Equilibrio laboral: reto a la perfección

Habitamos en un mundo de crecimientos exponenciales que requiere cada vez de más seres humanos trabajando en él. Por lo que, irónicamente, requerimos de la vida de otros para optimizar la nuestra. No es reciente, esta temática existe desde hace mucho tiempo, pero, ahora somos más los involucrados.

Piensa por un momento en si dedicarle tanto tiempo a un trabajo te brindará bienestar a largo plazo. Actualmente, esto afecta a muchas familias y los índices de disfuncionalidad aumentan en países en vías de desarrollo. Claro, la productividad es importante, pero, también lo es la gratificación y la libertad en la que puedas optimizar tu rendimiento.

En muchos países, está comprobado estadísticamente que los trabajadores que tienen más tiempo para dedicarse a sus vidas personales, realizan con mayor rendimiento sus labores. A continuación, están una serie de consejos para que pongas al mismo nivel el equilibrio laboral con las demás áreas de tu vida.

Abraza al “No”

Organizarnos mentalmente es parte esencial del camino para hallar el equilibrio laboral. Esto, requiere de voluntad para decirte no, en aquello que te consume más tiempo del que deberías dedicarle. Incluso, desconéctate de los medios que te conecten al trabajo como el celular y la computadora.

abraza el no

abraza el no

Considérate

En cuanto a trabajo, establece un orden y horario para cada asignación. En casos que superen tu disposición, delega la tarea a otra persona, no eres la roca que golpea a la ola. Además, establece tus lapsos de entrega ante un cliente o jefe, es importante que digas esto con claridad, la comunicación de tu parte es primordial.

Cuando retrocedes ante el estrés, la premura y la impuntualidad, tu mente tendrá más tiempo para relajarse. Al ver todo desde afuera, puedes detectar lo que es perfeccionable. Importante, no dejes que los sentimientos ni pensamientos de culpa y fracaso te arropen.

Dejar las responsabilidades del trabajo para después, es más saludable de lo que crees. Analógicamente, el sueño es necesario para reponer células y eliminar la tensión en los músculos. Igualmente, al darle un alto al trabajo y al mismo tiempo, inviertes en tu productividad.

Considérate

Considérate

Ocupa tu tiempo en otras cosas

Como no todo gira alrededor de tu vida laboral, debes prestar atención hacia dónde quieres dirigir tu tiempo. Entonces, prioriza las áreas de tu vida que requieran atención urgente: familia, salud, amigos… Y planifica actividades que te permitan estimularlas.

Simplemente, hazlo y disfrútalo, al poder gozar de momentos especiales en tu vida, le estás viendo el queso a la tostada de la vida. Por lo tanto, despeja tu mente, ejercita tu cuerpo y ríete junto a tus seres queridos, quizás puedas ampliar tu círculo social.

equilibro laboral

equilibro laboral

En resumen, ¿para qué desgastarse tanto en el camino cuando puedes disfrutarlo? La clave del equilibrio laboral es querer y poder soltar la preocupación. Nunca, caigas en los excesos, pues las consecuencias a tu rendimiento serían fatales, tanto sino trabajas o si trabajas demasiado.

Tranquilízate y disfruta del panorama que tienes ahora, tener una mente clara es campo fértil para cultivar ideas de éxito. ¿Hay aspectos en tu vida que debes cambiar? ¿Qué esperas? Tu vida es solo tuya y es tu deber experimentarla en plenitud sin necesidad de quedar corto a fin de mes.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Trabajo y Personal utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies