar al empleador. Si este es el caso, la renuncia es una renuncia abusiva.

En caso de renuncia abusiva, el empleador tiene derecho a indemnización por parte del empleado.

La mejor manera de renunciar al trabajo

Renunciar suele ser un tema complicado en el que muchos entran en conflicto, ya que pocas veces sabemos manejarlo de la mejor manera posible, ya sea por ignorancia o por nerviosismo. Si te gustaría conocer la mejor manera de renunciar a tu empleo actual, a continuación te damos algunos consejos básicos:

Procura avisar de tu renuncia al trabajo 15 días hábiles antes:

No cabe duda, una o dos semanas pueden ser muy poco para que puedan encontrar un reemplazo para tu puesto en la empresa; por ello, esta es una de las mejores acciones que puedes realizar previo a tu salida. No sólo debes de avisar a  tus superiores, sino también a los compañeros de trabajo que consideres pertinente, ya que tu salida puede perjudicar el trabajo en equipo y, si es demasiado improvisada, puede desencadenar algunas fallas en el futuro.

Comenta tu salida antes de renunciar al empleo

Si crees que no cuentas con el espacio que deseas en tu empresa, tienes un mal jefe o el ambiente de trabajo no es el ideal para ti, entonces siempre debes de pensar en buscar otra opción. Si comentas tu salida con compañeros, jefe, amigos o pareja, te permitirás analizar mejor la situación e, incluso recibir apoyo.

Crear un documento de entrega sobre la renuncia al trabajo

Con esto se buscan dos cosas, el realizar una salida limpia, y en segunda instancia, dejar una buena impresión de nuestro trabajo realizado en la empresa. En otras palabras, si durante un tiempo nos esforzamos en determinada empresa, es bastante benéfico para ambas partes el dejar una constancia del mismo.

Otro elemento importante de crear y entregar un documento de este tipo es que nos permitirá observar, con mayor facilidad, nuestras debilidades y fortalezas, para poder realizar un mejor trabajo en el futuro.

Tómate tu tiempo, ya que un documento de entrega de este estilo puede llevarte algunos días.

La mejor manera de renunciar al trabajo

La mejor manera de renunciar al trabajo

Qué NO hacer tras la renuncia al trabajo

No te despidas el último día

Si te despides el último día, puede ser que no llegues a comunicarte con personas clave en el trabajo, tu equipo o la organización. Los diez días de anticipación que te describimos arriba te ayudarán a despedirte de la mejor manera en un excelente tiempo.

No te vayas molesto tras la renuncia al trabajo

Es normal que actuemos, en ocasiones, de manera impulsiva; pero si dejamos un empleo en un arrebato de ira, además de que no dejaremos una grata imagen de nosotros, es poco probable que recibamos apoyo y puede que, incluso, nos arrepintamos en un futuro (cuando hayamos pensado mejor las cosas).

Buscar un trabajo que te agrade, contando con un trabajo en el momento, es mucho más benéfico y sencillo.

No te conviertas en un “coleccionador” de trabajos

Puede que te parezca divertido (y esto en especial a los jóvenes), el cambiar de trabajo cada 3 o 4 meses, pedir aumento demasiado pronto, acudir a demasiadas entrevistas de trabajo, etc. Con esto perjudicarás tu reputación y tu currículum. Si haces esto, te crearás diversas enemistades (o al menos dejarás un mal sabor de boca) en tus jefes, subordinados y compañeros de trabajo.

No olvides esto: el mejor trabajo al que puedes aspirar (además del tema económico), es aquel en el que se te respeta y donde tu imagen profesional no corre ningún peligro.

Finalmente, ten en cuenta que la mejor manera presentar tu renuncia al trabajo es la que se presenta como clara, transparente y sincera. Siempre ten presente el porqué deseas abandonar tu actual trabajo y no olvides dejar una buena impresión de ti (ya que esto puede beneficiarte en el futuro). Tu reputación profesional es tu carta de presentación, tu imagen en el mundo laboral, por ello debes de cuidarla y procurar mejorarla siempre que te sea posible.

Mas informacion sobre este tema

120 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad