Consejos ante una entrevista de trabajo

En algunas ocasiones cuando se presenta una oportunidad de trabajo, se puede generar muchas expectativas, tantas que después se puede llegar a la duda si se podrán cumplir todas; a partir de allí se pueden generar diversas sensaciones que el sujeto experimenta antes de la entrevista y durante el proceso de la misma.

Unos de los consejos más básicos, es la apariencia, que debe ir de acuerdo al contexto y lamentablemente en ocasiones no se cumple. De todas maneras, se debe dejar claro que hay empresas que no les exigen a los empleados una forma de vestir, sin embargo no estaría demás tener un cierto cuidado en la manera de vestir, ya que la primera apariencia es lo que cuenta, es decir que cuando se vaya a una entrevista de trabajo es imperante causar un buena primera impresión.

Lamentablemente, esta sociedad juzga con lo primero que ve. Por lo tanto se recomienda tener una presentación con un aspecto arreglado, pulcro, aseado y adaptado al contexto; por ejemplo cuando se quiere comprar un producto, lo primero en que se puede fijar el comprador es el aspecto del vendedor, ya que a como este vestido puede que genere confianza o desconfianza, desde entonces a partir de ello dependerá de que se haga la venta o no. Y en este caso, en la entrevista de trabajo el vacante es el vendedor y la empresa es el comprador.

Es importante conocer el currículo que se vaya a entregar a la empresa, ya que a cualquier pregunta que sea formulada, se pueda responder sin ningún problema. Por lo tanto se recomienda repasar punto por punto para no pasar nada por alto, además ofrece el beneficio de extender la información con datos interesantes que requiera y le parezcan atractivos al entrevistador.

Preguntas para preparar una entrevista de trabajo

Preguntas para preparar una entrevista de trabajo

Se debe transmitir una buena comunicación para obtener un buen entendimiento por parte del entrevistador; pues se está hablando del mundo laboral, donde se está vendiendo una idea, con el fin de convencer al entrevistador que se está dispuesto para el puesto que esta concursando. Eso incluye el poder saber expresarse, con un tono de voz adecuado, con una buena fluidez, transmitir seguridad de lo que está diciendo con mucho consentimiento y con el lenguaje correcto para la ocasión con palabras técnicas.

También hay que ser preciso, tratar de no extenderse en cada pregunta que se vaya formulando en el proceso de entrevista. Claro, tampoco se va a dejar de responder de forma abierta, pero cuando se requiera una respuesta concreta, se debe hacer de forma respetuosa.

Hay otra variable que se debe controlar, y esos son los gestos, que le llamamos lenguaje corporal. Las personas en la mayoría de las ocasiones realizan gestos o posturas de forma inconsciente, pero en una entrevista se debe tomar en cuenta el control de ellas, ya que el entrevistador no solo estará pendiente de lo que digas sino también lo que quieras decir con tu cuerpo.

Suele ser normal sentir nervios ante una entrevista, pues es uno de los mecanismos de defensa ante estar en una situación nueva, pero hay que saber controlarlos ya que ellos pueden percibir lo que estas sintiendo y las empresas suelen buscar también una determinada personalidad que vaya en conjunto con el cargo que se esté optando.

Como última recomendación es que por más que se deba tener un comportamiento adecuado al contexto, no se debe perder la esencia del mismo, tampoco olvidar quien eres, ya que solo la experiencia, los conocimientos y el interés son los que puedan a impulsar a obtener el puesto. Al igual que si se contesta como una maquina o robot, sin emoción, será muy difícil integrarse al grupo o trabajo, por ello puede presentarse la posibilidad que compren otro robot.

Consejos para una entrevista de trabajo exitosa

Es normal que cuando acudamos a nuestra entrevista de trabajo o a una entrevista donde de verdad deseemos el puesto que se nos ofrece, nos pongamos nerviosos. Si quieres estar lo mejor preparado para este momento tan crucial de la selección de personal y quieres prevenir cualquier tipo de percance que se pueda presentar durante la entrevista, empieza a tomar nota de los siguientes consejos.

5 Consejos para una entrevista de trabajo exitosa

1. Busca todo sobre tu lugar de trabajo. Con esto me refiero a que trates de investigar todo lo que puedas sobre la empresa, compañía o lugar en el que vayas a trabajar, así como el puesto para el que estás aspirando. Demuéstrale al entrevistador que te encuentras interesado en las actividades que se realizan en esa área de trabajo. Investiga sobre las principales funciones y atribuciones de la empresa, objetivos, visiones, etc., con esta investigación también podrás ir moldeando una idea sobre lo que más te gusta de la compañía, detalles que puedes mencionarle al entrevistador.

2. Asiste presentable. Las primeras impresiones son muy importantes, sobre todo si se trata de un proceso de selección de personal. De acuerdo al lugar de trabajo trata de vestirte lo más adecuado posible, es decir, si trabajas en una oficina asiste a la entrevista bastante presentable y de acuerdo a la misma, afeitado (si eres hombre), con ropa limpia, sin mucho escotes (si eres mujer), etc. Si el lugar donde trabajarás es más informal trata de ir más casual y con una buena presencia, de modo que el entrevistador se lleve una impresión positiva de tu aspecto físico, la forma de vestir y las condiciones de nuestra vestimenta dicen muchísimo en una entrevista.

3. Lleva copia de tu currículum, bolígrafo y libreta. Es importante que lleves una carpeta donde tengas copias de tu currículum vitae, cartas de presentación, etc., en caso de que los necesites. Si te encuentras esperando para la entrevista puedes repasar las habilidades, conocimientos y experiencias que tengas de modo que no se te olviden a causa de los nervios. Igualmente, lleva un bolígrafo y libreta por si el entrevistador te señala datos importantes o para anotar información relevante a alguna pregunta que haya realizado al mismo.

5 consejos básicos para una entrevista de trabajo

5 consejos básicos para una entrevista de trabajo

4. Responder y hacer preguntas. Trata de pensar antes de responder en una entrevista y de que tus respuestas sean lo más cortas y concisas posibles. El entrevistador puede estar evaluando nuestra capacidad explicativa así como la coherencia y la sustancia de la respuesta que demos, no temas en tomarte unos segundos para contestar puesto que eso significa que eres una persona que analiza y que piensa las acciones que va a tomar, cosa que es positiva para la empresa. No interrumpas en ningún momento al entrevistador y no temas en hacer preguntas, no parecerás un tonto ni nada por el estilo, más bien das la impresión que te interesa saber más cosas de la empresa.

5. Por último, se siempre cordial en la entrevista, da las gracias y solicita el email al entrevistador o número, para que posteriormente puedas enviar un correo o mensaje donde agradezcas el tiempo o la oportunidad que se te dio para asistir a la entrevista. Esto se convertirá en un punto a favor y la determinación que transmitas con esta acción definitivamente será tomada en cuenta por la empresa o compañía.

Consejos para una buena entrevista de trabajo

Es raro recibir una oferta de empleo después de la primera entrevista de trabajo. Lo más común es que el candidato sea sometido a dos o tres entrevistas de trabajo con profesionales de diferentes niveles de jerarquía en la empresa, hasta recibir la propuesta de trabajo. En las multinacionales, este proceso puede ser aún más largo. En empresas pequeñas, en las que el poder de decisión está en manos del jefe, puede ser más rápido. Esto siempre va a variar. Por lo tanto, vamos a leer sobre consejos para una buena entrevista de trabajo.

Tenemos que prepararnos. La Entrevista es como un trabajo: o se hace bien o se está fuera. Antes de cualquier entrevista, usted debe estar provisto de un poco de información acerca de la empresa, tomar ciertos cuidados, y así sucesivamente. Vamos.

Acerca de la empresa – Consejos para una buena entrevista de trabajo

Área de actuación (telecomunicaciones, energía, juguetes, venta al por mayor y al por menor, etc)?, ¿Cuáles son sus productos (juguetes, teléfonos celulares, diversificados, etc)?, ¿Como está posicionada la empresa está en el mercado en el que actúa?, ¿Donde se encuentran las sucursales, si las hay?, ¿Cuántos empleados tiene?, ¿Como se ha desarrollado el negocio (la historia de la empresa)? Quiénes son sus principales competidores?

Toda información que puedan ofrecerte va a favorecer en el momento de la decisión, pues, de demostrar lo mucho que está integrado e interesado en la vacante. Organizar la información sobre la empresa se llama “hacer la tarea”. Quién hace los deberes en casa, es más apreciado por el profesor, ¿entiendes?

Algunos consejos para una buena entrevista de trabajo

Algunos consejos para una buena entrevista de trabajo

Antes de la entrevista – Consejos para una buena entrevista de trabajo

Cuidado con la ropa, accesorios, cabello, etc. Como en entradas anteriores, dé importancia a la apariencia y el comportamiento. Entrena en frente del espejo el que va a hablar. Trate de medir el tiempo de una breve presentación de ti mismo, como en el ejemplo:

“Buenos días (tardes/noches) a todos, me llamo Juan, tengo 23 años. Soy soltero, no tengo hijos, vivo con mis padres. Hago el último curso de grado de informática en la universidad X y estoy en el X período nocturno/diurno. Mis experiencias profesionales…”.

Lleve SIEMPRE un plan de estudios, aunque no lo pidan. Esto puede salvar su futura vacante (yo soy prueba viviente de ello).
Duerma temprano, cepíllese los dientes, tome un café doble, disfrute de un buen desayuno.

Leer los posts anteriores sobre entrevistas de trabajo aquí.

Durante la entrevista de trabajo dentro de la empresa

No me voy a extender mucho aquí, ya que se cubre este tema en los artículos anteriores. Sin embargo, vamos a añadir alguna cosa.

Al entrar en la sala para iniciar su entrevista no se olvide de apagar el teléfono móvil.

Siempre sea objetivo en sus respuestas – lo que no significa ser monosilábico (sí, no, ok, es verdad…). Evite la jerga en la respuesta. Quien da respuestas vagas, ¡pierde credibilidad! Aproveche para comunicar sus cualidades, de modo discreto y objetivo.

¡Utiliza vocabulario propio! Se exprese con palabras familiares, que usted sabe lo que significa. No se arriesgue a usar una palabra que parece ser bonita, pero que usted no sabe lo que ella quiere decir.

Mantenga siempre una actitud positiva y optimista con respecto a todo y a todos. No una actitud de optimismo falso, pero no se queje de que su trabajo es aburrido, que el jefe te trata de manera injusta o la forma en que sus colegas y colaboradores se comportan.

Hable bien o hable de forma neutra sobre su empleo anterior o sobre su antiguo jefe.

Incluso un comentario negativo hecho por casualidad, puede poner al en entrevistador en alerta y preocuparlo. En esta situación, el entrevistador puede tratar de ir más a fondo en la cuestión y acabar por sacarte del proceso de selección. Por lo tanto, cuidado con el negativismo.

Acuérdate de quien conduce la entrevista. No des nada por garantizado. No se sienta al “última galleta del paquete”. Escucha atentamente a tu interlocutor, y piensa siempre antes de hablar y de actuar.

Si alguna de las preguntas te sean hechas requieren más que una simple respuesta, esté a gusto y reflexione durante unos segundos, en vez de responder algo que no puede explicar. Pedir para el entrevistador preguntar de otra forma no es pecado. No monopolice la conversación, pero también no trate de evitar responder a las preguntas.

A no ser que el entrevistador haga, evite cuestiones como los salarios y los beneficios sociales, ya que esto hará que parezca que sólo está interesado en el pago al final del mes y no el trabajo en sí.

No cierre las puertas. Si el entrevistador le preguntara si usted cambiaría de ciudad, contesta que te lo podrías pensar. Dependiendo de la oferta, puede valer la pena, pero deje claro que usted busca reto y compromiso en el trabajo, por encima de todo. ¡Quién sabe si será necesario cambiar!

Espero haber ayudado aunque sea un poco con estos consejos para una buena entrevista de trabajo. Todavía hay mucha cosa que debatir y publicar aquí en el blog de empleo, así que aún postearemos más sobre el tema de las entrevistas de trabajo.

10 consejos para superar con nota una entrevista de trabajo

Uno de los retos a los que debemos enfrentarnos durante la búsqueda un nuevo trabajo son las entrevistas de trabajo. Una situación por la que no nos han preparado a lo largo de nuestra vida académica y que se trata del momento de mucha importancia, y para muchos el de más presión, en todo el proceso de búsqueda de empleo desde que envíen el currículo hasta que recibimos la tan esperada llamada.

Dado que en la actualidad encontrar trabajo en nuestro país no es nada fácil tenemos que ir bien preparados para afrontar esta entrevista que tanto estábamos esperando y conseguir que nuestro perfil se imponga al del resto de candidatos. Los expertos explican que es normal que los candidatos cometan algún error, pero es importante tratar de hacer lo mejor posible la entrevista para dar una buena impresión al reclutador para que tu currículum no acabe en la lista de denegados después del proceso de selección.

Consejos para superar entrevista de trabajo

A continuación, te presentamos los 10 consejos fundamentales para superar con buena nota una entrevista de trabajo:

1. Prepárate la entrevista con antelación: Te ayudará a ordenar tus ideas y parecer más seguro de ti mismo; por ejemplo, puedes hacer una lista con algunos de los datos o explicaciones que creas que te puedan hacer. Sin embargo, infórmate a fondo sobre la empresa en la que vas a realizar la entrevista; ya que es muy importante saber a qué se dedica, cuáles son sus productos y sus fortalezas frente a la competencia.

2. Ten en cuenta el tipo de empresa: Sólo hay una primera impresión, así que tienes que prepararte a conciencia. Si la entrevista es para un puesto en una consultora deberás ir acorde, con ropa un poco más desenfadada o traje formal; si, en cambio, la vacante es en una start-up, tu aspecto puede ser menos serio, pero sin sobrepasar los límites de la informal. Sin embargo, debes actuar de una manera más formal o informal dependiendo del ambiente de trabajo.

3. Resalta tus capacidades: En el cara a cara con el reclutador deberás explicar qué valores puedes aportar a la empresa y al puesto de trabajo por el que estás realizando la entrevista, pero sin excederte. No tienes que aparentar ante el entrevistador que sabes hacerlo todo el primer día para que producirá el efecto contrario y crearás desconfianza.

4. Resalta tus ganas de aprender y trabajar: Las empresas tienen claro que los trabajadores no deben saberlo hacer todo desde el primer día, pero sí tienen en consideración las personas que tienen más facilidades o actitud para aprender. Reconoce las cosas que no sabes hacer o que no son tu punto fuerte, pero demuestra al entrevistador que tienes ganas de mejorar y de hacer tareas nuevas.

5. Expón lo que más valoras de la empresa: durante la entrevista trata de explicar al entrevistador los aspectos más positivos sobre el trabajo que solicitas y añade aquellos valores destacables de la empresa. No mientas sobre este punto ni lo fuerces, simplemente, se trata de demostrar que estás enterado de la actividad de la empresa y sabes identificar sus puntos fuertes. Uno de los peores escenarios que te pueden pasar es que el reclutador te haga la ‘pregunta mortal’ de qué piensas sobre su empresa.

Consejos para afrontar la entrevista de trabajo con éxito

Consejos para afrontar la entrevista de trabajo con éxito

6. Controla el lenguaje no verbal: La forma en la que se tuyos, la posición de tus manos o la relajación de tu cuerpo son interpretadas por los reclutadores, personas expertas en la selección de personal. Trata de demostrar tranquilidad y seguridad con una postura con los hombros rectos y manos, dedos o piernas descruzadas. Uno de los indicadores más habituales es la mirada, así que procura mirar a los ojos a tu entrevistador.

7. Mantén una actitud optimista y positiva: Las empresas tienen muy en cuenta estos valores en entrevistar, en especial, a jóvenes estudiantes o recién licenciados. Las personas con una actitud más positiva tienden a ser mejor valorados, porque demuestran ser más resolutivos y no sucumben a la desesperación cuando surge un problema.

8. Muéstrate receptivo: Las entrevistas de trabajo no son un proceso unidireccional, donde los trabajadores sueltan su parrafada y los entrevistadores escogen. Es un proceso donde las dos partes intervinientes. Por ello, debes tratar de mostrarte lo más receptivo posible a las ideas, propuestas y comentarios que haga el entrevistador. Sin embargo, no interrumpas al entrevistador ya que esto genera una mala imagen.

9. Explícate bien y sé coherente en tus respuestas: Una cosa es matizar una información que has dado a tu curriculum o en una de las primeras preguntas que te han hecho y la otra es cambiar completamente lo que has dicho. La incoherencia es una de las peores lacras vez de realizar una entrevista de trabajo. Sin embargo, procura ser claro desde el primer momento en tus explicaciones para que los pequeños dudas pueden generar desconfianza.

10. No mientas nunca: Si se dan cuenta que has mentido o que tratas de engañarlos perderás cualquier oportunidad laboral que tuvieras con aquella empresa ahora y en un futuro. Mejor limítate a resaltar tus puntos fuertes que tratar de engañar al entrevistador con cualidades o conocimientos que no tienes.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Trabajo y Personal utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies