Economía real

Podemos definir los bienes económicos como el conjunto de medios escasos –materiales e inmateriales– y con posibilidad de usos alternativos, de los que se vale la actividad económica para satisfacer las necesidades del hombre. Esta definición engloba tanto los bienes económicos propiamente dichos (casa, coche, lavadora, frigorífico, etc.) como los servicios (educación, transporte, etc.). Hoy hablamos de la economía real.

Los bienes económicos se pueden clasificar atendiendo a diferentes aspectos:
Bienes duraderos y perecederos en la economía real.
Un bien económico es un bien de uso duradero si su utilidad se mantiene con el paso del tiempo y, por lo tanto, puede ser utilizado repetidas veces (por ejemplo, un vestido). Por el contrario, un bien económico es un bien de consumo o perecedero si tiene una única utilización y se ve reducida su calidad con el paso del tiempo (los alimentos frescos, por ejemplo).
Bienes directos e indirectos:
Bienes directos son aquellos que satisfacen las necesidades de forma inmediata y bienes indirectos los que necesitan de una previa transformación y se destinan a la obtención de otros bienes de orden superior (el trigo, bien indirecto, se destina a la fabricación de pan, que es un bien directo).

Un bien será de primer orden si satisface directamente las necesidades; de segundo orden será aquel que requiera un tratamiento o transformación antes de su destino al uso o consumo; será de tercer orden aquel bien que precise de dos transformaciones, etc. Así, podríamos seguir sucesivamente hasta alcanzar el último orden de la escala ocupado por los bienes originarios en los que no ha tenido lugar ninguna transformación: la naturaleza o tierra y el trabajo.

La producción será la actividad encargada de dar paso a los bienes de un orden inferior al inmediato superior, hasta convertirlos en bienes directos y, por lo tanto, aptos para el aprovechamiento humano.
Bienes complementarios y sustitutivos:
Un bien será de primer orden si satisface directamente las unión con otro u otros bienes para alcanzar un determinado fin (aguja e hilo, sal y alimentos), y sustitutivo cuando puede utilizarse en lugar de otro (tomar un autobús en lugar de un taxi).

Economía real

Unidades económicas en la economía real

En economía real operan una serie de unidades o agentes que, con sus decisiones, se convierten en los sujetos de la actividad económica de una comunidad más o menos amplia (municipio, provincia, país, etc.).

Familias o unidades de consumo en la economía real

Las familias son aquellos agentes económicos que pretenden obtener bienes y servicios para dar satisfacción a sus necesidades, es decir, desarrollan una actividad que a partir de ahora denominaremos consumo.

Estas unidades de consumo, integradas por individuos, familias o agrupaciones particulares de todo tipo, prestan al mismo tiempo sus servicios a las empresas o al Estado, es decir, les entregan su trabajo, a cambio del cual reciben una contraprestación en unidades monetarias (salario o jornal) que destinan a la obtención de bienes económicos.

Las familias constituyen la economía real privada de consumo

Empresas o unidades de producción en la economía real

La empresa, agente económico protagonista del proceso productivo, reúne y coordina los recursos (dinero, materias primas .), equipo de producción (maquinaria e instalaciones) y trabajadores de que dispone con el fin de obtener los bienes económicos que el resto de la sociedad demanda.

Las unidades de producción realizarán su actividad atendiendo al principio del máximo beneficio o ganancia. Se trata de unidades lucrativas. Las empresas forman la llamada economía real privada de producción.

Estado o unidades públicas en la economía real
Hemos contemplado el sector privado de la economía real, ahora nos vamos a referir al Estado o sector público.
Este agente económico posee una doble faceta:
– Se comporta como una empresa más.
– Desarrolla una actividad socioeconómica, sin afán de lucro, facilitando los bienes y servicios no atendidos por la iniciativa empresarial privada y que, sin embargo, la sociedad solicita (parques, carreteras, medios de transporte, infraestructura urbana…). Estos gastos de carácter público los soporta el Estado con unos ingresos obtenidos, en su mayoría, sobre las unidades privadas (empresas y familias o economías domésticas), en forma coactiva y legal (impuestos).

bienes económicos

Magnitudes económicas

Magnitud
Una magnitud es una variable medible y de la cual se vale la economía para analizar los procesos de crecimiento real y monetario de la sociedad. Este análisis se incluye dentro de la macroeconomía, por ello es más exacto hablar de macromagnitudes o magnitudes agregadas.

Existen variables reales (un producto determinado) y variables monetarias o nominales: las variables reales, multiplicadas por sus respectivos precios del mercado, se convierten en variables monetarias.

También es necesario distinguir entre variables fondo o stock, que no necesitan del tiempo para su definición, y variables flujo o corriente, que sí precisan del mismo para su definición.

Producto nacional
Definimos el producto nacional (PN) como la variable-flujo que representa el valor total de la corriente de bienes y servicios, finales y no finales, generados en una economía real por unidad de tiempo (un año, un semestre, etc.).

El producto nacional lo integran tanto los bienes y servicios terminados como los no terminados, lo cual significa que para su cálculo se tiene en cuenta solamente el valor añadido a un bien en cada etapa del proceso de producción y así se evita el error de la doble contabilización.

Por valor añadido se entiende la diferencia entre el valor de lo producido por una empresa (un determinado bien) y el valor de lo adquirido (un bien de orden inferior) a otra empresa. Por ejemplo, el valor añadido por un panadero en el proceso de producción es la diferencia existente entre el valor del pan que fabrica y el valor de la harina, necesaria para la obtención del pan, que adquiere al fabricante de la misma.

El producto nacional viene a ser, por tanto, la suma de los distintos valores añadidos en la producción. Este producto nacional, que incluye la producción realizada por los ciudadanos del país, dentro del propio país o en el extranjero, se diferencia del producto interior (PI) en que éste sólo tiene en cuenta la producción efectuada dentro de las fronteras del país.

El producto nacional puede ser bruto o global (PNB), o neto (PNN) que es el producto nacional bruto menos la depreciación (D) que sufre el equipo productivo debido a su uso en el proceso de producción.

Esta depreciación está originada también por la obsolescencia o desfase que experimenta ese equipo tras la aparición de técnicas productivas más modernas. La depreciación se llama también amortización (conjunto de medios que se destinan a evitarla).
PNB – D = PN

Tanto el PNB como el PIB suelen utilizarse como indicadores del crecimiento económico que experimentan las sociedades. La valoración del producto nacional puede efectuarse a precios de mercado, es decir, multiplicando las cantidades producidas por sus precios de venta en e! mercado, o al coste de los factores, es decir, considerando el coste de fabricar las cantidades producidas.

Renta nacional en la economía real

Antes de analizar esta variable-flujo, es preciso tener presente el llamado proceso de producción. Dicho proceso está integrado por los llamados factores productivos o inputs que actúan de manera coordinada en la obtención del producto, también llamado output, y por lo cual reciben una remuneración específica.

Los factores productivos son:
Trabajo. Conjunto de trabajadores o mano de obra.
Tierra. Conjunto de recursos de la naturaleza.
Capital. Puede ser fijo (equipo productivo, maquinaria, instalaciones…) o en existencias (existencias de materias primas, productos no acabados o semielaborados y acabados, pero no vendidos).
Empresario. Agente económico organizador del proceso de producción.

A la vista de lo anterior definimos la renta nacional (RN) como la suma de los sueldos y salarios del trabajo, alquileres y rentas de la tierra, intereses del capital y beneficios empresariales, generados en favor de los propietarios de los factores productivos y obtenidos en un período concreto de tiempo, por ejemplo un año.

Podemos comprobar cómo el valor de la producción de bienes y servicios (PN) tras su venta se reparte en forma de salarios, alquileres, beneficios y rentas (RN) entre los individuos de la sociedad.
La renta nacional puede servirnos de indicador del bienestar existente en una sociedad.

Llamaremos renta personal (RP) a la suma de las rentas percibidas por los individuos. Esta renta no es disponible totalmente, por lo que surge el concepto de renta disponible (RD) o la diferencia resultante de la renta personal y los impuestos que tiene que soportar cada persona.

Finalmente, habrá que diferenciar la llamada renta per cápita de un país o valor obtenido tras dividir la renta nacional por el número de habitantes:
RN / Nº. de habitantes = Renta per cápita
Gasto nacional: consumo, ahorro e inversión

La renta de las unidades económicas, es decir, sus ingresos, se destinan a satisfacer sus necesidades (consumo) o bien la conservan (ahorro). Definamos los conceptos de consumo y ahorro.
Consumo (C). Conjunto de gastos de un período destinados a satisfacer las necesidades existentes en la economía.
Ahorro (S). Parte de la renta que conservan las unidades económicas y no
destinan al consumo inmediato.

El ahorro es además fuente de inversión, por ello esta renta no consumida se pretende canalizar, en el seno de la economía, hacia la inversión junto con aquella parte del producto nacional que no ha sido consumido por las unidades económicas y permanece en las empresas. Así pues, ¿a qué se llama inversión?

Inversión (I). Es aquella parte del flujo de la producción nacional que se destina, por un lado, a recuperar el desgaste físico de los bienes de capital como consecuencia de su utilización en el proceso de producción (Inversión de Reposición: IR) y, por otro, a incrementar el capital productivo en el tiempo
(Inversión Neta: IN).

Inversión total = IR + IN

Suponemos que todo el ahorro que se crea en la economía real se conduce hacia la inversión, no existiendo dinero o recursos ociosos, de tal forma que: S = I. Podemos definir el gasto nacional en una economía, durante un período de tiempo concreto, como la suma del gasto en consumo y del qasto en inversión:
GN = C + I
Como el producto nacional se consume o se ahorra, tendremos que:
PN = C + I
Luego:
PN = GN
El ahorro debe ser materializado en la inversión, ya que esta última moderniza e incrementa la capacidad productiva de las empresas y facilita, de este modo, un mayor producto y renta nacionales.

Flujo circular de la renta en la economía real

Este flujo representa la corriente de renta y producto que tiene lugar entre los agentes económicos en el seno de una sociedad.

Los agentes económicos para desarrollar sus actividades necesitan de dos instituciones imprescindibles de toda economía moderna:
Mercado. Lugar donde se realizan los intercambios de la economía real (es decir, todo el conjunto de operaciones de intercambio que pueden realizarse en un espacio físico concreto o en el seno de la economía en general). Se puede hablar de mercado de una determinada mercancía o de mercado de la economía real en su conjunto.
Dinero. Medio para realizar y facilitar los intercambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad