Pretensión salarial en el curriculum vitae

Algunas empresas exigen que el solicitante especifique su pretensión salarial en el curriculum vitae, con el objetivo de seleccionar a los que se enmarcan en el rango salarial ofrecida. Este elemento es opcional, siempre revise con atención si existe la necesidad o no de incluir esta información.

Si existe la necesidad de la pretensión salarial, lo ideal es crear una copia del plan de estudios para tal fin. La pretensión salarial puede ser insertada en el cuerpo del e-mail, pero lo mejor es incluir en el propio currículum, una referencia para el reclutador.

La pretensión salarial en sí

La pretensión salarial, de forma general, debe ser una “media” del mercado de trabajo. Vamos a poner un ejemplo ficticio (o sea, sólo para referencia). Si usted, como secretaria, ganaba 1000 euros en su último empleo, por lo que su pretensión salarial debe ser de 900 a 1200 euros. De esta forma, usted está en la media del mercado y no pasa de la imagen de la que está pidiendo un salario demasiado alto o bajo.

Obviamente que, en algunos casos, las empresas pueden pagarle más o menos a usted, lo que es completamente normal. Sin embargo, si su pretensión salarial es acorde con la media de los ingresos del mercado de trabajo, entonces usted tendrá excelentes posibilidades de que se encuadra en lo que la empresa puede pagar.

Pretensiones salariales altas…

Demuestran que usted quiere demás por su trabajo, a no ser que realmente sea cualificado, con experiencia, buenas referencias y también con “adicionales”: lengua extranjera, cursos en el área de actuación profesional, buena formación académica, etc.

Pretensiones salariales bajas…

Demuestran que usted no sabe del mercado de trabajo, que no se valora a sí mismo y también que no tiene competencias técnicas para trabajar con calidad (cuanta cosa mala, ¿no?). Para algunos reclutadores eso es bueno, de cierta forma, pues se encuentra por debajo de lo que la empresa puede pagar, pero, de forma general, demuestra falta de conocimiento. Si usted ganaba 1000 euros anteriormente, por ejemplo, no coloque su pretensión salarial en 800 euros, pues en el momento de preguntar cuál ha sido su último salario divergencia de información puede retrasar. Consulte los sitios web que tengan esa información, pregunte a los profesionales de la zona o así a ver si en tu ciudad existen prensa de puestos de trabajo.

Pretensión salarial en el curriculum vitae

Pretensión salarial

Para las empresas

En la opinión de muchos profesionales de Recursos Humanos, la pretensión salarial debe ser tratada en el momento de la entrevista. Y yo estoy de acuerdo.

De forma general, la pretensión salarial es más una herramienta de filtrado de cv, para que el reclutador pueda separar los candidatos que tendrían mayor aceptación del salario que la empresa puede pagar. Si la pretensión salarial del candidato es de, por ejemplo, 1000 euros y la empresa paga, para esa vacante, con un sueldo de 1100, así que todo bien. Sin embargo, el candidato de 1200 euros va a quedar fuera, o sea, un salario un poco por encima de lo que la empresa puede pagar ya es motivo suficiente para descartar ese candidato. Esto agiliza el proceso de selección.

¿Donde pongo mis pretensión salarial en el curriculum vitae?

Coloque en los “Datos personales”. Hay candidatos que crean un campo dentro del plan de estudios sólo para eso. Una tontería. Después de sus datos personales, coloque, por último, la pretensión salarial, en el formato de moneda: 1000 €, por ejemplo.

Salario mejor

No hay ningún problema en tratar de obtener un mejor salario y presentar una pretensión salarial por encima de la que es su actual salario. Sin embargo, vale la pena el consejo: cuidado para no poner la pretensión muy por encima de la media del mercado y acabar por pasar la imagen de profesional vanidoso, muy centrado en el ego.

Lo ideal es siempre poner poco por debajo o en la media del mercado y estar listo para la negociación de este valor. Dejar una nota de que está abierto a negociaciones demuestra flexibilidad – calidad muy valorado en el momento de la contratación de profesionales ya experimentados.

Entrevista

Cuando el candidato va a una entrevista ya sabiendo el valor de la remuneración ofrecida, la sugerencia es no regatear un salario mayor por dos razones: La primera de ellas es para evitar que la imagen de ser “subastador”, o sea, “¿quién da más, gana”. La segunda razón es que si la empresa estuviera abierta a negociaciones, la misma dejaría claro en la descripción de la vacante

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad