Emprendedor – Definición, cualidades y características

Emprendedor es una persona que toma la iniciativa de emprender, de tener un negocio propio. Tiene que saber identificar las oportunidades y convertirlas en un negocio lucrativo.

Al contrario que el empresario o el hombre de negocios, el emprendedor no tiene como objetivo alcanzar los mayores beneficios, sino más bien mantener su actividad.

Definición de emprendedor

Un emprendedor es la persona que está detrás de los comienzos de una actividad económica. Dicho de otra manera, un emprendedor es el «dueño o jefe» de una empresa que tiene las habilidades y la motivación para crear una actividad económica, empezar en un sector de actividad, crear empleo, etc.

Son varios los elementos caracterizan a un empresario: una fuerte implicación en su proyecto, una importante inversión material y/o moral y una personalidad marcada por el liderazgo natural.

El emprendedor se caracteriza porque crea una actividad económica. Es una persona física que asume el riesgo de reunir capital y personas, y que aspira a lograr una serie de objetivos económicos. La empresa así creada será la entidad jurídica a la que se asignarán estos objetivos.

El empresario es la persona que destruye el orden económico existente gracias a la introducción en el mercado de nuevos productos o servicios, a la creación de nuevas formas de gestión o a la explotación de nuevos recursos materiales y tecnologías.

Schumpeter
La base de cualquier emprendimiento es una idea de negocio
La base de cualquier emprendimiento es una idea de negocio

Tipos de emprendedores según sus cualidades

¿Cuáles son los principales tipos o perfiles de emprendedores y creadores de startups ? ¿Qué clase de emprendedor es usted? ¿Qué cualidades deben desarrollarse cuando se crea un negocio y cuándo comienza una fase de expansión?

Todos los emprendedores son diferentes. Sin embargo, es posible clasificarlos en categorías amplias según su comportamiento y sus cualidades principales.

El perfil del emprendedor también cambia con el tiempo: primero como «emprendedor», se convierte en desarrollador y luego en gerente. Cada paso requiere habilidades y cualidades específicas. Es raro que una persona combine todas estas cualidades desde el principio.

Veamos cada uno de estos perfiles emprendedores con más detalle.

El de la iniciativa emprendedora

Tipos de cualidades involucradas: autoconfianza, creatividad, intuición, innovación. Son personas que tienen una gran capacidad para identificar problemas y buscar soluciones.

El primer tipo de emprendedor se corresponde con el perfil más común de creador de startups: es alguien que crea, innova, rompe códigos y propone ideas nuevas, incluso disruptivas. Es un perfil algo imprudente pero el riesgo es relativamente limitado al principio, así que todo es posible.

Este primer tipo de emprendedor creado de la nada, es apasionado y no parece tener límites. Trabaja duro y está orgulloso de lograr resultados rápidos. Sus motivaciones profundas pueden variar (deseo de independencia, voluntad de probar cosas a otros o a uno mismo, búsqueda de bienestar material, valores personales…) pero su comportamiento es siempre el mismo: dinámico. Son esas personas que van hacia adelante con todo.

Este tipo de personalidad es muy interesante porque es la fuerza gestora del proyecto empresarial, una energía que tendrá que mantenerse y cultivarse durante toda la vida de la empresa.

Sin embargo, tenga cuidado con las contrapartes negativas de este perfil emprendedor, que puede llevar al aislamiento, al olvido del ambiente que tiene alrededor o incluso a la falta de lucidez.

El desarrollador

Tipos de cualidades: lucidez, anticipación, visión, equilibrio, lógica, auto-conocimiento.

Un estratega tranquilo, el emprendedor adquiere un perfil financiero aquí y piensa como un inversor a corto, medio y especialmente largo plazo.

El desarrollador entiende que la vida de la empresa que va a crear es más como una maratón que como una carrera de velocidad. Está al tanto de la situación financiera de la empresa, la necesidad de financiación y los beneficios financieros previsibles. Él quita toda emoción de sus decisiones y pacientemente cultiva el crecimiento mes tras mes. El desarrollador sabe cómo ahorrar dinero y a la vez controlar las cosas.

Al final del día, el desarrollador pone en orden su negocio y sus ideas.

El gerente

Tipos de cualidades: capacidades de organización, habilidades para las relaciones interpersonales, capacidad para delegar, generar confianza, capacidad para motivar y dirigir.

El crecimiento de la empresa implica el establecimiento de procesos y sistemas para que la organización pueda funcionar autónomamente sin que el «líder» esté necesariamente presente.

Aquí, el líder-gerente establece procedimientos que le permitirán dar un paso atrás y centrarse en lo que realmente importa. El gerente se retira gradualmente del día a día de su proyecto empresarial y confía en otras personas para ejecutar la máquina.

Al gerente ya no se le confunde con la empresa ; el gerente ya no está involucrado en todas las acciones. Aprende a delegar y a confiar, es decir, simplemente es el administrador. Externaliza la mayoría de sus tareas diarias, con las que a veces puede ser difícil vivir.

El guía

Tipos de cualidades involucradas: gestión de alto nivel, visión, visión, liderazgo, capacidad para llegar a acuerdos y asumir riesgos.

En tato que directivo de una empresa compleja, el emprendedor es a veces el visionario que guía a sus equipos. Su función es conducir, controlar y decidir.

El liderazgo no es una cualidad natural, sino algo que se adquiere y, en cualquier caso, es esencial para construir un éxito duradero y en evolución.

El camino del emprendedor
El camino del emprendedor

¿Cómo combinar los cuatro tipos de emprendedores?

Cada día, el emprendedor debe tratar de combinar los cuatro perfiles descritos anteriormente.

Cada mañana, el emprendedor consulta sus cuentas y repasa sus planes futuros, como un buen desarrollador inversor. A continuación, debe dar órdenes a su equipo, a los subcontratistas y a los asociados para dirigir sus acciones y responder a sus preguntas. Más tarde en el día, el dirigente necesita mejorar los procesos para hacer que los sistemas y procesos sean cada vez más eficientes.

Finalmente, si tiene tiempo, podrá interesarse por nuevos proyectos creativos e innovadores.

La próxima vez que te encuentres con un reto, una oportunidad o un obstáculo, piensa en el tipo de emprendedor que necesitas ser. Esta es la clave para un desarrollo rápido y equilibrado de su empresa.

¿Qué es un emprendedor social?

Un emprendedor social es una persona que persigue aplicaciones novedosas para resolver problemas de la comunidad. Estas personas están dispuestas a asumir el riesgo y el esfuerzo para crear cambios positivos en la sociedad a través de sus iniciativas.

Entre los ejemplos de emprendimiento social cabe citar las instituciones que dan microcréditos, los programas educativos, la prestación de servicios bancarios en zonas desatendidas…

Sus esfuerzos están relacionados con la noción de atender las necesidades insatisfechas dentro de las comunidades a las que se les ha negado o no se les ha concedido acceso a los servicios o productos básicos disponibles en las comunidades más desarrolladas.

Un emprendedor social también podría tratar de corregir los desequilibrios en esa disponibilidad, las causas profundas de esos problemas sociales o el estigma social asociado a ser residente de esas comunidades.

El objetivo principal de un emprendedor social no es conseguir beneficios, sino más bien implementar mejoras generalizadas en la sociedad. Sin embargo, un emprendedor social debe ser hábil con las finanzas para tener éxito en su proyecto.

¿Qué es un emprendedor digital?

Un emprendedor digital es una persona cuyo negocio funciona de forma digital, sobre todo en internet, y que tiene la mayor parte de sus procesos realizados en ese espacio. Una empresa digital tiene la tecnología y la innovación como pilares fundamentales para el negocio y pueden ser de varios tipos.

Al igual que en las empresas offline, cuando se trata de emprendimiento digital, el objetivo de la mayoría de las personas es obtener beneficios y trabajar con condiciones de trabajo más flexibles y sencillas. A diferencia de los negocios offline, el emprendedor digital suele necesitar una inversión inicial menor y no requiere una estructura física compleja para su funcionamiento.

Un negocio digital puede ser un e-commerce, un portal de cursos, un servicio en línea, un blog con contenidos…

Haciendo crecer un emprendimiento
Haciendo crecer un emprendimiento

Intraemprendedor

El intraemprendedor es el que está en constante observación en su lugar de trabajo y nunca está satisfecho porque siempre cree que es posible encontrar una mejor manera de hacer las cosas. A través de su trabajo se producen mejoras, los costes disminuyen y la calidad mejora. El reto consiste en aumentar el número de trabajadores con este tipo de preocupación.

Podemos decir que este trabajador que siempre está buscando alternativas de mejora es en realidad un emprendedor.

Si a una empresa le gusta llevar los negocios con mano de hierro, difícilmente alcanzará ese objetivo, porque si los colaboradores se sienten presionados y/o inhibidos por esta cultura inflexible, todos los esfuerzos se echan a perder.

El espíritu empresarial dentro de una empresa permite que surjan varias innovaciones de productos o servicios que puedan mantener su competitividad en el mercado. Esta cultura debe estar arraigada en los corazones de la alta dirección, así como en los de los trabajadores, ya que sólo es posible cultivar una cultura intraempresarial cuando todos tienen sus objetivos personales y profesionales alineados con la estrategia del negocio.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad