DEFAULT FINANCIERO: Definición, 3 consecuencias de la quiebra

Hace algunos años, allá por el 2011, la zona euro parecí resignada a aceptar el default financiero de Grecia, una solución que hasta entonces parecía un tabú.

También era un salto hacia lo desconocido que corría el riesgo de poner en bancarrota a los bancos griegos, e incluso europeos, con consecuencias adversas para una economía ya agotada.

¿Qué es un default financiero?

Un país que no puede pagar sus deudas e incumple uno o más vencimientos. ¿Default financiero es sinónimo de bancarrota?, sí al menos parcialmente.

Los líderes europeos acabaron por desarrollar un plan de rescate para Grecia que, paradójicamente, corría el riesgo de hacer impagos. Por ejemplo, no pagar los salarios a los funcionarios o las pensiones a los ancionos.

Default financiero de un país
Default financiero de un país. Imagen de Steve Buissinne en Pixabay

Riesgo de default financiero: inherente al endeudamiento

El riesgo de default es el riesgo de que una empresa, individuo o estado ya no pueda pagar el interés contractual o el capital inicial de sus obligaciones de deuda.

Riesgo de default y endeudamiento

El riesgo de default es inherente a los préstamos, ya sean préstamos bancarios o instrumentos de deuda (bonos, bonos del Tesoro, certificados de depósito, etc.), pero más generalmente en cualquier tipo de contrato financiero del que surja una deuda en un momento dado.

Calificación de la deuda y default financiero

El riesgo de default se expresa en la calificación crediticia del emisor de la deuda: cuanto mayor sea la calificación (AAA máximo), menor será el riesgo de incumplimiento y menor será el tipo de interés del bono. Y viceversa.

Riesgo de default financiero y bonos del estado

Los Estados periféricos europeos han visto deteriorarse su calificación desde el comienzo de la crisis de la deuda soberana (2010) y aumentan los tipos de interés a los que pueden pedir prestado.

¿Cómo puede un país terminar declarando la quiebra financiera?

Un país se encuentra en “default financiero” cuando no puede pagar préstamos o “bonos”. Los acreedores afectados pueden ser instituciones internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el caso de Venezuela, que ha cortado lazos con el FMI desde 2007, se trata de préstamos obtenidos en los mercados financieros de inversores privados. Los principales acreedores del país son China y Rusia, pero también hay prestamistas estadounidenses, atraídos por los altos rendimientos de los bonos del país, mal calificados por las agencias de calificación.

Un “default financiero” parcial no es tan raro: desde 1999, la agencia de calificación S&P Global Ratings ha identificado 26 incumplimientos similares en todo el mundo, y algunos países los han enfrentado varias veces.

¿Qué institución informa del default financiero?

Para un individuo o empresa, es un tribunal especializado el que lo declara en quiebra. Este no es el caso de los estados, para los cuales hay varias posibilidades: el propio gobierno puede declararse en bancarrota, al anunciar que a partir de ahora, dejará de pagar sus deudas.

El anuncio también puede provenir de una agencia de calificación como Moody’s, Fitch o S&P, que luego decide clasificar el país como un incumplimiento parcial o total. También puede ser un acreedor privado, que revela públicamente que Venezuela ha dejado de pagarlo.

Última opción, un anuncio oficial de la agencia estadounidense ISDA, una especie de organismo de control mundial de las deudas soberanas.

¿Cuáles son las consecuencias financieras y legales de un default financiero?

La primera consecuencia es separar al país del mercado financiero internacional, en el que ya no puede pedir dinero prestado. En el caso de Caracas, Washington ya prohíbe cualquier nueva transacción de deuda venezolana en el mercado estadounidense.

Los acreedores tienen entonces, en teoría, derecho a incautar los activos del país ubicados en el extranjero: a Venezuela, incluida la compañía petrolera Citgo, con sede en los Estados Unidos, donde tiene operaciones de refinación y características de estaciones de servicio.

A nivel judicial, el país que incumpla está sujeto a sanciones internacionales, incluidas las represalias comerciales por parte de los países en que residen los acreedores. También tiene una reputación como un “mal pagador”, lo que complicará su financiación en los próximos años. El FMI puede posiblemente lanzar un plan de rescate, pero esta opción está excluida por el momento para Caracas.

¿Cómo se lleva a cabo una reestructuración financiera?

Reestructurar una deuda significa reprogramar los reembolsos y, en la mayoría de los casos, reducir o cancelar las deudas. Por lo tanto, la reestructuración de una deuda significa que el país está en “incumplimiento”, pero que, sin embargo, espera llegar a un acuerdo con sus acreedores.

El acuerdo también puede atraer fondos “buitres” que deseen aprovechar la posición débil del estado para obtener altas tasas o iniciar procedimientos legales, como fue el caso con el incumplimiento de Argentina en 2001: estas complicaciones habían alargado considerablemente las negociaciones. Para apoyar el proceso, existen varios grupos informales, como el Club de París o el Club de Londres.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad