Estrés en el trabajo, sus características y componentes

El estrés es la respuesta o manera de actuar de las personas ante cualquier situación que le genere algún tipo de presión, en el área laboral los objetivos planteados a corto plazo suelen ser el inicio de una serie de situaciones que pueden traducirse en estrés y perjudicar el desarrollo de las actividades y la convivencia con los demás compañeros. En todos los ámbitos de la vida, se generan tensiones y cuando alguien pretende eliminarlas por completo, es muy probable que lo único que consiga es estresarse aún más, por lo que como seres humanos racionales lo inteligente y positivo es saber controlar las tensiones para canalizarlas luego de manera positiva.

Tipos de estrés en el trabajo:

  1. Eusetres o estrés positivo: se presenta cuando las personas aun cuando están trabajando sometidos a altos niveles de excelencia logran canalizar toda la energía en las metas y objetivos laborales lo que favorecen las capacidades y destrezas y la obtención de experiencias significativas

  2. Distres o estrés negativo: se evidencia cuando las demandas exigidas en cualquier ámbito agotan la resistencia física y mental de la persona, lo que trae como consecuencia una gran cantidad de complicaciones en el trabajo y en la vida diaria.

Las señales de alarma del estrés en el trabajo

Las señales de alarma del estrés en el trabajo

Los agentes estresantes o estresores

Los agentes estresores son todas aquellas situaciones que generan esa sensación de incapacidad en la persona a la hora de realizar cualquier tarea o actividad. Los estresores suelen ser aquellas personas que generan estrés debido a las exigencias que hacen o a la manera de ejercer presión en un equipo de trabajo. Las personas que sufren episodios de estrés siempre tienen la posibilidad de reaccionar de dos maneras:

  • Manifestando una respuesta adecuada ante cualquier situación

  • Respuesta negativa, en muchos casos exagerada debido a la irritabilidad que produce es estrés.

Fases del estrés laboral

Cuando las personas empiezan a padecer de estrés tienen la posibilidad de diagnosticar en qué etapa de este se encuentran, logrando en algunos casos la superación del problema, estas etapas se describen de la siguiente manera:

  • Fase de alarma: es el inicio de la alerta que indica la presencia de un agente estresor.

  • Fase de resistencia: se manifiesta cuando el estrés supera la resistencia de la persona.

  • Fase de agotamiento: es la etapa más difícil que el estrés puede llegar a producir ya que las personas pueden desarrollar cuadros graves de agotamiento fatiga e irritabilidad.

Tipos de estrés laboral

En área laboral puede presentarse el estrés episódico, que se manifiesta espontáneamente un ejemplo claro de este, se presenta cuando una persona es despedida de su trabajo, por otra parte es estrés crónico se da cuando una persona es sometida a situaciones difíciles por causa de un agente estresor y su respuesta es negativa y conflictiva lo que limita la resolución del problema.

5 consejos para evitar el estrés en el trabajo

El estrés es la forma física y emocional cómo el cuerpo reacciona a la presión, y puede causar síntomas mentales y físicos. Es muy común encontrar personas estresadas por el exceso de trabajo o por determinadas funciones del cargo. Dependiendo del tipo de trabajo, muchas veces la presión es grande: metas para cumplir, actividades acumuladas resultados para mostrar, retrasos, y mucho más. La lista de los creadores de estrés es infinita y cada profesional se identifica con algún problema. Vamos a intentar darte una serie de consejos para evitar el estrés en el trabajo.

Como dijimos al principio del artículo, el estrés puede causar daños mentales y físicos, y con ello, el profesional estresado puede hacer el clima más pesado en el equipo, ser menos productivo, y lo peor, desestimular y acabar desestimulando al resto del equipo. Como podemos ver, el estrés es cosa seria, por lo que vamos a ver hoy algunos consejos para evitarlo.

Sé optimista para evitar el estrés en el trabajo

Además de mejorar tu estado de ánimo y “contagiar” a tus compañeros de trabajo con palabras positivas, el acto de pensar en positivo hace que tu cerebro se dirija a asuntos que no traen ningún estrés a nuestra mente. ¿Crees que tu trabajo es bueno, tus compañeros de trabajo son excelentes y que siempre serás capaz de trabajar de la mejor manera posible? Haz la prueba: transmite positividad y verás como el trabajo y el ambiente van a mejorar.

Acepta lo inevitable

Todo tendrá que ser resuelto de alguna manera, incluso lo que no tiene solución, o que piensa que no tiene. No siempre se va a resolver todo, y esto puede causar algo de estrés. Cuando te das cuenta de que la situación está en un punto en el que no puedes hacer nada para resolver el problema, lo mejor es aceptar y reconocer tus límites.

Lugar de trabajo con oficinista estresada

Lugar de trabajo con oficinista estresada

Desconéctate para evitar el estrés en el trabajo

Smartphones y, la tecnología, en general, han traído muchos beneficios que pueden ayudar en el día a día del trabajo. Sin embargo, algunos problemas también vinieron con toda la modernidad: la posibilidad de estar siempre conectado al trabajo. ¿Puede ser bueno? Sí, pero todo tiene su límite. Es necesario saber separar el horario de trabajo de tu vida personal. Es importante tener un tiempo para ti, para poder tener la energía suficiente para mantenernos saludables, tanto mental como físicamente.

Da lo mejor de ti y trabaja con entusiasmo

Nada mejor que trabajar feliz, con entusiasmo y ganas de seguir en dirección a tus metas profesionales. Dentro de tus capacidades, pregúntate siempre si estás haciendo tu mejor esfuerzo. Como hablamos anteriormente, sé optimista y busca atraer los buenos pensamientos. Sé amable y responde de forma educada. Las críticas siempre van a aparecer, y por más que causen alguna molestia, pueden ayudar a mejorar algo que, tal vez, usted no estás viendo. Lleva las cosas en calma y siempre ve el lado bueno de todo. Así, cuando el estrés aparece, estarás más preparado para lidiar con él.

Respira hondo para evitar el estrés en el trabajo

Ok, el estrés apareció. ¿Qué hacer? ¡Respira hondo! Puede parecer un consejo simple, pero es muy eficaz. Vaya a un lugar más tranquilo, cierre la puerta, quédate sólo y respire profundamente, muy despacio. Esto ayudará a hacer que el nerviosismo se vaya poco a poco. Así habrá más posibilidades de interrumpir los pensamientos estresantes.

Mas informacion sobre este tema

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad