¿Quién defiende tus intereses como trabajador? Delegado Sindical

El artículo 61 del Estatuto de los Trabajadores reconoce el derecho de todos los trabajadores a participar en sus empresas a través de los órganos de representación. Pero, ¿cuáles son esos órganos? ¿cómo funcionan?

Aunque en algunas compañías, parecen estar en la sombra, cuando es necesario mediar entre empresa y trabajadores, hacen su aparición defendiendo los intereses de éstos. Me refiero a los órganos de representación de las empresas: delegados de personal y comités de empresa. Pero, ¿qué diferencias hay entre unos y otros?

Los Delegados de personal son los que representantes de los trabajadores en las empresas con menos de 50 y más de 10 empleados. En las empresas más pequeñas con entre seis y diez trabajadores, también puede existir esta figura si así se decide por mayoría.

Dichos Delegados se eligen entre los trabajadores de la empresa mediante un sufragio personal y directo. Concretamente se vota a un delegado para las empresas con hasta 30 trabajadores y hasta tres delegados para aquellas con hasta 49 empleados.

Los delegados de personal ejercerán la representación en consenso con el resto de empleados ante el empresario y tendrán las mismas competencias establecidas para los comités de empresa en el artículo 64 del Estatuto de los Trabajadores .

Por su parte, el Comité de empresa es el órgano de representación para aquellos trabajadores que pertenecen a empresas con más de 50 empleados.

En el caso de que existan varios centros de trabajo en la misma provincia, o en municipios limítrofes, que sumen 50 trabajadores, se puede constituir un comité de empresa conjunto. Mientras que si unos centros disponen de 50 o más empleados y otros de menos, lo que se hace es formar un comité de empresa propio para los más grandes y un comité intercentros para los centros más pequeños.

Delegado sindical

Delegado sindical

En cuanto a la composición del Comité de empresa, el artículo 66 del Estatuto de los Trabajadores puntualiza el número de miembros que podrá tener en función del tamaño de la empresa de la siguiente forma:

a) De cincuenta a cien trabajadores, cinco.

b) De ciento uno a doscientos cincuenta trabajadores, nueve.

c) De doscientos cincuenta y uno a quinientos trabajadores, trece.

d) De quinientos uno a setecientos cincuenta trabajadores, diecisiete.

e) De setecientos cincuenta y uno a mil trabajadores, veintiuno.

f) De mil en adelante, dos por cada mil o fracción, con el máximo de setenta y cinco.

De entre sus miembros, se elegirá un presidente y un secretario del comité que actuarán de acuerdo al reglamento que se elabore que, en ningún caso, podrá contravenir lo dispuesto en la ley.

Los requisitos para formar presentar una candidatura para formar parte del comité de empresa son sencillos: tener dieciocho años cumplidos y una antigüedad en la empresa de, al menos, seis meses, salvo en aquellas actividades en que se pacte en convenio colectivo un plazo inferior, con el límite mínimo de tres meses de antigüedad.

Pueden presentarse aquellos empleados avalados por los sindicatos legalmente constituidos o por las coaliciones formadas por dos o más de ellos, además de aquellos trabajadores que avalen su candidatura con un número de firmas de electores de su mismo centro equivalente al menos a tres veces el número de puestos a cubrir.

Los miembros del comité de empresa y los delegados sindicales desarrollan su actividad representando los derechos de los trabajadores de acuerdo a una serie de garantías que protege sus actuaciones, según establece el artículo 68 del Estatuto de los Trabajadores .

En principio, el mandato tanto de los delegados de personal, como de los miembros del comité de empresa es de cuatro años, aunque seguirán realizando sus funciones hasta que se celebren nuevas elecciones.

Los únicos que tienen potestad para revocar sus cargos durante el mandato son los propios trabajadores de la empresa, mediante asamblea convocada a petición de, cómo mínimo, un tercio, de los electores y por mayoría absoluta de éstos. Sin embargo, se establece una limitación: la revocación no podrá efectuarse durante la tramitación de un convenio colectivo, ni replantearse hasta transcurridos, al menos, seis meses.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad