Productividad laboral

Como muchos sabrán y otros no, la productividad laboral radica en el concepto que se tiene de que esta yace en la actividad personal o más bien la cantidad de la misma que es capaz de realizar una persona en una cantidad de tiempo.

También se conoce a la misma con una definición de que tiene una relación bastante estrecha en la actividad y el resultado de la misma por medio de ciertas situaciones que le permiten tener tal producción.

Todo lo dicho anteriormente sobre la productividad laboral podría parecerte completamente, una definición de otra, pero ciertamente la verdad se halla en que ambas definiciones pese a parecer diferentes son lo mismo en otras palabras.

Pero ¿por qué estas parecen completamente diferentes? Esto se debe a que una se radica desde el punto de visión que se le da al individuo o la persona que trabaja y el otro punto de vista es notado desde la empresa.

Para que se pueda llegar al punto de que una persona realice un producto o alguna actividad dentro de una empresa es necesario que esta cuente con diversos materiales.

Materiales para una actividad o producto

Este es uno de los puntos que más se toman a consideración, ya que sin estos materiales es claro que la actividad o el producto no podrían siquiera iniciar su primer proceso para llevarse a cabo.

Inicialmente lo que se debe tener son los materiales primos, los cuales le dan el inicio a todo ciclo que conlleva un individuo para realizar algún producto, con lo cual además de todo tendrá que poner de su esfuerzo para finiquitarlo.

El individuo tendrá que trabajar con los materiales primos del producto que se le otorguen y utilizar de su energía de una forma en la que este sepa que luego no va a disminuir para llevar a cabo la realización.

Tras esto las personas deberán poner en uso las materias que se le den para poder finiquitar el resto del proceso, lo cual podría ser un edificio, una máquina o cualquier tipo de herramienta que se le otorgue al individuo.

Consejos básicos para aumentar la productividad en el trabajo

Consejos básicos para aumentar la productividad en el trabajo

¿Cuál es la importancia de la productividad laboral?

En la mayoría de las ocasiones escuchamos a las personas de una empresa hablar sobre la productividad laboral, sobre cómo esta ha subido o ha bajado dentro de una empresa.

Esto se puede connotar en un estado positivo o negativo dependiendo del sujeto al que se le deje hacer la realización del producto y cuánto tiempo se le otorga a este para que lo finiquite.

Para que esta tenga una connotación positiva es importante que se le dé al sujeto en cuestión los materiales primarios y las siguientes herramientas con las que este va a llevar a cabo la actividad.

Sin embargo, esto no sólo es cuestión de los materiales que a este se le da, sino que también tiene que saber cómo invertir su tiempo y energía para no bajar la actividad laboral, para conocer cómo subirla.

A raíz del buen uso que realicen las personas que se encargan de la fabricación depende del habla que le dan las otras personas, todo es cuestión de hacer una buena combinación de tiempo y energía para mejorar la productividad laboral.

La importancia que esta tiene dentro de una empresa es extremadamente grande, ya que sin esta dicha empresa no podría avanzar en ningún aspecto y se posicionaría en las peores empresas.

Debido a esto las empresas al momento de realizar la contratación de sus empleados se encarga de hacerlo bien, de elegir a empleados que cumplan ciertos requisitos que no cualquiera podría.

¿Qué importancia tiene para un empleado su productividad laboral?

Quienes se manejan dentro de los medios empresariales tendrán siempre en cuenta que la clave para poder avanzar hasta la cima se encuentra en los empleados, ellos son la clave de tener una buena productividad laboral.

Todas las empresas se encuentran en un constante tiempo competitivo en el que se debaten el mejor lugar entre ellas, y todo esto nace desde el primer punto que hemos tocado: la productividad laboral.

Obviando este punto un poco debemos tener en claro que incluso el director de la empresa y las personas que son auxiliares se encuentran trabajando para lo que viene siendo una compañía.

Todo entonces se convierte en una torre inamovible en la que todas sus piezas en conjunto son las que se encargan de ayudar a avanzar la empresa en cualquier aspecto necesitado.

Pero lo que se encarga de sostener dicha empresa son los empleados, los cuales como ya se mencionó anteriormente se escogen de forma minuciosa y teniendo en cuenta que estos cumplen con las expectativas requeridas en el trabajo.

En sí, para los empleados es sumamente importante mantener una buena productividad laboral, no sólo por el hecho de mantener la empresa, aunque es un punto clave, sino que los ayuda a crecer a nivel personal.

Organizarse para tener una mayor productividad laboral

Organizarse para tener una mayor productividad laboral

¿Cómo mejorar la productividad laboral?

La organización que se tiene que tener en estos casos es bastante alta, pero en primera instancia tenemos que llevar en la mente que lo primordial es conllevar una buena organización dentro de la empresa.

A esto se le denomina como “organización interna” que de donde parte todo lo que va a marcar las rutinas que tienen los empleados de trabajo.

En segundo lugar se debe poner en prioridad a las tareas que se tienen por realizar, de esta manera será mucho más fácil llevarlas a finalizar.

Debe existir una comunicación fluida y de forma organizada, este flujo de información parte desde lo interno hasta lo externo y ayuda a mejorar la productividad laboral, y de esta manera el crecimiento de la empresa.

Se debe tener los equipos con los que se trabaja en una buena condición, por lo tanto es bueno invertir en máquinas que se encuentren en buen estado para que los empleados lleven a cabo las tareas de forma sencilla.

Estos aspectos juegan un gran papel dentro de la productividad laboral, por lo tanto no debes dejarlos por fuera.

¿Cómo puedo solucionar el tema de la baja productividad laboral?

Una de las cosas que más se preguntan las personas es cómo solucionar este tipo de temas o cómo hacer para que la productividad laboral no baje, pero en caso de que estemos en el primer punto te diremos cómo solucionarlo.

Después de un tiempo dentro de una empresa notarás cómo algunas veces la productividad laboral baja por algunos motivos, pero estos tienen cierto patrón característico.

Ante un problema de baja productividad laboral deberás seguir los siguientes pasos.

Paso 1: la identificación

El primer paso que debes tener en cuenta es la identificación, pero ¿qué debes identificar? Lo que vas a identificar es la situación que pone en riesgo y se encarga de bajar la productividad en el trabajo.

Debes estudiar el caso con el que te presentas, analizar a fondo cualquier situación que creas que pueda estar causando la baja productividad de la empresa.

Paso 2: la prevención

Tras realizar un estudio de la situación que pone en riesgo a la empresa debes tomar ciertas medidas de prevención que te ayudarán a no volver a decaer en tal punto, y en lugar de ello, utilizarlo como experiencia y mejorar la productividad laboral.

Debes tener claro que este punto implica mucha parte de tu tiempo, ya que deberás crear un espacio para sentarte a planificar cada una de las formaciones preventivas de manera concreta.

De esta manera vas a llegar a un plan que te ayude a finiquitar la formación.

Paso 3: resúmenes y análisis

Este paso es uno de los más importantes para no volver a comenzar de nuevo, ya que si tienes un seguimiento del caso que te ha provocado una baja productividad laboral podrás mantenerlo a raya.

¿Qué quiere decir esto? Al realizar un seguimiento evitarás que la situación provocada se repita nuevamente.

No dormise en el trabajo y aumentar la productividad laboral

No dormise en el trabajo y aumentar la productividad laboral

Tips para que la productividad laboral no baje

Debes evitar la ausencia o el ausentismo, los empleados deben tener en cuenta que el tiempo que se invierte dentro de una empresa es sumamente importante.

Al faltar durante un tiempo prolongado de algunas horas, técnicamente este está perdiendo el día completo y con él cierta actividad laboral que pudo haber sido elaborada.

Debes realizar los trabajos por las metas y no por una obligación, ya que si lo realizas de la segunda manera es muy claro que vas a tener una infinidad de fallos ya que no estarías dando todo lo necesario para que este se lleve a cabo bien.

Ofrecer incentivos a los empleados también es una manera en la que estos van a llevar a cabo bien su trabajo, incluye las actividades que son completamente dinámicas y de esta manera motivar a los empleados de la empresa.

Podrías también colocar dentro de la oficina pantallas, de esta manera es mucho mejor para todos los empleados, de esta manera evitarás la ausencia de los mismos.

Estos evitarán que los empleados se trasladen durante la hora de la comida y en la que existan partidos a un bar o cualquier otro sitio donde puedan mirarles, y con todos los tips ayudarás a que la productividad laboral no baje.

Consejos para aumentar la productividad laboral

¿Los momentos en los que estás en la oficina no son simplemente para que usted logre todas sus tareas? En algunos casos, el problema es el volumen de exceso de trabajo, pero en la mayoría de las veces, el problema es la dificultad de mantener el enfoque. Obtenga consejos sobre lo que puede hacer para aumentar su productividad en el trabajo.

Así que hemos seleccionado algunas de las actividades esenciales que usted puede hacer para aumentar su productividad en el trabajo. Echa un vistazo:

Una lista de sus tareas: hacer una lista de cosas que debe hacer al día siguiente. Al llegar a la oficina, todo lo que necesita saber será más claro y sabrás por dónde empezar. En la organización, puede hacer una lista semanal también.

Establecer prioridades: ¿Ya ha hecho la lista? Ahora es el momento de definir lo que es más importante, urgente y que deberá finalizar primero. Poner fin a partir de la necesidad de entregar antes.

Las redes sociales con moderación: son una productividad mala. Es importante aclarar en su cabeza, que debe ver su Facebook, solo de vez en cuando, pero los medios sociales distraen a la gente con mucha facilidad. Así que póngase objetivos y / o los tiempos del sistema para navegar por la red. Por ejemplo, “cuando termine las tareas de X, Y, Z, puedo ver lo que pasa en el Twitter”.

Lista con los colegas: ser productivo no significa que usted tiene que encerrarse en su habitación y permanecer ajeno al mundo. Es importante tomar un descanso, caminar alrededor de la empresa y hablar con sus colegas. Pueden venir nuevas ideas que contribuyan a su trabajo.

Mantener un lugar de trabajo organizado: los papeles repartidos por la mesa, documentos fuera de lugar… un espacio desordenado puede hacer que usted pierda tiempo buscando cosas.

Cuida de tu salud: tratar de dormir un número de veces que le permiten prepararse para el día siguiente. La comida también es importante. Durante las horas de oficina, come algo ligero, por lo que no tienes esa sensación de tener un estómago pesado que lleva su concentración durante el trabajo.

Cómo ser más productivo en el trabajo

Cómo ser más productivo en el trabajo

¡Use estos consejos y aumente su productividad en el trabajo!

Aprender a ser más productivo

Para todos los emprendedores, el día tiene las mismas horas, sin embargo hay quienes saben aprovechar el tiempo mucho mejor y el día les rinde más. En el emprendimiento el éxito no depende del tiempo que le dediques sino de la forma en que saques provecho al tiempo que le apliques a tu proyecto. La mayoría de los emprendedores comenten el error de pensar en que mientras más hora le dediquen a sus proyectos, tendrán muchos mejores resultado. Te hemos preparado una lista de consejos que te ayudarán a sacar mejor provecho a las horas del día, estos consejos te ayudarán con la productividad que debes tener como emprendedor. Te serán de gran utilidad en tu rutina diaria de emprendedor.

Limita el tiempo que le dedicas a las redes

Las redes sociales se han convertido en una herramienta muy importante y tiene un papel crucial en el emprendimiento, ya que estas permiten dar a conocer tu proyecto, interactuar con tus clientes potenciales, entre otras oportunidades que ofrecen. Sin embargo, una vez que se hace uso de las redes sociales es muy difícil lograr alejarse y no ponerse a perder el tiempo en ociosidades. Nuestra atención se ve alejada de nuestro proyecto y comienza a centrarse en la infinidad de contenido que ofrecen las redes. Una forma fácil de no perderse en el mundo de las redes sociales es encontrar un community manager para que gestione tu presencia en internet. De esta forma limitarás el uso de manera estricta en la que utilizas tus redes sociales, ya que el CM es una persona capacitada para manejar de forma correcta las redes sociales, así como aplicar técnicas de crecimiento en tu perfil. Por lo que tu atención puede centrarse completamente en tu proyecto y en lo que este requiere para su éxito.

Haz una planificación sobre largo y corto plazo

Para ser productivo desde que comience tu jornada, debes tener planificadas con anterioridad, te ayudará a ser un emprendedor muchos más productivo desde que comience el día hasta que este termine. Es por eso es que bastante importante que tengas planificadas las tareas que realizaras desde el día anterior, así sabrás como administrar mejor tu tiempo. Además con todos tus proyectos planificados, podrás desarrollarlos mucho mejor ya que podrás tener ordenada las fechas y el tiempo administrativo.

Conseguir ser más productivo

Conseguir ser más productivo

Identifica el Principio de Pareto

El Principio de Pareto, en todas las sociedades existen “pocos de muchos” y “muchos de pocos”. En este punto, Pareto señala que hay un 80% que tiene un 20% y un 20% que maneja un 80%. Este pensamiento aplicado a una empresa, se entiende como un 80% de los beneficios provienen de una actividad que implica el 20% de los recursos. Es por esto que se debe saber identificar el 20% y saber cómo aprovecharlo al máximo en tus proyectos.

Evita la procrastinación

Procrastinar requiere dedicar a tiempo a cosas que parecen útiles pero al final no lo son para nada, además que esto hace que las tareas verdaderamente importante sufran un retraso. A menudo se termina entreteniéndose en otras cosas que lo que hacen es desviar la atención del proyecto y de las cosas que de verdad se deberían hacer para tener éxito. Es por eso que debes recordar los puntos que te mencionamos anteriormente, no desvíes tu tiempo a cosas que no dan ningún beneficio real, mantente enfocado de manera especial en lo que es el 20 % según Pareto.

Descanso

Tanto su menta como su cuerpo necesitan descansar, tanto en el turno nocturno como los fines de semana. De esta manera su cuerpo recuperará energía y su mente será mucho más creativa. Las mejores ideas vienen de los momentos de mayor relajación tanto mental como física.

5 hábitos que debes perder para aumentar tu productividad laboral

¿Quién no ha sufrido al darse cuenta de que ha perdido todo el día haciendo cosas inútiles y no pudo terminar la única cosa que realmente tenía que hacer?, ¿no es así? ¿O tomó un día entero para acabar un trabajo bestia?.

En el área de administración y gestión, se habla de la llamada Ley de Parkinson, según la cual “El trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para su realización”.

Según el historiador y administrador inglés Cyril Northcote Parkinson, siempre nos vamos a ajustar para usar todo el plazo disponible para terminar una tarea, por más simple que sea.

Productividad: según el historiador y administrador inglés Cyril Northcote Parkinson, siempre nos vamos a ajustar para usar todo el plazo disponible para completar una tarea

Productividad en el trabajo: según el historiador y administrador inglés Cyril Northcote Parkinson, siempre nos vamos a ajustar para usar todo el plazo disponible para completar una tarea

Si usted tiene un día para escribir un artículo que tardaría una hora en hacerlo tiende a usar ese día todo para terminarlo. Pero es claro que esta “ley” se refiere a una tendencia que puede ser evitada. Y algunos hábitos favorecen errores de ese tipo. Veamos cinco de ellos.

Hábitos que debes perder para aumentar tu productividad laboral

Hacer varias cosas al mismo tiempo

Tenemos que aceptar de una vez este hecho: no somos capaces de hacer más de una cosa que requiera concentración al mismo tiempo. O usted lee un libro o ve la televisión; o escribir un texto o lee un artículo en internet.

Hacer estas cosas al mismo tiempo es imposible. Usted sólo está, en verdad, alternando tareas y perdiendo más tiempo, ya que pierde la concentración cada vez que para de hacer una cosa y se va a otra.

Trabajar con el correo abierto

Leer y responder mensajes de correo electrónico mientras trabaja entra en la categoría de “hacer más de una cosa al mismo tiempo”, entonces la regla anterior se aplica también aquí.

Es una práctica común entre personas productivas sólo chequear el e-mail durante algunos períodos específicos del día y luego por la mañana, a la hora del almuerzo y al final de la tarde, por ejemplo. Deja que tus compañeros sepan que, si tienen algo urgente para tratar con usted, deben llamarle.

Buscar cosas inútiles en Google

Usted está concentrado en su trabajo, pero luego mira a la ventana, ve una nube extraña y comienza a preguntarse si va a llover. Entonces está pensando en cómo su abuela podía predecir el tiempo, solo mirando hacia el cielo, y se encarga de buscar en Google como hacerlo porque usted también quiere aprender.

Cuarenta minutos después, se ve viendo un vídeo sobre teorías de la conspiración y no tienen ni idea de cómo llegó allí.

Es medio molesto ver investigando sobre las armas secretas de la federación de Rusia, sirenas o civilizaciones del centro de la tierra cuando hace unos minutos usted estaba súper decidido a terminar un informe, pero a veces estas grandes cuestiones de la vida aparecen en nuestra cabeza y al parecer la única solución posible es dejar todo e ir a Google.

Pero usted sabe que este es un hábito horrible si usted tiene trabajo que hacer, ¿verdad? Dejar una tarea para hacer otra en su lugar rompe tu concentración y hace que pierda un tiempo valioso.

Cuando se le venga a la mente algo sobre lo que quiera o necesite buscar alguna otra idea, anote en un papel y vuelva a hacer lo que estaba haciendo. Sí, esto ya es una interrupción, pero ya había perdido la concentración, y por lo menos está tratando con ello de una manera que no le hace perder aún más tiempo.

No priorizar las cosas

Es bueno tener un plan B para tu vida, si las cosas no salen exactamente como se espera, y tal vez con tener un plan C (especialmente si usted es periodista).

Pero a mucha gente le da un peso igual a todos estos planes mientras ataca a otros objetivos menos importantes. Es importante tener intereses diversos y diversificar sus actividades, pero si termina por perder de vista cuáles son las cosas más importantes para usted, va a quedar a la deriva y no sabrá por qué hace las cosas que hace.

Esto vale no sólo para los grandes planes de vida, sino para la planificación de tareas del día a día también. Por eso, recuerda siempre la prioridad.

Anote todos sus planes y luego separe los dos o tres que son realmente importantes y céntrese en ellos. Lo mismo con sus actividades diarias: organice en orden de importancia y siga este orden a la hora de ejecutarlas.

Así, si no puede completar algo durante ese día, por lo menos ha completado lo que era más importante. Es muy probable que se acabe dando cuenta de que las tareas del final de la lista son prescindibles. O puede darse cuenta de que es preciso delegarlas a otras personas.

Dejar las tareas más importantes para el fin del día

¿Usted llega al trabajo todavía medio dormido y prefiere empezar con las tareas más fáciles y deja las más pesadas, pero más importante, para después?

Si la respuesta es sí, sepa que está en el camino equivocado. Puede parecer que es la salida más elegante, pero sus efectos van en contra de usted: no sólo nuestra energía, sino también nuestra fuerza de voluntad disminuyen a lo largo del día.

Luego, si usted deja los más importante para después, las posibilidades de no terminarlas son altísimas. Priorice sus cosas – de preferencia, en la noche anterior a las tareas realmente importantes – y comience el día, “atacando” sobre lo que se tiene que hacer primero.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad