Funciones del departamento de orientación educativa

Desde el concepto de orientación (integrada en el proceso de enseñanza-aprendizaje, pretende una educación integral y personalizada, que desarrolla todas las dimensiones del individuo ajustándose a sus peculiaridades, atiende el carácter personalizado de la educación desde la perspectiva individualizadora e integradora, y que todo profesor es también orientador por la profunda unidad entre educación y orientación) y desde los retos que plantea el desarrollo de la Educación Secundaria Obligatoria, cuyos principios que la caracterizan son: comprensividad-diversidad-propedeútica-terminal, aparece la necesidad de un órgano especializado que sirva de apoyo al profesorado y a los órganos de coordinación docente en la compleja tarea que éstos deben llevar a cabo: el Departamento de Orientación.

El Departamento de Orientación trabajará desde dentro del instituto, colaborando a que éste dé respuesta a la complejidad de los retos que le son propios. Sus actuaciones tendrán un carácter horizontal. Su tarea se desarrollará y afectará a todos los órganos del instituto y a todos los profesores.

Es un órgano que actuará tanto en la enseñanza comprensiva (E.S.O.) como en el bachillerato, módulos profesionales y programas de Garantía Social. Su objetivo último será generar autonomía entre el profesorado para que pueda concretar y mejorar su práctica educativa.

El Departamento de Orientación participará en la planificación y desarrollo de las actuaciones que se organicen instituto de Educación Secundaria para atender a la diversidad de los alumnos que responda a sus capacidades de aprendizaje, intereses y motivaciones.

En esta perspectiva el Departamento de Orientación deberá centrar su trabajo en los procesos de concreción del currículo. Según el M.E.C. (1992) podemos conceptualizar el Departamento de Orientación del siguiente modo: “El Departamento de Orientación es el espacio institucional desde donde se articulan las funciones de orientación y la tutoría, así como también las de una oferta curricular adaptada y diversificada. Dichas funciones se han de incardinar dentro de la organización general y del Proyecto Curricular para darle una operatividad y una funcionalidad propiamente educativas”.

Según el R.D. 83/1996, de 26 de enero, y la Resolución de 29 de abril de 1996, de la Dirección General de Centros Escolares, sobre organización de los departamentos de orientación en los IES, la composición del D.O. es:

a. El profesor de la especialidad de Psicología y Pedagogía, o que ostente la titularidad de una plaza de esta especialidad, al amparo del R.D. 1701/91 de 29 de Noviembre, por el que se establecen especialidades del Cuerpo de profesores de enseñanza secundaria.
b. Los profesores de apoyo a los distintos ámbitos:
Profesor de apoyo al ámbito lingüístico y social.
Profesor de apoyo al ámbito científico y tecnológico.
Profesor técnico de apoyo al área práctica.
c. Maestros de las especialidades de Pedagogía Terapeútica y de Audición y Lenguaje y profesorado de apoyo del programa de compensación de desigualdades. Este profesorado estará en el D.O., si en el instituto están los programas de integración o de compensación de desigualdades por escolarizar alumnos con necesidades educativas especiales o alumnos procedentes de sectores desfavorecidos o marginales.
d. Profesorado de Formación y Orientación Laboral (si se imparte formación profesional).
e. Profesorado técnico de Formación Profesional de Servicios a la Comunidad Si existe programa de compensación de desigualdades)

En la mayoría de las comunidades autónomas, el profesorado de Formación y orientación laboral ya no forma parte del Departamento de Orientación al tener la especialidad departamento propio. No obstante el profesorado de FOL sigue colaborando con el Departamento de Orientación en materia de orientación profesional.

Orientación profesional y FOL

Orientación profesional y FOL

Las mismas normas recogen las funciones del Departamento de Orientación, son:

a. Formular propuestas al equipo directivo y al claustro relativas a la elaboración o modificación del proyecto educativo del instituto y la programación general anual.
b. Elaborar, de acuerdo con las directrices establecidas por la comisión de coordinación pedagógica y en la colaboración con los tutores, las propuestas de organización de la orientación educativa, psicopedagógica, profesional y del plan de acción tutorial, y elevarlas a la comisión de coordinación pedagógica par asu discusión y posterior inclusión en los proyectos curriculares de etapa.
c. Contribuir al desarrollo de la orientación educativa, psicopedagógica y profesional de los alumnos, especialmente en lo que concierne a los cambios de ciclo o etapa, y a la elección entre las distintas opciones académicas, formativas y profesionales.
d. Contribuir al desarrollo del plan de orientación académica y profesional y del plan de acción tutorial y elevar al consejo escolar una memoria sobre su funcionamiento al final del curso.
e. Elaborar la propuesta de criterios y procedimientos previstos para realizar las adaptaciones curriculares apropiadas para los alumnos con necesidades educativas especiales, y elevarla a la comisión de coordinación pedagógica, para su discusión y posterior inclusión en los proyectos curriculares de etapa.
f. Colaborar con los profesores del instituto, bajo la dirección del jefe de estudios, en la prevención y detección temprana de problemas de aprendizaje, y en la programación y aplicación de adaptaciones curriculares dirigidas a los alumnos que lo precisen, entre ellos los alumnos con necesidades educativas especiales y los que sigan programas de diversificación.
g. Realizar la evaluación psicológica y pedagógica previa prevista en el artículo 13 del Real Decreto 1007/1991, de 14 de junio, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la enseñanza secundaria obligatoria.
h. Asumir la docencia de los grupos de alumnos que le sean encomendados, de acuerdo con las normas que se dicten al efecto y con lo previso en los artículo 13 y 14 del Real Decreto 1007/1991, de 14 de junio y los artículos 5 y 6 del Real Decreto 1701/1991, de 29 de noviembre.
i. Participar en la elaboración del consejo orientador que, sobre el futuro académico y profesional del alumno, ha de formularse según lo establecido en el artículo 15.2 del Real Decreto 1007/1991, de 14 de junio al término de la educación secundaria obligatoria.
j. Formular propuestas a la comisión de coordinación pedagógica sobre los aspectos psicopedagógicos del proyecto curricular.
k. Promover la investigación educativa y proponer actividades de perfeccionamiento de sus miembros.
l. Organizar y realizar actividades complementarias de colaboración con el departamento correspondiente.
m. En los institutos donde se imparta formación profesional especifica, coordinar la orientación laboral y profesional con aquellas otras Administraciones o instituciones competentes en la materia.
n. En los institutos que tengan una residencia adscrita, colaborar con los profesionales que tengan a su cargo la atención educativa de los alumnos internos.
o. Elaborar el plan de actividades del departamento y, a final de curso, una memoria en la que se evalúe el desarrollo del mismo.

INTERVENCIÓN DESDE EL DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN.

La intervención psicopedagógica desde el Departamento está al servicio de la educación, de una educación personalizada e integral, de forma más concreta puede decirse que está al servicio del currículo. La orientación e intervención psicopedagógica es un elemento intrínseco de la educación; y del modelo de intervención expresados en el currículo. Puesto que el currículo tiene diferentes niveles de concreción, esos diferentes niveles, desde los expresados en los Reales Decretos hasta los de Proyectos y Programaciones curriculares, han de hallarse reflejados en el modelo de intervención.

Puesto que entre los objetivos y contenidos educativos figuran no sólo los de naturaleza conceptual, sino también los de actitudes, sentimientos, comportamientos,…, evidentemente la intervención psicopedagógica y la orientación han de atender no sólo al desarrollo cognoscitivo, sino también al desarrollo emocional, moral y, en definitiva, personal de los alumnos. Pero este desarrollo personal completo de los alumnos es un objetivo educativo general y no específico del modelo de intervención psicopedagógica y no atribuible en exclusiva al Departamento de Orientación.

La intervención del Departamento de Orientación ha de estar centrada en el currículo, en una noción de aprendizaje como construcción y del papel del profesor como mediador de las experiencias educativas que el centro ofrece.

El Departamento no tiene funciones de administración de tests o de selección de los mejores alumnos para orientarlos hacia las carreras más brillantes. Su tarea orientadora estará al servicio de la educación, no de la selección de alumnos. Por otro lado, aunque desde el Departamento de Orientación puedan y deban atenderse determinados problemas de comportamiento o de adaptación social de los alumnos, principalmente aquellos que inciden de modo negativo en el aprendizaje o en la convivencia, no por ello se convierte el Departamento en un gabinete de psicología diaria que se ocupe de toda clase de problemas psicológicos o psicosociales de los alumnos. El enfoque de su intervención, también cuando atiende a aspectos no estrictamente curriculares, es un planteamiento educativo.

Las necesidades concretas a las que tendrá que atender el Departamento de Orientación serán distintas de unos centros a otros, y cambiantes de un momento a otro. Eso hace difícil el imponer o proponer un determinado modelo de intervención. Si es preciso que los profesores de dicho Departamento se hagan sensibles a los cambios en las demandas y necesidades que han de atender. Han de tomar conciencia de estar trabajando con la franja más móvil de las necesidades educativas y de que han de estar preparados para atenderlas con estrategias móviles, flexibles, continuamente revisadas. Esta necesidad de revisión aparecerá incluso en las programaciones para alumnos adaptados y diversificados. Mientras algunas de estas programaciones pueden caber dentro de la programación ya hecho y dispuesta para aplicar a muchos sujetos, otras programaciones (seguramente las de todos y cada uno de los alumnos con necesidades educativas específicas) habrán de ser hechas una a una, atendiendo a las particularidades individuales de cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad