Cociente Emocional

El famoso CI (Cociente Intelectual) puede garantizar un buen trabajo, pero es el CE (Cociente Emocional) el que garantiza una promoción laboral. Se entiende por Inteligencia Emocional el uso intencional de sus emociones actuando a su favor, produciendo como consecuencia resultados positivos.

¿Exageraciones? Olvídate de todo. Elimine sus exageraciones, tanto negativas como positivas, y enfrente la vida de forma natural. Así es posible tener una mejor calidad de vida y menos estrés.

Para el control, el autoconocimiento es fundamental. Es sumamente necesario un profundo conocimiento de quién eres tú, y también sobre los otros. ¿Algo que ayude? ¡Los buenos pensamientos!, ¡El buen humor!

Una postura de buen humor, positiva y optimista te da la posibilidad de responder a la altura, haciendo que usted se sienta bien y más saludable. Pero, antes de todo y por encima de todo evalúate a ti mismo… ¿Como se ha comportado usted últimamente?, ¿En las últimas semanas?, ¿Ha conseguido serenidad para enfrentar problemas?, ¿Puede trabajar lo que ya está bien, para estar aún mejor?, ¿O te has quedado nervioso, enojado, ansioso?

Si respondió “sí” a la ansiedad, pero en concreto, así que busca centrarse en los problemas que puede resolver, sobre los cuales puede actuar. Si no puede resolverlos, trate de mejorar la situación. ¡Estar ansioso cuando no se puede hacer nada sólo traerá más problemas!

La importancia del cociente emocional

La importancia del cociente emocional

Vea lo que no vale la pena. Estar todo el tiempo triste, desanimado, ¿de mal humor? Esto te puede dejar en libertad. Busque adoptar un comportamiento más tranquilo, buen humor y confianza. Elige ser así y trabaja de esta manera. Usted no es una vara torcida, ¡por lo tanto cambia su temperamento para mejor!

¡Sonríe! Una imagen positiva no va a resolver sus problemas por sí sola. Eso todos lo sabemos. Pero, una actitud positiva hace bien. Además, te hará parecer mucho más interesante y también atento a las oportunidades e ideas que usted tal vez no lo note, si no hubiera optado por sonreír. Una buena sonrisa y una buena educación, abren puertas que nosotros ni imaginamos.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad