Orientación profesional

Interés por las relaciones personales

Si te gusta… Trabajar con y para otras personas, relacionarte con el otro para mejorar los dos. Las personas, sus actividades y experiencias son el centro del trabajo. Facilitan medios para la comunicación y la relación.

Algunos se decantan hacia la organización de trabajos, coordinación de grupos y dirección de sesiones; otros hacia la ayuda a los demás, el trabajo con aquellos que tienen menos oportunidades, para hacer su vida más digna; otros ofrecen una relación de ayuda, asesoran, orientan…

Necesitas: Ser sociable, saber expresarte, ponerte en lugar del otro, ser organizado, saber llevar grupos, animar ambientes, empatía, equilibrio emocional.

Algunas profesiones: Telefonista, Recepcionista, Encuestadora, Médico, Educador de calle, psicólogo/a, Jefe/a de equipo, Pedagogo/a, Asistente social, Profesor/a, Auxiliar Técnico de vuelo o congresos, Guía de turismo, Terapeuta ocupacional, Animador socio-cultural.

Intereses mecánicos y por tecnologías aplicadas

Si te gusta… Buscar soluciones, conocer las máquinas y aparatos por dentro y por fuera y saberlos reparar. Automóviles, electrodomésticos, instalaciones y los más sofisticados instrumentos electrónicos. Mantener y asegurar el funcionamiento de los aparatos y los sistemas. Planificar y proyectar instalaciones que sean útiles. Saberlas montar. Algunos son especialistas de aparatos de tecnologías avanzadas.

Necesitas: Ser curioso, tener habilidad y precisión manual, capacidad de concentración, saber prever posibles problemas o nuevas necesidades para actuar eficazmente.

Algunas profesiones: Conductor/a, Artesano/a, Jefe/a de taller, Operador de mantenimiento e instalación, Mecánico/a, Albañil, Electricista, Fontanero, Modisto/a.

Interés por el mundo económico-financiero y comercial

Si te gusta… Negociar para obtener beneficios, comprar, vender, calcular beneficios y costes. Conocer la normativa legal, diseñar estrategias de venta, saber tratar con clientes y negociar condiciones. Tantear mercados, anticiparse con imaginación. Algunos hacen un trabajo más sedentario y concentrado: proyectar y calcular; otros más dinámico y en contacto con la gente: informan, convencen,…

Necesitas: Imaginación, facilidad de palabra y de convicción, saber calcular, planificar, prever respuestas. Interés por la imagen y la comunicación. Intuición.

Algunas profesiones: Vendedor, Comercial, Representante, Agente de bolsa, Registrador de la propiedad, Contable, Economista, Corredor/a de fincas, Jefe/a de departamento, Asesor/a fiscal, Empresario/a, Técnico de Marketing.

Interés por tareas administrativas y burocráticas

Si te gusta… Preparar informes, redactar textos, clasificar y ordenar datos. Comprobar con rapidez y precisión datos, combinaciones de letras y números. Escribir a máquina, hacer cálculos que requieran atención. Manejar información de manera ordenada, saber organizarla y localizarla. Mientras unos combinan el cálculo con la mecanografía, otros trabajan más concentrados en bibliotecas, museos, archivos,…

Necesitas: Dominar el lenguaje, ser preciso en sus cálculos, tener buena memoria, buena expresión oral y escrita. Ser ordenado y detallista, saber llevar con ánimo actividades repetitivas. Interés por las nuevas tecnologías al servicio de estos trabajos.

Algunas profesiones: Cajero/a, Administrativo/a, Secretario/a, Archivero/a, Operador/a.

Interés por actividades creativas, estéticas y de diseño

Si te gusta… Pintar, dibujar, diseñar, decorar, escribir, interpretar. Comprender planos, gráficos. Visualizar figuras en el espacio, establecer proporciones. Ocupaciones relacionadas con el mundo del arte y expresión artística. Algunos se dedican a plasmar estéticamente lo que otros necesitan para su trabajo (Publicidad, Artes Gráficas); otros van más a su aire, expresan lo que llevan dentro sin limitaciones. Otros interpretan aportando enfoque personal.

Necesitas: Capacidad creativa, gusto estético, sensibilidad. Habilidad manual. Paciencia. Constancia, espíritu de superación. Saber ver las cosas a nivel global.

Algunas profesiones: Pintor/a, Escultor/a, Cantante, Escritor/a, Dibujante, Delineante, Diseñador/a, Decorador/a, Músico/a, Actor/Actriz, Fotógrafo/a, Arquitecto/a.

Interés por actividades científicas

Si te gusta… Razonar. Discutir sobre temas abstractos. Descripción y análisis de problemas. Buscar soluciones, plantear nuevas necesidades. Estudiar, analizar, obtener conclusiones que luego puedan aplicarse. Observar y definir estrategias de actuación.

Necesitas: Capacidad de análisis, orden y metodología en el trabajo. Creatividad, constancia, capacidad de aplicar conocimientos teóricos. Inquietud investigadora, curiosidad ordenada.

Algunas profesiones: Profesor/a universitario/a, Investigador/a, Matemático/a, Biólogo/a, Físico/a, Informático/a.

Orientación profesional y laboral

La capacidad de tomar decisiones, siguiendo a Alfredo Fierro (1992), es la más compleja de las capacidades humanas. La Orientación Profesional consiste en un proceso de maduración y aprendizaje personal, a través del cual se presta una ayuda técnica al individuo para facilitarle la toma de decisiones vocacionales, con objeto de que logre un óptimo de realización personal y de integración social a través del mundo del trabajo. En esta noción de la Orientación Profesional se pueden destacar tres órdenes de ideas: su carácter procesal, su dimensión técnica y su aspecto humano. Castaño López-Mesas, C. (1983).

A. Carácter procesal de la orientación profesional

Al considerar la Orientación Profesional como un proceso de maduración y aprendizaje se acentúa su carácter continuo ininterrumpido a lo largo de la vida del individuo. La Orientación Profesional puede referirse desde el instante del inicio escolar hasta el retiro profesional de un individuo, y no puede reducirse a uno o varios momentos de la vida de la persona. Este proceso, sin embargo, se actualiza en diversos momentos críticos, como son aquellos en los cuales el sujeto debe tomar alguna decisión que comprometa su futuro vocacional.

Este proceso continuo se actualiza en diversos momentos críticos en los que el individuo tiene que tomar una serie de decisiones prevocacionales y vocacionales. Estos momentos definen los distintos campos de la Orientación Profesional, diferencian sus fronteras y establecen las relaciones con las demás modalidades de orientación.

Orientación Prevocacional: El consejo durante la etapa escolar prepara al niño y a su familia para sucesivas elecciones educacionales que determinen de alguna manera su futuro profesional.
Orientación Vocacional: El descubrimiento de la vocación del sujeto es la parte esencial de la Orientación Profesional. Si bien la cristalización de la vocación es, normalmente, un proceso tardío que no suele acaecer hasta pasada la adolescencia, lo cierto es que la elección profesional ha de realizarse mucho antes, cuando apenas se ha iniciado la maduración de la vocación.

Imagen de orientación profesional

Dimensión técnica de la orientación profesional

En lo que respecta al carácter técnico, podemos decir que la Orientación Vocacional o Profesional es un proceso de exploración de las características del individuo, de descripción de las exigencias de la profesión y de evaluación de las posibilidades de aquélla frente a éstas; de tal forma que aquél pueda adoptar una decisión más lúcida y más libre.

a. Exploración de las características del individuo: Análisis. Tradicionalmente se ha basado en instrumentos psicométricos capaces de poner de manifiesto sus dimensiones principales: aptitudes, intereses, rasgos temperamentales, etc. Esto significa admitir tres cosas:

  • La personalidad posee una serie de rasgos peculiares de cada persona que mantienen una cierta estabilidad en el transcurso del tiempo.
  • Estos rasgos son observables y medibles mediante el uso de instrumentos, que pretenden descubrir la estructura psicológica de cada individuo.
  • El objeto del diagnóstico no es tanto descubrir al individuo como predecir su conducta.

Para que el diagnóstico sea más eficaz se debe considerar el desarrollo del individuo a lo largo del tiempo, para considerar una ayuda al sujeto a la toma de sus decisiones, y evaluar a la persona sin obviar las condiciones ambientales. Todo ello para poder llevar posteriormente a cabo unos programas de intervención adecuada.

b. Descripción de las exigencias de la profesión: Información. La información que se ofrece al individuo es doble, sobre sí mismo y sobre la profesión.

Información sobre sí mismo: Esta información hace referencia a las características de cada individuo, las características personales que debe confrontar con la propia imagen que ya tenía de sí mismo, de modo que las posibilidades de elección del individuo serán tanto más variables en tanto logre incorporar a su autoconcepto los aspectos de su personalidad apartados por el orientador, y será tanto más realista en la medida en que éstos hayan sido obtenidos objetivamente.

Información sobre la profesión: La información profesional tiene que abarcar tres aspectos:
Análisis ocupacional: Descripción de las características psicológicas y profesionales de las distintas profesiones, de modo que cada variable profesional (requisitos y exigencias) pueda ser relacionada con variables psicológicas (aptitudes y rasgos), y así puedan ser comparadas las diferentes profesiones entre sí para establecer semejanzas y diferencias.
Clasificación ocupacional: Aquellas clasificaciones que incluyen al menos dos dimensiones, una estructural y una jerárquica, son las mejores. La primera hace referencia a los campos ocupacionales distintos entre tipos de actividades profesionales; y la segunda a los distintos niveles de grados de responsabilidad y capacitación.
Demografía ocupacional: Trata del estudio de las condiciones históricas, presentes y previsibles del mercado de trabajo.

c. Evaluación de las posibilidades del análisis frente a la información: Predicción. Todo análisis comporta siempre una predicción. Los instrumentos de medida utilizados para ayudar a la toma de decisiones vocacionales, deben seleccionarse, precisamente, de acuerdo con criterios de validez predictiva. Esta validez predictiva consiste en la verificación de que a partir de las respuestas obtenidas en el predictor, se puedan inferir los tipos de conducta que se producirán tras un período de tiempo más o menos largo, en el criterio.

Para que cualquier tipo de conducta sea un buen predictor, se requieren tres condiciones:

  • La conducta medida muestre suficiente variabilidad en los distintos individuos.
  • La conducta sea suficientemente estable en el tiempo.
  • La situación de conducta del criterio sea lo más semejante posible a la situación de conducta evaluado con el predictor.

d. Adopción de una decisión más libre y lúcida: Elección profesional. Decisión. Cuando la decisión es de tipo personal, como las que lleva a cabo la Orientación Profesional, nunca se puede obtener seguridad de lo que es válido para el grupo, lo va a ser para cada individuo concreto. El orientador sólo puede ofrecer unos datos que la técnica proporciona; pero al final es el propio individuo quien debe asumir el riesgo de su decisión.

Aspecto humano de la orientación profesional o vocacional

El uso de técnicas en la Orientación Profesional, puede conllevar el riesgo de olvidar a la persona, que es el único sujeto de la Orientación. El aspecto humano de la Orientación Profesional radica en el hecho de que un profesional, el orientador, emplea los procedimientos de una ciencia aplicada, la Psicología, para ayudar al otro, el orientado, a tomar una decisión más favorable.

El carácter humano de la Orientación Profesional se manifiesta en el objetivo último de la misma (al considerar la Orientación Profesional como un proceso de ayuda a la madurez personal del individuo, se está haciendo hincapié en sus caracteres específicamente humanos), en sus metas específicas y en la misma ayuda prestada en el consejo de orientación. Las metas específicas de la Orientación, su objetivo específico es lograr una íntima integración personal para facilitar la integración profesional, es decir, un debido equilibrio interno y una adaptación profesional, o sea, satisfacción de necesidades, intereses y valores, empleando adecuadamente sus aptitudes y capacidades en su trabajo.

Concluimos el apartado con algunos aspectos relevantes acerca de la orientación profesional (Álvarez González, 2005):

  • Proceso de ayuda, individual o grupal, de carácter continuo y progresivo.
  • Dirigido a todos los individuos de todas las edades y en todos los momentos de la vida.
  • Integra aquellas dimensiones que contribuyen a la realización personal, educativa, vocacional y laboral en relación con el desarrollo de laas conductas vocacionales.
  • Intervención sistemática y técnica desde perspectivas especializadas que impliquen a los diferentes agentes educativos, de la comunidad y socio- laborales.
  • Asume los principios de prevención, desarrollo e intervención social.
  • Integrada en el proceso educativo a través del currículo escolar y en el mundo laboral.

Otro concepto de Orientación Profesional

Castaño López-Mesas (1983) señala sobre la Orientación Profesional: Un proceso continuo para desarrollar una vocación, saber elegir una profesión, prepararse para una ocupación, ayudar al paso de la vida escolar a la profesional, adecuar las características de la personalidad al puesto de trabajo y elegir en función del desarrollo vocacional que discurre paralelo al desarrollo evolutivo del sujeto.

Principios básicos de la orientación profesional

Distintos autores recogen diferentes principios básicos al referirse a la orientación profesional educativa.

Alvarez Rojo (1992) señala que la orientación educativa y profesional se basa en los siguientes principios:

a. Principio antropológico. Hace referencia al ser humano como responsable de sus actos, objeto de valor y confianza, portador de herencia, experiencias y vivencias únicas e irrepetibles y con el que es posible dialogar en un contexto de realidades a veces amenazantes, que no puede cambiar, pero que debe aprender a manejar (Roig, 1982). Para Jones (1970) la necesidad de servicios organizados de orientación responde a la existencia de situaciones vitales que los individuos no pueden afrontar sin ayuda… El individuo se siente impotente para afrontar con éxito las circunstancias harto complejas creadas por las formas modernas de vida en sus aspectos social, económico e industrial. Si él no está en condiciones de realizar las adaptaciones necesarias, es preciso proporcionarle alguna forma de asistencia organizada.

b. Principio de intervención primaria. La acción orientadora puede ser más eficaz y tener menor coste personal, social y económico si se anticipa a la aparición de determinados problemas cuyas posibilidades de surgimiento en la población escolar a lo largo del proceso educativo o en algunos de sus momentos se han constatado empíricamente. Para Wilson y Yager (1981) se entiende por intervención primaria aquella destinada a la eliminación de las causas que suscitan la aparición de problemas en una población de riesgo. Este principio se ha adoptado en orientación estrechamente ligado a una estrategia específica de intervención: la intervención por programas. Los programas preventivos deben ajustarse a una serie de principios como los siguientes:

  • Ser diseñados para informar y transformar una situación.
  • Tener en cuenta la motivación de los usuarios y su disposición para el cambio que se propone.
  • Centrados en metas/objetivos explicitados.
  • El problema debe ser susceptible de ser prevenido.
  • Deben reforzar el sentimiento de esperanza y acción frente al resultado deseado.
  • El contexto debe ser proclive a los cambios.

c. Principio de intervención educativa. La orientación como intervención educativa no se ocupa de los saberes en cuanto tales, sino de los procesos recorridos por los sujetos para su adquisición e integración en un proyecto contextualizado de futuro. El carácter educativo de la orientación plantea la necesidad de la integración curricular de las intervenciones orientadoras.

d. Principio de intervención social y ecológica. La intervención orientadora se realiza en y sobre un contexto social dado para posibilitar al orientado, no sólo el conocimiento de las variables contextuales (en cuanto a su configuración, limitaciones y posibilidades), sino también su transformación, en la que orientador y orientado deben implicarse. Se exige pues, al orientador que adopte una postura dialéctica frente al contexto de intervención; por una parte, debe posibilitar que el alumno aprenda formas cada vez más eficaces de adaptarse a la realidad; pero al mismo tiempo, tiene que enseñar al alumno y utilizar él mismo estrategias para actuar sobre las variables contextuales condicionantes con vistas a su transformación.

Principios de la orientación laboral

Tres principios básicos de la orientación profesional

Otros autores como Álvarez González (1995), señalan tres principios básicos de la orientación:

a. Principio de prevención. Supone actuaciones de tipo proactivo; se trata de actuar antes de que surja el problema. La prevención como concepto comunitario, pone su énfasis en el grupo o comunidad, pretende reducir los riesgos de la totalidad de los miembros de un sistema, mejorando las condiciones existentes o previniendo posibles problemas.

b. Principio de desarrollo. El principio de desarrollo implica una orientación que atienda a todos los aspectos del desarrollo humano. Supone considerar al individuo en un continuo crecimiento y la orientación como un proceso continuo dirigido al desarrollo integral de la persona. Dentro de este proceso, en algunos «momentos críticos» la orientación ha de ser particularmente intensa.

c. Principio de intervención social. Según este principio la orientación no sólo ha de tener en cuenta el contexto en que se realiza, sino también la posibilidad de intervenir sobre el propio contexto. La actividad orientadora estará dirigida a la modificación de aspectos concretos del contexto. Así mismo, la orientación, desde esta perspectiva, tratará de ayudar al alumno a concienciarse sobre los obstáculos que se le ofrecen en su contexto y le dificultan el logro de sus objetivos personales, para que pueda afrontar el cambio necesario de dichos obstáculos

Modelos de intervención en orientación profesional

Los modelos de intervención en orientación profesional propuestos por Rodríguez Espinar (1993) y Álvarez Gónzález (1995) son:

  • Intervención individualizada (modelo clínico o de counseling).
  • Intervención directa grupal (modelo de servicios por programas y modelo de programas).
  • Intervención directa individual y/o grupal (modelo de consulta)
  • Intervención a través de medios tecnológicos (modelo tecnológico).

Cada uno de estos modelos tiene una estructura organizativa diferente, una concepción distinta de las funciones del orientador, una infraestructura e implicación del centro educativo y diferentes agentes educativos.

a. INTERVENCIÓN INDIVIDUALIZADA (MODELO CLÍNICO O DE COUNSELING)

Este modelo se basa en la relación personal orientador- orientando como única alternativa para establecer la acción orientadora. Tiene como objetivo prioritario el satisfacer las necesidades específicas ( en el caso que nos ocupa, problemas vocacionales) que precisan de una ayuda personalizada. Sus presupuestos aparecen muy ligados a las teorías de la personalidad.

En todo este proceso la actitud del orientador ha de ser flexible, mostrando actitudes de observación participante (informar, asesorar, sugerir, señalar e interpretar). Igualmente ha de devolver al sujeto su capacidad de decisión; de tal manera, que él y sólo él sea protagonista de sus decisiones.

Si tuviéramos que definir este modelo, diríamos que es un proceso de relación entre orientador con los conocimientos y competencias necesarias y un individuo que busca ayuda en su proceso del desarrollo vocacional. Esta relación va a permitir al sujeto el obtener un mayor conocimiento de sí mismo, va a estimular la planificación de la carrera, va a ayudar a desarrollar destrezas para la resolución de problemas y para afrontar su proceso de toma de decisiones vocacionales y finalmente va a ayudar a conocer y a aproximarse al mundo socio-laboral.

Importancia de la entrevista en la orientación profesional

La entrevista en la orientación profesional no es retrospectiva sino prospectiva. Se trata de recoger o bien proporcionar información presente y futura al sujeto y, al mismo tiempo, clarificar aquellos aspectos personales y vocacionales que éste va encontrando en su proceso de toma de decisiones.

Una entrevista de Orientación Profesional se centra en los siguientes objetivos:

  • Recabar nueva información del sujeto que pueda implementar la obtenida por otros medios de diagnóstico. Sintetizar los datos o aspectos más relevantes sobre las conductas manifestadas por el sujeto (entrevista con fines diagnósticos).
  • Ayudar al sujeto en su proceso de clarificación, desarrollo y búsqueda de su identidad vocacional, eliminando tópicos, resolviendo las dificultades que va encontrando en su proceso y sistematizando las diferentes conductas vocacionales (entrevista como relación de ayuda).
  • Suministrar estrategias de búsqueda de información y facilitar aquella información de estudios, profesional y ocupacional de difícil acceso (entrevista facilitadora de información o de consulta).

b. INTERVENCIÓN DIRECTA GRUPAL

En este modelo se pueden distinguir tres modalidades de intervenciones: el modelo de servicios, el modelo de servicios actuando por programas (modelo de la Reforma), y el modelo de intervención por programas. Desarrollaremos brevemente cada una de estas modalidades, centrándonos en sus aspectos diferenciales y en los requisitos para su puesta en marcha.

b.1. EL MODELO DE SERVICIOS

El origen de estos servicios ha tenido y sigue teniendo un carácter público. El protagonismo ha recaído en el especialista como único agente, sin contar apenas con el resto de agentes educativos; por otra parte, sus funciones se han dirigido prioritariamente a aquellos sujetos con dificultades o con cierto riesgo, adoptando un carácter terapéutico.

Este modelo contempla dos tipos básicos de servicios: uno externo zonalizado (Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica que atiende las necesidades de orientación en los niveles de educación infantil y primaria)) y otro interno (Departamentos de Orientación en los institutos), además de la acción tutorial y orientadora del profesorado.

Aspectos Diferenciales de este Modelo
  • Este modelo tiene un carácter público y social, puesto que ha sido diseñado desde la propia Administración educativa. Los objetivos y funciones se marcan desde arriba.
  • Son servicios centrados en las necesidades del alumno con dificultades o alumnos de riesgo, y van dirigidos a núcleos parciales de la población.
  • Actúan sobre el problema y no sobre el contexto que lo genera. El propósito de la intervención es eminentemente remedial (terapéutico).
  • Se centran casi exclusivamente en el especialista (orientador), obviando el resto de agentes de la orientación (profesores, padres…). Las funciones del especialista se podrían concretar en: evaluación y diagnóstico, asesoramiento, información académica y profesional, estudios de casos, integración, adaptación y diversidad.
  • Necesitarían de más recursos humanos para poder asumir otras funciones de tipo preventivo y de desarrollo.

b.2. EL MODELO DE SERVICIOS ACTUANDO POR PROGRAMAS

Este modelo parte de un análisis de necesidades que se concretan en programas a desarrollar por los profesores, asesorados por el servicio o unidad de orientación de la institución. Aparece la necesidad de intervenir por programas que requerirá la implicación de los diferentes agentes educativos, la optimización de los recursos y la creación de un servicio interno en el centro (Departamento de Orientación) como ayuda técnica y de asesoramiento al profesor/tutor. El orientador se convierte en este modelo en el dinamizador de la acción tutorial y orientadora en el centro, sin olvidar que donde no llegue el tutor habrá de llegar el Departamento de Orientación.

Esta modalidad de intervención orientadora ha de tener un carácter técnico y científico adecuado. Es decir, debe producirse una coherencia entre las necesidades seleccionadas, los objetivos propuestos, las actividades programadas y los recursos necesarios para la intervención, sin olvidar los criterios de evaluación y los agentes a quien va dirigido. Todo ello, relacionado con los planteamientos teóricos de los que partimos y que son los que han de orientar la praxis; de lo contrario, la actividad orientadora se convertiría en una simple acumulación de actividades y no en una intervención científica.

Aspectos diferenciales de este modelo
  • Se ha de tener en cuenta un análisis de contexto.
  • La unidad de intervención es el grupo-clase y va dirigida a todos los alumnos.
  • Servicios centrados en el especialista como agente dinamizador y de apoyo técnico a la función tutorial y del profesor.
  • Los objetivos se estructurarán a lo largo de un continuo temporal y con un planteamiento más de tipo preventivo y de desarrollo.

Este modelo supone una organización en la que el profesor-tutor habrá de ser el responsable de la tarea orientadora de su clase, tratando en todo momento de interrelacionar su formación docente y orientadora. Para esta labor contará con la ayuda y asesoramiento del especialista en orientación (servicio interno) y los equipos de orientación y apoyo de la comunidad o zona (servicios externos).

Podríamos afirmar que éste es el modelo que se propone en la Reforma de las enseñanzas no universitarias. Para ello, se sugiere un modelo organizativo de la orientación basado en tres niveles de intervención: Tutoría, Departamento de Orientación en el Centro y Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagogía (EOEPs).

b.3. EL MODELO DE PROGRAMAS

Este modelo de intervención por programas permite sistematizar y comprender la intervención orientadora. Para ello es necesario que esta modalidad de intervención se base en unos principios teóricos, en unos objetivos y e unas normas de actuación que le den sentido. Se trata de una acción planificada, producto de una identificación de necesidades, dirigida hacia unas metas y fundamentada en planteamientos teóricos que den sentido y rigor a la acción.

Aspectos diferenciales del modelo por programas
  • El programa se desarrolla en función de las necesidades del Centro o de una institución y/o organización.
  • Permite una más fácil interrelación currículum- orientación o bien establecer un currículum propio.
  • Se centra en las necesidades del grupo-clase o de un colectivo. L unidad básica de intervención es el aula o el grupo.
  • El individuo es considerado como un agente activo de su propio proceso de orientación.
  • Actuación sobre el contexto con un carácter más preventivo y de desarrollo que terapéutico.
  • Implicación de todos los agentes educativos y comunitarios, el tutor es el orientador, necesitando la colaboración de un especialista (consulta, dinamización , coordinación, supervisión).
  • Se estructura por objetivos a lo largo de un continuum temporal y permite un seguimiento y evaluación de lo realizado.
  • Colaboración de otros profesionales, organismos y entidades en el estudio de la realidad, desarrollo y puesta en marcha en el programa.
  • Finalmente, el programa va dirigido a todos los alumnos y / o sujetos de un grupo.

Orientacion

c. INTERVENCIÓN DIRECTA INDIVIDUAL Y/O GRUPAL (MODELO DE CONSULTA)

Este modelo sostiene que el orientador no sólo ha de centrar su acción sobre el el sujeto, sino que ha de asesorar y formar al resto de agentes educativos, comunitarios y de orientación para que sean eficaces colaboradores de la acción orientadora. Para ello es preciso intervenir en familias, en los profesionales de la educación y en la comunidad o contexto que condiciona al orientado.

Este modelo de intervención indirecta sobre el alumno también ha sido asumido e incorporado al actual Sistema Educativo en el que la consulta interna y externa adquiere un elevado protagonismo. En este modelo de consulta, el profesor tutor ha de interpretar la labor del Orientador (o del Departamento de Orientación), como una colaboración y una ayuda a su labor de educador.

El concepto de consulta de este modelo se refiere a la relación entre dos personas (tutor y orientador) para ayudar/asesorar a una tercera persona, aun grupo (alumnos, padres, madres, profesores…) o a una institución. La consulta puede ser:

  • Consulta de experto, centrada en la solución de problemas. El tutor consulta al orientador un problema concreto en relación a un alumno o al grupo.
  • Consulta de procesos en la que el consultor se centra no sólo en un problema o alumno concreto sino en los procesos de grupo que contribuyen al funcionamiento del sistema.

La estructura del actual modelo de orientación educativa y profesional también sigue este modelo. Los Departamentos de Orientación (D.O) y Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP), ayudan y asesoran a los tutores, equipos directivos. Familias…, mediante consultas de experto y de procesos. En este sentido, los distintos expertos coinciden en que la realización de la orientación no es responsabilidad exclusiva de un solo agente, sino que es una responsabilidad compartida entre profesores, tutores, DO y EOEP.

d. INTERVENCIÓN A TRAVÉS DE MEDIOS TECNOLÓGICOS (MODELO TECNOLÓGICO)

Hay autores que lo consideran como un modelo, mientras que otros se refieren al mismo como un instrumento, se trata en definitiva de aplicar las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información a los procesos de orientación educativa y profesional. Es este sentido se han desarrolla do multitud de programas para favorecer estos procesos de orientación.

El modelo pone a disposición de los orientadores unos procedimientos, estrategias, equipos, programas y sistemas más eficaces, participativos y reflexivos en el tratamiento de la información académica, profesional y ocupacional.

Tanto el MEC como las distintas Comunidades Autónomas han creado programas informáticos de Orientación Profesional a los que se puede acceder desde Internet. Al final de tema se trata brevemente el Portal Orient@, creado por el MEC.

Organización de la orientación profesional en las administraciones

El Título III de la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y la Formación Profesional se refiere a la finalidad y a la organización de la información y orientación profesional en los ámbitos de las Administraciones educativas y laborales.

El artículo 14 señala la finalidad:

En el marco del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional la información y orientación profesional tendrá la finalidad de:
Informar sobre las oportunidades de acceso al empleo, las posibilidades de adquisición, evaluación y acreditación de competencias y cualificaciones profesionales y del progreso en las mismas a lo largo de toda la vida.

Informar y asesorar sobre las diversas ofertas de formación y los posibles itinerarios formativos para facilitar la inserción y reinserción laborales, así como la movilidad profesional en el mercado de trabajo.”

Secundaria y Orientación Profesional

El artículo 15 recoge la Organización de la información y orientación profesional, señalando:

  • En la información y orientación profesional podrán participar, entre otros, los servicios de las Administraciones educativas y laborales, de la Administración local y de los agentes sociales, correspondiendo a la Administración General del Estado desarrollar fórmulas de cooperación y coordinación entre todos los entes implicados.
  • A los servicios de información y orientación profesional de las Administraciones públicas les corresponde proporcionar información al alumnado del sistema educativo, las familias, los trabajadores desempleados y ocupados y a la sociedad en general.

La organización de la orientación profesional, así como a las acciones de orientación profesional que se ofrecen desde la Administración Laboral se sintetizan en la Guía Laboral de 2007 que edita el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

La organización de la orientación profesional en las Administraciones laborales, se realiza a través de los Servicios Públicos de Empleo, tanto Estatal como Autonómicos.

El Servicio Público de Empleo Estatal ofrece acciones de Orientación Profesional a jóvenes y adultos que se encuentran en situación de desempleo en el territorio por él gestionado. Si dado el elevado volumen de personas no puede con sus propios medios prestar estos servicios, puede completarlos subvencionando a entidades e instituciones sin ánimo de lucro para que los efectúen, publicando las Direcciones Provinciales las correspondientes convocatorias de subvenciones en el Boletín oficial de la Provincia.

Los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas efectúan estas acciones de acuerdo con la normativa básica estatal y sus convocatorias correspondientes.

Las acciones de orientación profesional que se ofrecen desde la Administración Laboral son:

a. Orientación profesional para el empleo.
b. Asistencia para el autoempleo.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad