Los productos financieros y el consumidor de internet

Para la gran mayoría de los usuarios de internet, la red es una especie de gran supermercado, donde se pueden comparar ofertas y realizar compras de cualquier tipo (también de productos financieros), ya sea con su tarjeta de crédito o con un método de pago electrónico donde quizá, el más popular sea Paypal.

En segundo lugar, Internet nos permite hacer seguimiento de nuestras cuentas bancarias e incluso contratar productos financieros online, da igual si son productos de ahorro o crédito. Según el experto en productos financieros para internet Hugo B. García (Gijón 1970) “hoy en día, con la abrumadora oferta en productos de esta naturaleza que se puede encontrar en internet, al usuario se le hace cada vez más difícil la elección del que mejor se ajusta a sus necesidades. Por ello, estamos convencidos de que los sitios web, cada vez más, debemos estar al servicio del usuario, para resolver todas sus inquietudes, tratando con la máxima objetividad la información sobre los productos y servicios que, de una manera u otra, comercializamos”.

Ventajas de los productos financieros comercializados por Internet

Las ventajas de los productos financieros online son muchas: en primer lugar, ¡no hay horario! Las transacciones pueden realizarse en cualquier momento del día o de la noche.

Esto es conveniente, especialmente para llevar cuentas de manera regular. En el sitio web de su banco, usted puede hacer transferencias, imprimir un recibo, enviar un mensaje a su asesor… y algunas comisiones se reducen cuando se hacen online en lugar de cuando se hacen personalmente en la oficina bancaria.

Invertir en bolsa y productos financieros a través de Internet
Invertir en bolsa y productos financieros a través de Internet

Desventajas de los productos financieros a través de Internet

Es necesario señalar ciertos inconvenientes: los ofrecimientos y ofertas son numerosas y los usuarios de internet se ven a menudo tentados, al ver promociones o ofertas de crédito aparentemente atractivas, a suscribir productos de todo tipo sin darse tiempo para comparar.

En segundo lugar, hay un verdadero problema con la seguridad informática en algunos sitios web que se dedican a robar nuestros accesos a las cuentas bancarias. A menudo es difícil hacer valer sus derechos ante este tipo de delitos que suelen ser cometidos desde terceros países.

Para evitar este tipo de problemas, en primer lugar, tienes que asegurarte de que estás en una página web segura: la dirección del sitio debe comenzar con https y no con http.

Es recomendable activar la opción “navegación privada” para navegar por la web sin dejar rastro, especialmente cuando se conecta desde un espacio público. Por último, abundan las estafas, sobre todo en el ámbito de los productos financieros. Los anuncios sobre Forex, por poner un ejemplo, sugieren que uno puede llegar a ser muy rico en poco tiempo. De hecho, existe el riesgo de perder incluso más dinero que lo invertido si algunos desaprensivos se hacen con el acceso a nuestras cuentas bancarias.

¿Qué tipo de productos financieros se comercializan por Internet?

A la cabeza de la comercialización por internet, dentro del sector finanzas, se encuentran los seguros, siguiéndoles muy de cerca otros productos, como préstamos, cuentas bancarias, hipotecas o tarjetas de crédito y débito.

Junto a ellos, en los últimos años han surgido las fintech y el crowlending. Las fintech son empresas que se dedican a las transacciones de dinero, se trata de aplicaciones para móviles que permiten realizar transferencias, hacer pequeños pagos a amigos o familiares. Por ejemplo una cena o hacer regalos en común.

El crowlending es un sistema de financiación entre particulares, la diferencia fundamental es que financia a particulares y no a proyectos empresariales.

Préstamos online y otros productos financieros
Préstamos online y otros productos financieros

Seguros y préstamos online

Los seguros on los “reyes” de los productos financieros en Internet. Básicamente hay una gran guerra de precios en el sector. Os recomendamos analizar las condiciones generales, leer las pólizas y analizar las diferencias.

De la mano de las nuevas tecnologías ha evolucionado la oferta de préstamos online, sobre todo con la aparición de empresas de crédito online.

Gracias a este tipo de empresa se puede conseguir dinero en cuestión de minutos. Hay que tener más de 18 años, tener una cuenta bancaria y recibir unos ingresos estables. La solicitud de préstamo se hace de forma online y no hay que presentar avales.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad