Comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Una oportunidad de trabajo es el resultado de un curriculum vitae muy trabajado, una adecuación con las necesidades de la empresa y… miles de pequeños gestos. De la silla a la taza de café, tu postura corporal a la hora de hablar con el responsable de selección de personal. ¿Cómo evitar las trampas del lenguaje corporal?

Todo está en el lenguaje corporal

En una entrevista de trabajo todo el mundo trata de hacerlo lo mejor que puede y sabe, hay que parecer profesional y dinámicos, tranquilos y aplicados. Todos los candidatos muestran su mejor cara. La mayor parte de la entrevista sirve al reclutador para confirmar su inteligencia, su personalidad y motivaciones, piensa que sólo el 20% de la entrevista de trabajo está dedicada a revisar las habilidades técnicas que figuran en los estudios que dices que tienes en el curriculum. El resto está determinado por influencias más allá de nosotros. De hecho, más del 60% de lo que el candidato comunica lo hace a través del lenguaje corporal: postura, gestos, miradas, expresiones faciales, mientras que las palabras y la claridad del habla ocupan sólo un 10%. El resto está monopolizado por voz (tono y ritmo) .

Capacidad de gestión, negociación, entrevistas de trabajo… En cualquier cara a cara , la piedra angular de tu encuentro tiene como eje tu imagen. Porque aunque parezca mentira, la credibilidad de lo que digas no estará en lo que digas, sino en tu imagen y forma de decirlo.

Cada gesto tiene un significado

La comunicación no verbal nunca es neutral. Nuestras acciones generan una imagen que se proyecta inconscientemente. Pueden reforzar el mensaje que estamos dando, pero también a veces contradecirlo. El reclutador puede identificar brechas entre la retórica y lo que la persona piensa, aunque las decisiones no deben guiarse exclusivamente por el análisis de los gestos.

Una advertencia, un reclutador que sepa de comunicación no verbal se dará cuenta de que le estáis mintiendo. Simplemente prestando atención a si el gesto es natural o estereotipado.

El 95% del lenguaje corporal no es controlable , es inútil tratar de forjar un gesto. Si mantienes una actitud mental positiva, los gestos saldrán de forma natural.

Comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Movimientos y comunicación no verbal de la cabeza a los pies

Cabeza

Cuando nos sentemos a hacer la entrevista de trabajo debemos colocarnos directamente delante del entrevistador. Inclina la cabeza hacia un lado ligeramente, es un signo de empatía, lo que demuestra que estás escuchando. En las personas abiertas, la cabeza y el cuello son muy flexibles. Pero si es menos resistente al estrés o si tiene una personalidad rígida, la cabeza tiende a formar un tronco recto, inamovible

En cuanto a la mirada tengo que decirte que no vale la pena que mantengas la mirada en los ojos del entrevistador. Puedes estar contento de no “huir” ostensiblemente de sus ojos. Los ojos huidizos provocan una disminución en la percepción de credibilidad. Si estás seguro, tus ojos se posarán en el horizonte, simbólicamente y no en diagonal (una mirada diagonal muestra vacilación). Cuando te sientes cómodo , la mirada se proyecta naturalmente en los ojos de su interlocutor. Pero si estás impresionado, tenderás dejar caer la mirada. Esta es la postura clásica dominada.

El resto del cuerpo

El eje de los hombros se “engancha” al reclutador, el tronco debe estar recto, los brazos y las manos se sincronizan con el cuerpo y el lenguaje. La movilidad es un buen indicador de espontaneidad. Es más cómodo, el cuerpo sigue los ritmos y las inclinaciones de sus palabras. Hombros, pecho y tronco deben permanecer móviles. Son el reflejo de tu autenticidad.

Manos

Manos móviles, libres y visibles permiten airear el cerebro, dibujar y llevar el pensamiento un poco por delante de la situación. Durante un debate , la mano izquierda marca la espontaneidad, mientras que la mano derecha es la de la lógica argumentativa.

Durante una entrevista, es natural que la concentración y el pensamiento estratégico se active. Como consecuencia, la mayoría de los candidatos estrechan la mano con los dedos engarrotados.

Si tienes que sentarte en la misma mesa, no invadas el espacio del reclutador y mantén tus manos cerca de ti. Evite permanecer de pie demasiado cerca. Y adoptar la misma posición que él. La altura de las manos refleja la jerarquía. Quien domina naturalmente mantiene las manos más altas.

Piernas

Con las piernas comunicamos nuestra relación con el ambiente. Las piernas cruzadas están asociados con situaciones de confort, mientras que los pies fijos al suelo con una postura de seguridad o de control.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Trabajo y Personal utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies