Di esto cuando te pregunten: ¿cuál es tu peor defecto?

¿No sabes cómo hablar acerca de tus debilidades en una entrevista de trabajo? Lee estos consejos para contar siempre con una buena respuesta a la pregunta: ¿Cuál es tu peor defecto?

Adicto al trabajo. Perfeccionista. Dedicado demasiado al trabajo. Estas son algunas de las respuestas más escuchadas en las entrevistas de trabajo cuando se pregunta: “¿Cuál es tu principal defecto?”. Y es que por temor a revelar sus verdaderas fallas y ser rechazado en la selección, el candidato hace elogios disfrazados a sí mismo. ¿Quién no querría contratar a una persona cuyo único problema es gustar demasiado de trabajar?

No funciona. “Si el evaluador es mínimamente experimentado, se dará cuenta de que el candidato no está siendo sincero y quiere ocultar algo”, afirma Guillermo Malfi, gerente de contratación de la consultoría Talenses.

Al hacer la clásica pregunta, el reclutador tiene tres objetivos en mente.

El primero es simple y directo: conocer los puntos que el profesional, según su criterio, todavía tiene que desarrollar. Esto es esencial para saber si está preparado para asumir inmediatamente la vacante, o si será necesario entrenar en algún aspecto técnico o de comportamiento después de contratarlo.

La segunda intención, un poco más sutil, es investigar el grado de autoconocimiento del candidato. “Su respuesta revela mucho acerca de su grado de madurez y la inteligencia emocional”, dice Malfi. “Quien tiene conciencia de las propias carencias es muy valorado por el mercado, porque la conciencia de lo que no sabes es el primer paso para el aprendizaje”.

El tercer objetivo es evaluar su apertura a las críticas, dice Isis Borge, gerente de la consultoría de reclutamiento Robert Half. Según ella, la respuesta del candidato demostrará si es lo suficientemente humilde como para reconocer sus propias debilidades y se abre a los posibles comentarios negativos — una capacidad que será fundamental en el día a día en caso de que sea contratado.

Naturalmente, no hay una respuesta correcta o incorrecta para este cuestionamiento: la única regla es la de decir la verdad.

Cómo responder a la pregunta: ¿Cuál es tu peor defecto?

¿Sinceridad o sincericídio?

A nadie le gusta exponer sus defectos. Por lo tanto, para hablar tranquilamente sobre tus defectos con el reclutador, es preciso entender la entrevista de trabajo como un momento excepcional, único, atípico, totalmente diferente de cualquier otra situación social.

“Saca el peso asignado culturalmente a esta pregunta y trata de verla de otra forma, como una herramienta usada por otra persona para conocer de forma más profunda”, afirma Borge. “Deja las máscaras y se tan honesto con el reclutador cuanto serías contigo mismo”.

Te pregunta por cual es tu peor defecto

Te pregunta por cual es tu peor defecto

La clave para dejar de ver la sinceridad como algo peligroso, en un proceso selectivo, es comprender que ninguna empresa seria y madura tiene la pretensión de contratar a un profesional idóneo. Es aceptable y hasta esperado que tengas problemas y dificultades. Con un detalle: es altamente deseable que sepas muy bien cuáles son.

“En el pasado, era inadmisible decir en una entrevista que eres una persona desorganizada; esto, por ejemplo, era sinónimo de descalificación”, afirma Malfi. “Hoy en día, las empresas están mucho más abiertas a la sinceridad, prefieren jugar a un juego más transparente con los profesionales antes de contratarlos, para evitar sorpresas desagradables después”.

Ser honesto no es un riesgo, sino una necesidad — tanto para tener un buen resultado en la entrevista como para ser feliz en el trabajo que finalmente vas a conseguir. Después de todo, si los defectos son considerados inaceptables por la empresa, esto significa que tú y el empleador no coinciden y no trabajarán de la mejor manera juntos.

A partir de ese razonamiento, Borge y Malfi dan 3 consejos básicos para prepararse para la pregunta más temida de la entrevista de trabajo: ¿Cuál es tu peor defecto?

1. Piensa acerca del tema con antelación

No necesariamente se te enfrentará con el cuestionamiento sobre tus defectos, pero es bueno estar preparado por si sucede. La sugerencia de Malfi es dedicar un tiempo antes de la entrevista para pensar profundamente acerca de tus debilidades, tanto técnicas como de comportamiento.

¿Cómo están tus habilidades de escritura? ¿Tienes dificultad con los números? ¿Tu inglés anda oxidado? ¿Tienes facilidad para relacionarte con personas que piensan diferente a ti? ¿Puedes administrar tu tiempo o vives corriendo detrás del reloj? Preguntas de este tipo pueden guiar tu reflexión y producir buenas conclusiones. “Con esta preparación, te trasladarás a la entrevista con una respuesta clara, sustentada y sincera en la punta de la lengua”, dice el gerente de la Talenses.

2. Pide retroalimentación

Incluso las personas con un alto grado de inteligencia emocional, no están en condiciones de conocer todo acerca de sí mismas. Por eso, antes de la entrevista de trabajo, es importante preguntar a los profesionales que conviven contigo ¿cuáles son los principales problemas que perciben en tus habilidades y comportamiento de forma general?

De acuerdo con Borge, es interesante escuchar el feedback de los jefes, pares y subordinados. Cuanto más diversos sean los perfiles de estas personas, mejor. Si todavía no tienes mucha experiencia profesional, también vale preguntar a familiares y amigos. Lo importante es tener una visión externa sobre quién eres.

3. Estudia el perfil de la empresa y los requisitos de la vacante

Bien y mal pueden ser conceptos muy relativos. La competitividad, por ejemplo, es de una gran calidad para empresas que valoran el trabajo individual y la disputa agresiva por resultados. Por otro lado, puede ser un serio defecto bajo el punto de vista de un empresario con modelo de trabajo colaborativo y opuesto al “estrellismo” de uno u otro empleado.

En su preparación, orienta Borge, busca investigar a fondo cual es la cultura de la empresa y las características del cargo que buscas ocupar. Sólo así vas a saber lo que el reclutador realmente quiere decir con la palabra “defecto”.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad