Los comportamientos esenciales del líder

Aquí hay algunos consejos sobre cómo actuar para interpretar el papel de líder.

Hacerlo realidad, esta actitud debe ser el punto de partida para hablar de las posiciones y los hábitos de un líder. Después de todo, él siempre trata de lograr los mejores resultados. Para ello, el líder necesita un equipo comprometido, atento y especialmente motivado porque por sí sola no va a resolver todos los problemas y llevar a cabo numerosas tareas de día a día. El liderazgo es lo contrario a oprimir y coaccionar a sus subordinados es conseguir que el equipo sea homogéneo y participativo y alcanzar objetivos comunes. Pero, ¿cómo? La rutina de trabajo a menudo conduce olvidar detalles importantes que pueden influir en el comportamiento de su equipo, ya que el reconocimiento de la labor, la participación profesional y sobre todo el líder. Así que debe revisar y evaluar sus actitudes, buscando una postura que ayuda a su equipo para desarrollar, alinear sus necesidades y valores personales a la empresa, provocando el aumento de la productividad, el objetivo final se logra con éxito.

Hay cuatro comportamientos clave que hacen que sea el líder más efectivo:

1. El conocimiento de su equipo y su empresa, los líderes generalmente no intervengan con la realidad del día a día. Ellos reciben una gran cantidad de información, pero filtrados, presentado por sus subordinados directos con sus propias percepciones, las limitaciones y las agendas o recopilada por otros empleados con sus propias perspectivas. Los líderes no están donde está la acción. Ellos no están involucrados con la empresa, por lo que no conocen su organización integral. Para abordar esta cuestión, el líder debe ser parte del equipo, es decir, no ponerse en el papel de superior, dividir las tareas y ser cómplice de su equipo y viceversa. Además, un buen líder tiene que saber las metas personales de su equipo y alinearlos con los objetivos corporativos.

2. Autoconocimiento “Conócete a ti mismo” la frase atribuida a Tales de Mileto, uno de los llamados Siete Sabios de la antigua Grecia y adoptada por Sócrates como el principio y fin de la sabiduría humana. Este pensamiento se debe aplicar en las grandes corporaciones. Hoy en día, un gran número de líderes con todos los requisitos y elementos para tener éxito, no puede dominar la disciplina de ejecución. Aunque tienen la capacidad, la formación, el talento e incluso una fuerte personalidad, no muestran la fortaleza emocional para lidiar con la realidad de la empresa y la organización o para hacer evaluaciones francas de las personas que lideran. El líder debe ajustarse siempre la realidad de su equipo, siempre teniendo en cuenta el bienestar de los equipos y de la empresa objetivos.

Los comportamientos esenciales del líder

Los comportamientos esenciales del líder

3. Establecer metas por escrito. Tomando nota de varios empresarios, está claro que las metas preestablecidas influyen en la motivación personal. Considerando que las empresas nacen y se desarrollan en términos de personas y no pueden ser más poderosas e influyentes que quien los representa, es lógico afirmar que los objetivos corporativos están vinculados a los objetivos personales de sus líderes. En este caso, el desafío para los líderes es hacer coincidir los objetivos personales con los objetivos corporativos. El establecimiento de prioridades es, con respecto a los objetivos corporativos, el desafío más grande que un ejecutivo debe enfrentar. Un líder que dice: “Tengo diez prioridades” no sabe lo que está hablando, él mismo no sabe cuáles son sus verdaderas prioridades. Para ser eficaz, un líder debe tener unos objetivos y prioridades centradas en el rendimiento global de la organización.

Además de establecer objetivos claros, líderes deben saber cómo implementar comunicar sus prioridades de una manera sencilla y directa.

4. Agrandar habilidades de la gente. Expandir las capacidades de su grupo es fundamentalmente orientar, educar, formar, finalmente, compartir. Un líder sólo logra este estado cuando se adquiere el conocimiento y la experiencia en el camino. Una de las partes más importantes de su trabajo es pasar a la siguiente generación de líderes.

Liderazgo: El comportamiento de un buen líder

Liderazgo es el arte de dirigir personas, atraer seguidores e influir de forma positiva en las mentalidades y los comportamientos. El liderazgo puede surgir de forma natural, cuando una persona se destaca en el papel de líder, sin poseer necesariamente un cargo de liderazgo. Así, este caso, corresponde un tipo de liderazgo informal.

Cuando un líder es elegido por una organización y pasa a asumir un cargo de autoridad, ejerce un liderazgo formal. Un buen líder es una persona que dirige o aglutina a un grupo, pudiendo estar inserta en el contexto de la industria, el ejército, etc. Hay varios tipos de líder, que cambian en función de las características del grupo.

El líder tiene la función de unir los elementos del grupo, para que, juntos, puedan alcanzar los objetivos comunes. El liderazgo está relacionado con la motivación, porque un líder eficaz sabe cómo estimular al equipo para que cada integrante dé lo mejor de sí.

Nuevos enfoques sobre el tema sostienen que el liderazgo es un comportamiento que puede ser practicado y perfeccionado. Las habilidades de un líder implican carisma, paciencia, respeto, disciplina y, sobre todo, la capacidad de influir en sus colaboradores.

Las cualidades de un buen líder

Una de las grandes dudas que se ciernen sobre las cabezas de los administradores y empresarios en los días de hoy es: ¿cómo ser un buen líder? ¿Cómo administrar un grupo de personas sin que ellas se sientan molestas con la presión? Liderar y motivar a las personas sin presión es algo difícil de hacer, pero es posible dosificar la mano para no cometer errores en exceso.

A continuación te presentamos una lista de las principales cualidades de un buen líder:

Honestidad

Un líder necesita ser admirado, para ser seguido. Para ello, su conducta ética tiene que ser ejemplar. Normalmente, los líderes siguen y pasan a los subordinados los valores y creencias de la empresa. Lo ideal es animar a sus empleados a crear el hábito de la honestidad, lo que influirá en el entorno de trabajo y en los resultados.

Capacidad de delegar

Delegar funciones es esencial para crear un equipo organizado y eficiente. Además de mostrar confianza en los empleados. El camino para delegar es identificar los puntos fuertes de cada integrante del equipo y sacar provecho de estas particularidades.

Capacidad para establecer metas

En pequeñas y grandes empresas, siempre hay muchas cosas que hacer y metas a alcanzar. Para no perderse entre tantas actividades, el líder debe crear una pequeña lista de lo que realmente es prioridad. Sólo así será posible llegar a donde se quiere.

Además, los líderes deben comunicar los objetivos de forma sencilla y directa a los empleados. La claridad facilita el alcance del resultado esperado, ya que simplifica la búsqueda de soluciones eficientes.

Comunicación

Ser capaz de describir de forma clara lo que quieres es extremadamente importante para el buen funcionamiento de un equipo. Entrenar a los nuevos miembros y crear un ambiente de trabajo más productivo depende de una comunicación saludable también.

Sentido del humor

El ambiente de trabajo influye — y mucho — en la productividad. Tener un jefe de mal humor puede interferir en este aspecto. No llevar los problemas y preocupaciones tan en serio puede ayudar a romper el tenso clima del día a día.

Confianza

Cualquier empresa se enfrentará a malos tiempos, pero le corresponde al líder mostrar confianza en el negocio y pasar tranquilidad a los trabajadores. Gran parte del trabajo del líder es apagar incendios y mantener la moral del equipo, así como el nivel de confianza en el negocio.

Compromiso

Si esperas que tu equipo trabaje duro y con calidad, debes de ser el primero en dar el ejemplo. No hay motivación más grande que ver al jefe comprometido. Demostrar tu compromiso con la empresa hará que te ganes el respeto de los colaboradores.

Actitud positiva

Como ya se ha dicho, el ejemplo es fundamental para que los empleados sigan el líder. Por lo tanto, ser optimista y tener actitudes positivas convertirá el espacio y el tiempo de trabajo en algo más ligero y más productivo.

Creatividad

Como líder, es importante aprender a tomar decisiones rápidas y afrontar con improvisaciones. Abusar de la creatividad puede ayudar. No todo va a ejecutarse según lo planeado, y es ahí que tu intuición entra en escena. En general, basarse en las experiencias pasadas puede ayudar a tomar una buena decisión.

Cuestión de prioridades

Mejorar su desarrollo personal puede ayudarle a convertirse en un mejor líder. Para construir una carrera, usted debe permanecer abierto a los cambios y estar dispuesto a crecer.

Realizar una evaluación periódica de sus propias habilidades también contribuye para saber si sus competencias están en el nivel adecuado, o si tienen que ser mejoradas.

Un buen líder tiene que tener una conducta distinta, que pueda ser reflejada por los demás empleados. Además, ser capaz de liderar significa tener conciencia de que mejorar constantemente es fundamental.

Liderazgo en la empresa

Liderazgo en la empresa

Tipos de liderazgo

Los tres estilos clásicos de liderazgo, que definen la relación entre el líder y sus seguidores, son: Autocrático, Democrática y Liberal o Laissez-faire).

Liderazgo autocrático: Es un tipo de liderazgo autoritario, en el cual el líder impone sus ideas y decisiones del grupo. El líder no se escucha la opinión del grupo.

Liderazgo democrático: El líder estimula la participación del grupo y orienta las tareas. Es un tipo de liderazgo participativo, en el que las decisiones son adoptadas tras el debate y en conjunto.

Liderazgo liberal: Hay libertad y total confianza en el grupo. Las decisiones son delegadas y la participación del líder es limitada.
Liderazgo en las organizaciones

En una organización, el liderazgo es un tema de fundamental importancia ya que está relacionada al éxito o al fracaso, al alcanzar o no los objetivos establecidos. Principalmente en el contexto empresarial o de una organización, es importante saber hacer la distinción entre líder y jefe.

Un jefe tiene autoridad para mandar y exigir obediencia de los integrantes del grupo, porque, muchas veces, se considera superior a ellos. Un buen líder señala la dirección hacia el éxito, ejerciendo disciplina, paciencia, compromiso, respeto y humildad.

Dirigir es una de las principales funciones administrativas que definen la actuación de un líder en relación a su equipo. Dentro de los procesos administrativos, la única función que es personal, esto es, que tiene como foco el recurso humano, es la dirección.

Según la teoría neoclásica de la administración, este papel consiste en dirigir esfuerzos hacia un propósito común, lo que implica la comunicación, el liderazgo, la motivación, la orientación, etc. Hay, por lo tanto, tres niveles de dirección en una organización. Estos son:

  • la dirección de la empresa, o de grandes áreas de la empresa;
  • gestión de departamentos o unidades;
  • supervisión de grupos de personas o tareas.

A partir de esto, se encuentran en las empresas de los diferentes estilos de dirección, tanto en un nivel estratégico o institucional como en un nivel táctico u operativo.

Las principales características deseables en la dirección de líderes han sido destacadas a lo largo del texto, sin embargo, también hay formas de liderar que no se consideran adecuadas y que no producen efectos positivos para la organización como un todo.

Teoría X

Según la visión de la famosa Teoría X de Douglas McGregor, teórico de la administración, el hombre es un ser que tiene aversión al trabajo y que lo hace sólo por obligación, no habiendo ningún tipo de satisfacción asociada a la práctica.

Luego, el liderazgo más adecuada para lidiar con este individuo se carga de autoritarismo y una supervisión rígida, entre otras características que se destacan a continuación.

Apoyándose en ese aspecto, el liderazgo, muchas veces, es construida de manera equivocada, con exceso de control y poco conocimiento acerca del equipo que lidera.

Conoce las características del liderazgo basado en la Teoría X y que debe ser evitado por los líderes que quieren tener un rendimiento óptimo con sus equipos.

Autoritarismo

El autoritarismo es una marca de este estilo de liderazgo, siendo una de las características más deseados por los empleados.

Un líder autoritario subestima la inteligencia de sus dirigidos, pasa por encima de sus opiniones y toma decisiones basado, únicamente, en el que cree que es correcto. Hay ausencia total de comunicación en este tipo de relación.

Presión

Hay muchas maneras de motivar a los colaboradores, sin embargo, por mucho tiempo se creyó que la mejor de ellas era la presión.

Por un lado, es posible, sí, entiendo que hay un tipo de presión positiva, aquella que anima a las personas a hacer más y con mayor eficiencia. Sin embargo, el tipo de presión que los líderes ejercen en sus equipos puede ser, muchas veces, perjudicial para la productividad e, incluso, para la salud física y psicológica de las personas.

Es preciso tener cuidado con lo que se entiende por motivar, incentivar y estimular, evitando presionar el equipo excesivamente.

Centralización

La tercera característica indeseable que un líder malo puede tener es la centralización de los procesos, tareas y decisiones en torno de sí.

Los conceptos de centralización y descentralización tienen relación directa con el poder. Descentralizar no es simplemente delegar tareas. Consiste en distribuir el poder entre los miembros del equipo, dando mayor libertad de decisión a sus integrantes.

De esta forma, la centralización es el mismo que no proporciona ningún tipo de autonomía a sus dirigidos, disminuyendo el grado de motivación y la productividad en general.

Todas estas características forman un entorno organizacional tenso, produciendo insatisfacción en cadena, la desmotivación por el trabajo en sí y las enfermedades ocupacionales.

Este tipo de comportamiento refleja una postura de un jefe. Para conocer más sobre el tema y convertirse en un buen líder, lee este artículo sobre la diferencia entre líder y jefe y conozca a otros comportamientos que deben ser evitados!

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad