Gastos – Definición, 3 tipos de gastos empresariales

Los gastos proceden de recursos financieros (es el dinero que sale, que se gasta) y no de las entradas (el dinero que entra en caja).

Definición de gastos

Los gastos son recursos financieros salientes (como hemos dicho antes es el dinero que sale, dinero que se gasta), en contraposición a las aportaciones de capital (dinero que entra). Sin embargo, estos son gastos que no tienen ningún impacto en los beneficios o pérdidas de la empresa.

El concepto de gastos se asocia a menudo a la contabilidad. El gasto es dinero que sale de la caja de una empresa u organización, mientras que los ingresos son dinero que entra.

Los gastos incluyen los costos y las inversiones (capital de inversión). Los honorarios representan el proceso de escritura que aumenta las pérdidas o reduce los beneficios.

Tener gastos significa gastar dinero, que puede provenir del flujo de caja o de un banco (un préstamo o cualquier otro tipo de producto). El pago de un servicio (por ejemplo, la conexión a internet en la empresa) y el alquiler de un espacio comercial son algunos ejemplos de las cargas habituales que forman parte de los gastos de la empresa.

Para las inversiones y los costes, también hay que gastar dinero. Sin embargo, es dinero que se gasta con la esperanza de ver que dé frutos en el futuro (traer beneficios).

Por ejemplo, cuando un contratista compra una materia prima, tiene costos porque el dinero sale de la caja registradora. Sin embargo, una vez procesado, se convierte en un producto acabado que puede ser rentable a través de la venta.

La lógica de los negocios dicta que para que una empresa sea rentable, los beneficios deben ser mayores que los gastos.

El flujo de caja es un estado contable que permite controlar el movimiento de efectivo. Es una manera de supervisar cuando el dinero sale de la empresa y cuando entra, que es útil para la planificación empresarial. Una empresa debe controlar sus gastos para poder cumplir con sus obligaciones operacionales.

Definición de gastos de empresa
Definición de gastos de empresa

Clasificación de los gastos de la empresa

Los gastos de una empresa son todos los costos en los que se incurre mientras mantiene su negocio abierto. Muy probablemente, estos gastos son una combinación de pagos que a usted seguramente le suenen, tales como el teléfono y servicios públicos como la luz y el agua, y los gastos propios de la actividad empresarial.

Por ejemplo, una empresa de investigación científica puede tener gastos por herramientas y suministros con nombres exóticos como colorímetro fotoeléctrico.

La forma en que una empresa clasifica un gasto depende de la categoría en la que el gasto cae. Utilizando principios contables generalmente aceptados, los gastos de las empresas pueden clasificarse en tres categorías generales.

Comprar producto

Cualquier gasto relacionado con la fabricación de un artículo para la venta a los clientes son costes del producto. Un ejemplo común es el costo de los bienes vendidos, que refleja todos los costos en que incurre la empresa al hacer los artículos vendidos en el período actual.

Para una tienda minorista, el coste de las mercancías vendidas es lo que paga por comprar las mercancías que vende a sus clientes.

Periódicos y recurrentes

Estos gastos, aunque son necesarios para mantener las puertas de la empresa abiertas, no se relacionan con ningún artículo específico que la empresa venda. Ejemplos de gastos periódicos son el alquiler de locales, facturas de teléfono, y los salarios de las personas que trabajan en la empresa.

Sistémicos

Esta categoría incluye los pagos que una empresa asigna lógicamente a los períodos financieros en función de cuándo recibe el beneficio. Un buen ejemplo es la depreciación. Cuando una empresa compra un activo a largo plazo como un ordenador o una máquina, el coste del activo se divide a lo largo de su vida útil, que puede ser años después de la compra.

Muchas empresas deprecian el mobiliario, los accesorios y los equipos de las tiendas.

Revisando las cuentas de la empresa

Ejemplos de gastos de empresa

Cuando en la empresa se utiliza un buen software de contabilidad, normalmente hay cuna cuenta separada ya establecida para los desembolsos más comunes. A continuación se presentan algunos ejemplos de gastos de empresa:

Tasas, cuotas y suscripciones. Las cantidades que usted paga a su gestoría o las comisiones al banco; las adhesiones a organizaciones profesionales (cologios oficiales); y las suscripciones a las publicaciones de la industria son todos deducibles.

Publicidad, marketing y promoción. Cualquier anuncio onlinea o en papel, empresa o producto asimilado, y cualquier regalo con la información de la empresa se puede deducir como gasto. Usted puede incluir el precio de entrega, y posiblemente los impuestos que paga en su publicidad y costes de promoción.

Trabajo. Este es el mayor coste para cualquier emprendedor con empleados. Consulte con su gestoría o con el área de contabilidad la mejor manera de minimizar los impuestos personales y comerciales relacionados con las nóminas.

Usted probablemente puede deducir la cantidad bruta de lo que usted paga al empleado más la parte del empleador de todos los impuestos de nómina. Y, usted puede incluir cualquier cosa que usted paga a los trabajadores temporales o trabajadores autónomos.

Beneficios, formación laboral o capacitación. ¿Ofrece seguro médico? ¿Da seguro dental a sus trabajadores? ¿Ticket restaurante? ¿Envía a sus empleados a conocer nuevos programas o procesos? ¿Van a comer fuera en misión comercial? ¿Están aprendiendo un nuevo lenguaje de programación que aplicarán en el día a día? Todos pueden ser gastos empresariales deducibles para usted y/o sus empleados.

Seguros. Si alquilas un local, tendrás el seguro de alquiler. Si eres dueño, tendrás seguro de propiedad. Si usted está en una sociedad, es posible que tenga seguro de vida o discapacidad para continuar con el negocio en caso de que un socio quede incapacitado o muera. Generalmente estos son gastos deducibles.

Equipos y suministros de oficina. ¿Sabía que tiene la opción de deducir el coste total de esa nueva computadora o fotocopiadora en el año que la compró, o de deducir la depreciación en varios años?

Alquiler, servicios públicos y teléfonos. El alquiler y todos los servicios con su lugar de trabajo será probablemente deducible. Preparae su contrato de alquiler; también puede deducir impuestos sobre bienes raíces, gravámenes especiales y más gastos.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad