Carta de recomendación, ¿pedir o no pedir?

Las cartas de recomendación son un buen recurso en una entrevista de trabajo. Averigüe si vale la pena solicitar una carta de recomendación a su antiguo empleador.

Todo listo, su curriculum vitae terminado, el buzón de su e-mail está lleno de ofertas de trabajo, su disposición para encontrar empleo es alta. Para mejorar esto podríamos tener una pequeña carta de recomendación de su último trabajo. Pero, ¿vale la pena pedir esta carta de recomendación a su último jefe?

La respuesta, como la mayoría de las preguntas sobre el mercado de trabajo, es, ¡tal vez! Depende en gran medida de la relación que usted tiene o ha tenido con su ex jefe (obviamente si es buena, puede pedirle con confianza que le redacte una carta de recomendación). Depende del nivel de confianza que tiene y el trabajo que se realiza. La carta de recomendación es una cosa seria, no está bien visto que un profesional entregue cartas de recomendación a todos los empleados, después de todo, es su nombre el que está en juego.

Trata de sentir el ambiente. Si usted piensa que jugó un buen papel en la empresa, y cumplió debidamente sus obligaciones, pero tuvo que abandonar debido a un corte o cualquier cosa que se escape a su control, entonces quizás es bueno pedir una carta de recomendación.

De lo contrario, es bueno dejar perder esta oportunidad…

Carta de recomendación, pedir o no pedir

Carta de recomendación, pedir o no pedir

La calidad de la carta de recomendación también se vincula directamente al cargo en el que estuvo realizándose. Obviamente tendrá menos peso si un gerente es recomendado por un director. Dependiendo de quién te recomienda, incluso puede ser un obstáculo en la contratación. Digamos por ejemplo, si tiene una carta de recomendación de un supervisor del departamento, pero se solicita un puesto de gestión. Es mejor no mostrar la carta de recomendación.

También es bueno tener en cuenta que generalmente a los jefes les encanta ser sinceros en las cartas de recomendación. Ellos pueden decir todos sus defectos y resaltar algunas cualidades. En función de los defectos notificados es bueno dejar la carta de recomendación a un lado. Otra situación común es cuando los empleadores se comuniquen entre sí, el contratista llama al ex jefe y le pregunta sobre el trabajo del ex empleado. En ese caso, es mejor tener esperanza de que se hable bien de usted, porque la intimidad de una línea telefónica es muy sincera.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Trabajo y Personal utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies