Causas del desempleo

La problemática del empleo no está reducida a un país o siquiera continente, sino que está presente prácticamente a nivel global. En algunos casos, sobran las personas preparadas profesionalmente pero no hay vacantes que compaginen con su formación y/o experiencia; mientras que en otros lugares la situación es contraria: existen muchísimas vacantes disponibles, pero no se encuentra personal que las ocupe.

Las causas del fenómeno de desempleo que nos asedia actualmente pueden ser muy variadas, y dependen del país o zona a evaluar. En algunos países, por ejemplo, el costo de prepararse profesionalmente en una universidad es muy elevado. Es por esto que las personas prefieren dedicarse a carreras más técnicas o adquirir experiencia empíricamente, para luego optar por un empleo de acuerdo a sus conocimientos.

Algunas posibles explicaciones a la situación de desempleo

Algunas causas tienen que ver con la política del país; por ejemplo, hay factores políticos que influyen en este problema como el incremento del índice de inflación. Dado que se incrementan los costos de producción y operación, por ende, aumentará el gasto salarial de la organización. Otro factor de este mismo grupo, es la crisis política que pueda atravesar un país, o las erradas políticas económicas que lo conduzcan a la recesión. No hay que olvidar que esto, en ocasiones produce en las empresas y las personas una especie de “pesimismo laboral”, falta de motivación y depresión colectiva.

Otro aspecto que influye en el índice de desempleo, es la aplicación de normas laborales a través de leyes y normativas implantadas en el país o sector. Las mismas pueden maniatar a las empresas o desequilibrar el sistema ganar-ganar que debe existir entre empleado y empleador.

El desempleo es considerado ya como el mal del sigo XXI

El desempleo es considerado ya como el mal del sigo XXI

No todas las causas del desempleo tienen un origen político, en ocasiones la razón se encuentra en factores demográficos; como por ejemplo cuando se incrementa la población económicamente activa, por aumento en las tasa de natalidad, migración, entre otras. También se da el caso de causas relacionadas con la competencia y la producción; cuando la organización está produciendo muy por encima de la demanda se ve forzada a reducir sus niveles y con ello disminuir la oferta laboral. Las crisis en los sectores productivos también pueden influir en la tasa de desempleo; pues una de las primeras acciones emprendidas por las empresas, es el recorte de personal a fin de ganar un tiempo más para subsistir y maniobrar ante la crisis.

En algunas ocasiones, el desempleo se produce de manera estacional, ya sea por épocas del año sin mucho movimiento, o porque la naturaleza del trabajo así lo requiere. Como ejemplo de estos casos, se pueden mencionar la “temporada alta” del turismo; esta por lo general coincide con las festividades navideñas o la temporada vacacional. Durante estas fechas, las empresas y organizaciones de servicio al público requieren mucho más personal. Hay que destacar que los mismos son contratados solo por estos meses, para luego volver a su estado de desempleo. En otros escenarios, como por ejemplo la agricultura, el tiempo de desempleo está relacionado con la temporada de sequía u otros factores que paralicen la actividad.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Trabajo y Personal utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies