Desigualdades entre hombres y mujeres en el trabajo

A pesar de los avances en materia de derechos sociales e individuales que ha impulsado la sociedad moderna quedan aun reductos de desigualdad y abusos en algunos escenarios. A casi un siglo del inicio en Europa del Movimiento Feminista y la lucha por el reconocimiento de la igualdad existente entre “ellos y nosotras” en algunos lugares parece que todo sigue igual.

Puede que ante la ley, en varios pero desgraciadamente no todos los países, tanto hombres como mujeres tengamos exactamente los mismos derechos y deberes en el trabajo. Pero a la hora de la verdad se mantienen algunas preferencias, dificultades y prejuicios machistas. Uno de los escenarios sociales donde se suelen presentar episodios de desigualdad es en el laboral. Cada vez es más frecuente que los cargos de alta gerencia sean ocupados por hombres o mujeres sin que el género afecte, pero la incidencia de prejuicio permanece.

Algunos de los tipos de desigualdad que puede presentarse a causa del género en el ambiente de trabajo son:

  • A estas alturas del siglo XXI hay ocupaciones que se encuentran marcadamente “dirigidas” a un público masculino o femenino. Estadísticamente, por ejemplo, las actividades económicas relacionadas con el aseo doméstico, la enfermería y otros son mayoritariamente ocupados por mujeres.
  • Otro indicador de desigualdad se presenta en el sector de jóvenes profesionales, en donde estadísticamente la contratación de hombres es superior a la de mujeres. A pesar de poseer el mismo nivel en calidad de preparación. Además de todo esto los reportes de la OIT arrojan que a partir de las crisis económicas y financieras que comenzaron en 2007 los casos de despido de personal femenino, en todos los niveles de la industria, han sido mayores que los despidos de hombres. Por otro lado, las estadísticas demuestran que, por lo menos en la Unión Europea, los hombres suelen ganar un 16% más que una mujer que posea exactamente las mismas capacidades y preparación, y que ocupe un cargo similar.
Desigualdad de género en el trabajo

Desigualdad de género en el trabajo

Todos estos problemas que la sociedad moderna no ha terminado de solucionar son una bomba de presión que amenaza con explotar en cualquier momento. Pues otra de las inconsistencias discursivas de la “igualdad de género” es que por un lado se abren las posibilidades de desarrollo del pensamiento crítico y la formación profesional para hombres y mujeres, pero cuando ellas comienzan a buscar oportunidades en el mercado laboral nada ha cambiado.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad