Minimalismo en el trabajo: 6 consejos para aplicarlo

Estoy en un viaje personal para adoptar un estilo de vida minimalista, han pasado años desde entonces. Ya asumí un armario minimalista, me deshice de todas las cosas viejas en mi casa, incluso me mudé a un apartamento más pequeño, con menos lugar para guardar cosas, liberando espacio para mí. Si no sabes sobre el minimalismo, puedes encontrar más información en este enlace.

Para mí, el atractivo del minimalismo proviene de esta idea de que su vida puede reducirse, simplificarse y redimensionarse sin sacrificar la calidad.

Y no se me había ocurrido, hasta hace poco, que esta idea… calidad versus cantidad, podría aplicarse a cómo ser más productivo en el trabajo diario también. ¿Quién no quiere tener menos trabajo, hacerlo mejor y aún así tener todo hecho y entregado a tiempo?

Un estilo de vida minimalista comienza sintiéndose realmente cómodo con la idea de que más no es equivalente a mejor.

La guía minimalista de cómo ser más productivo comienza con una teoría simple. Un montón de elementos en su lista de tareas no tienen por qué estar allí. Planificando su día de una manera diferente y centrándose solo en sus objetivos más importantes, puede darse el lujo de dedicar más tiempo a las cosas que realmente valen la pena y hacer un trabajo de más alta calidad.

Para aplicar el minimalismo en el trabajo deberás decidir cuáles son las tareas verdaderamente importantes

Para aplicar el minimalismo en el trabajo deberás decidir cuáles son las tareas verdaderamente importantes

Decide qué es importante

No eres Superman. No tienes que hacer todo.

El minimalismo no funciona de verdad si no tienes un objetivo claro y específico en mente. No puede decidir qué desechar sin saber qué quieres lograr. Tener un estilo de vida minimalista no se trata de tirar cosas. Significa tener todo lo que necesitas para lograr tus objetivos… y nada más.

Para decidir qué tareas son importantes y cuáles se pueden cortar, intente reducir su enfoque en su objetivo general. Establezca una declaración personal de misión que abarque sus objetivos.

En el trabajo, su misión podría ser “aumentar las ventas en un 300% en los próximos 180 días y mantener a todos mis clientes actuales”. En casa, su misión podría ser “llevar una vida menos “tóxica” y reducir el estrés personal”.

Cree su definición de misión y para cada tarea que agregue a su lista, pregúntese si ayuda en su misión. Si no, es hora de dejar esa tarea aparcada, al menos temporalmente.

Comienza aprendiendo a decir ” no ” a tareas y compromisos que no contribuyen a su objetivo ni a cómo ser más productivo. Como en el caso de la vida en general, aprender a decir “no” es una de las habilidades más valiosas del minimalismo.

Define tus tareas

Comience cada día con una planificación. Lo que sea que use para realizar un seguimiento de su lista de tareas pendientes, debe usarse, actualizarse y pensarse cada día santo.

Acostúmbrese al hábito de dedicar unos minutos al día para organizar su lista y priorizar tareas.

Configura tus TOP 3 TMIs (tareas más importantes) para el día y estructura tus elecciones alrededor de ellas. Piense en ellos como en su producto mínimamente viable (MVP). Si no se hace nada más, estas 3 cosas lo mantendrán “vivo”.

No tiene forma de ser más productivo si aparecen distracciones (y siempre aparecen). Por eso, cuando aparecen oportunidades inesperadas, cuando usted se siente muy cansado y ya tentado de echarse una siestecita por la tarde, lo que usted debe hacer es aprovechar para pensar en qué dedicarse a continuación, cuál es su siguiente paso teniendo en cuenta sus tareas más importantes (TMIs).

Acaba con las distracciones

Hay un montón de estudios por ahí demostrando que dedicarse a múltiples tareas en realidad te hace menos productivo. De hecho, la investigación de la American Psychological Association explica que nuestros cerebros no están destinados a la multitarea.

Hay tres tipos diferentes de problemas con la “multitarea”, y todos agotan nuestro tiempo, dinero y poder cerebral. El estilo de vida minimalista alienta a centrarse en la calidad y, desde un punto de vista teórico, es una perspectiva que no coincide con esta idea de multitarea.

Identifique una tarea y bloquee todo lo demás mientras la está completando.

¿Llamadas? Sé más presente con tus amigos, familiares y clientes y deja de mirar Facebook. ¿Escribir un correo electrónico? Escribe bien, Escribe rápido y elige no responder a los 25 textos que aparecieron mientras trabajo en eso. Si realmente está tratando de leer un sitio web o un libro electrónico, cierre las otras 50 pestañas de su navegador. Elija enfocarse en una cosa a la vez y deje de dividir su atención con un montón de otras cosas que en realidad no importan.

¿Revisar Facebook Messenger te ayuda a lograr tu misión personal? ¿Es esto por casualidad una de sus tareas más importantes del día? ¿El mundo (o su negocio) explotará si espera otros 25 minutos para responder? Si la respuesta a cualquiera de estas hipótesis es no, puede cerrar las ventanas del navegador, ignorar las notificaciones, e invertir completamente en la tarea en la que debería estar trabajando.

Aunque no lo creas, en tu oficina hay un montón de elementos que te distraen para conseguir tus objetivos

Aunque no lo creas, en tu oficina hay un montón de elementos que te distraen para conseguir tus objetivos

Lotes y automatización en el minimalismo

Una vez realicé un experimento en el que mantuve (de verdad) una lista bastante detallada de las tareas que pensé que tendría que hacer todos los días, y una de las cosas que realmente hice todos los días, durante 2 semanas completas. Lo que descubrí fue que había un montón de tareas repetidas.

Programaba tweets diariamente. Actualicé información en mi CRM varias veces al día. En el transcurso de 2 semanas debo haber entrado un millón de veces en mi programa financiero.

Pensando en cómo ser más productivo y crear una agenda más eficiente, me tomé el tiempo de descubrir opciones de automatización de tareas, (como conectar mis cuentas bancarias con mi programa financiero, configurar algunos correos electrónicos automáticos para responder a ciertos tipos de correos electrónicos entrantes, y usar una “receta” propia del minimalismo en el trabajo para compartir mis tweets en mis otras redes sociales automáticamente). Así que me tomé el tiempo para hacer grandes lotes de trabajo a la vez.

Hay muchas opciones de automatización desarrolladas para algunas de las tareas más simples y monótonas de su “menú”. IFTTT tiene miles de opciones para ayudar con automatizaciones que van desde información en hojas de cálculo hasta otro tipo de tareas más complejas.

Ensamblar lotes es simplemente el acto de combinar tareas similares y completar todas a la vez. Como, por ejemplo, programar una semana de tweets en un solo golpe.

Averigüe qué tareas de su lista se pueden automatizar y cuáles se pueden combinar en lotes, y planifique su agenda en consecuencia. Solo trata de no entusiasmarte demasiado con la cantidad de tiempo que lograrás ahorrar.

Menos es más

Hay muchas aplicaciones a su disposición. No caiga en la trampa de pasar más tiempo actualizando su lista de tareas en las aplicaciones que realmente usando su tiempo para hacer las cosas. No tiene forma de ser más productivo actuando así. Incluso puede parecer ridículo ahora, pero puede sucederle a cualquiera.

Elija solo un lugar (aplicación, cuaderno de notas…) para servir como la base de sus proyectos y recoger sus tareas allí. Sólo allí.

Ser flexible

Las agendas rígidas y las listas de tareas programadas rara vez funcionan bien para los empresarios. Nuestro juego es lo inesperado, ¿verdad? Una mentalidad minimalista es una excelente manera de ser más productivo y te ayudará a no llenar tu agenda y dejarte con tiempo para tus grandes compromisos.

Establezca un horario flexible y no se sienta culpable por alejarse un poco de lo planeado.

Minimalismo en el trabajo tiene que ver con la calidad por encima de la cantidad. Concéntrese en crear y entregar un trabajo de alta calidad y deje a todos aturdidos por sus impresionantes talentos.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad