PATRIMONIO LÍQUIDO: definición, características y cálculo

Todos los activos que se encuentran dentro de una empresa se denominan patrimonio líquido. Este término se refiere a aquellos recursos de los cuales el dueño de la empresa puede disponer en caso de tener que cumplir con obligaciones que no puedan ser cumplidas con los ingresos económicos que esta genera.

Los ejemplos más comunes utilizados para explicar el concepto de patrimonio líquido expresan que si una persona solicita un préstamo al banco para adquirir un automóvil, al comprarlo, el título de propiedad dirá que está a nombre del comprador.

Sin embargo, este tiene una deuda con el banco por la cantidad prestada. Por lo que, en teoría, tanto el banco como el propietario pueden disponer de las partes que le corresponden, monetariamente, del vehículo.

Te decimos cuál es la fórmula para calcular el patrimonio líquido de una empresa
Te decimos cuál es la fórmula para calcular el patrimonio líquido de una empresa. Imagen de Sally Jermain en Pixabay

¿Qué es el patrimonio líquido?

En contabilidad, el patrimonio líquido hace referencia a todos los activos físicos que posee una empresa. Estos activos son los que, en casos particulares, se usan para solventar las obligaciones que esta tenga, en caso de que deba cerrar sus operaciones.

Si bien, ninguna empresa desarrolla un modelo de negocio destinado al fracaso, algunos indicadores, basados en los estados de ganancias y pérdidas, serán los que muestren la posición de la empresa en el mercado, el nivel de ganancias y la capacidad para cumplir con las obligaciones.

¿Cómo disponer sabiamente del patrimonio líquido?

 Para una empresa, el patrimonio líquido es uno de los cálculos más fáciles de realizar, que sin embargo no se contemplan sino cada año. Por lo que el valor total del patrimonio líquido solo se estima durante el año, sin tener una cifra exacta.

Existen indicadores que las empresas deben tomar en cuenta, cuando las ganancias se ven disminuidas o afectadas, de forma que el patrimonio líquido sea preservado y sirva de respaldo para solventar las obligaciones que esta tenga.

Normalmente las empresas suelen adquirir obligaciones con el banco para poder iniciar operaciones. La adquisición de mobiliario, estructuras físicas, vehículos y material de oficina, entre otros recursos, en muchos casos, suelen comprarse, al comienzo, gracias a créditos y préstamos que estas adquieren con entidades bancarias y financieras.

En el supuesto caso de que esta deba cerrar sus operaciones, el banco o la entidad con la que la empresa adquirió obligaciones, puede disponer de parte de los recursos materiales de esta para solventar la deuda.

Muebles de oficina moderna. La adquisición de mobiliario, por ejemplo, permite a la empresa de disponer de estos recursos materiales para incluirlos en este concepto contable
La adquisición de mobiliario, por ejemplo, permite a la empresa de disponer de estos recursos materiales para incluirlos en este concepto contable. Imagen de MagicDesk en Pixabay

¿Cómo se calcula el patrimonio líquido?

El patrimonio líquido suele ser uno de los cálculos más sencillos de conseguir, ya que solo se trata de restar los activos a las obligaciones que la empresa tenga. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el resultado que se toma como referencia para el cálculo del patrimonio líquido es el arrojado por el balance general entregado al final del año anterior.

Por su parte, los bancos también se apoyan en el resultado del patrimonio líquido de una empresa para otorgar nuevos préstamos y créditos que esta solicite, ya que su cálculo será el que le indique a la entidad bancaria si la empresa en cuestión posee recursos materiales suficientes para saldar la deuda adquirida en caso de no poder hacerlo con dinero.

Conocer el patrimonio líquido forma parte del bienestar económico de una empresa, ya que demuestra que dentro de la planificación y gestión del modelo de negocio, se encuentra contemplado el registro de todos los activos que la empresa posee, con su valor actual.

Como tal, el patrimonio líquido de una empresa representa el salvoconducto perfecto del cual se puede disponer en caso de no poder cumplir con las obligaciones adquiridas con los bancos u otras entidades.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad