Accidente de trabajo

Un accidente de trabajo es aquel que ocurre a los trabajadores durante las horas de trabajo o en el camino al trabajo o del trabajo a casa. En el último caso, el accidente se denomina accidente in itinere.

Las enfermedades profesionales y los accidentes de trabajo se conocen como contingencias profesionales, distinguiéndose así de las contingencias comunes (enfermedad común y accidente no laboral).

La ley establece que “un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena” ( art. 115 LGSS ) esta definición sigue siendo válida para el recuento de accidentes de trabajo, pero tras la aprobación de la Ley 20/2007, el trabajador autónomo (que no trabaja por cuenta ajena) si tiene derecho a prestaciones por contingencias profesionales, en el caso de autónomos económicamente dependiente es obligatoria la cotización, y por tanto la prestación. Para el resto de autónomos, esta cotización es voluntaria.

En el mismo caso nos encontramos con los trabajadores domésticos después de la aprobación del RD 1596/2011.

Por lo tanto, para que un accidente tenga consideración de accidente de trabajo es necesario que:

1. El trabajador sufra una lesión corporal. Entendiendo la lesión como daño corporal o perjuicio causado por una lesión, herida, golpe o enfermedad. También son consideradas lesiones corporales las secuelas psicológicas y las enfermedades psicológicas .

2. El accidente es durante o como resultado del trabajo, es decir, hay una relación de causalidad directa entre el trabajo y la lesión lesión.

La lesión no es, por sí misma, un accidente.

Accidente de trabajo

Accidente de trabajo

¿Qué supuestos se consideran accidentes de trabajo?

Los accidentes que ocurren durante las tareas realizadas, pero son diferentes de las de siempre: Se entenderá como un accidente de trabajo, uno que se ha producido durante la ejecución de las tareas asignadas por el empleador, o que el trabajador realiza de manera espontánea en interés del buen funcionamiento de la empresa, (incluso si son diferentes de las de su categoría profesional) (Art. 115.2c LGSS ).

Los accidentes que ocurren en el lugar de trabajo y durante la jornada laboral: las lesiones sufridas durante el tiempo y en el lugar de trabajo se consideran, salvo prueba en contrario, accidentes de trabajo (Art. 115.3 LGSS ) .

Accidente «in itinere« es aquel que sufre el trabajador para ir al trabajo o regresar de él. No hay limitación de tiempo ( art. LGSS 115.2d ) .

Hay 3 elementos que se requieren en un accidente in itinere:

Accidentes en misión: Son aquellos sufridos por el trabajador en el camino tienen que llevar a cabo para cumplir con la misión se producen en el desempeño de la misma dentro de su jornada laboral.

Accidente de cargos selectivos de carácter sindical
: accidentes sufridos durante o como consecuencia del desempeño de cargos electivos en los sindicatos o entidades gubernamentales que gestionan la Seguridad Social; accidentes ocurridos al ir o volver del lugar donde ejerce las funciones que le son propias (Art. 115.2b LGSS).

Actos de salvamento: Son los accidentes que ocurren en actos de salvamento o de naturaleza similar a los relacionados con el trabajo. Por orden directa o por acto espontáneo del empleador o del trabajador (Art. 115.2d LGSS).

Las enfermedades o defectos anteriores: Son aquellas enfermedades o defectos sufridos anteriormente, que se manifiestan o agravan como consecuencia de un accidente de trabajo (Art. 115.2.f LGSS ).

Enfermedades intercurrentes: significa que tales complicaciones del proceso de la enfermedad vienen determinadas por el mismo accidente de trabajo. Para calificar como una enfermedad intercurrente es imprescindible que exista una relación causal entre el accidente de trabajo inicial inmediatamente relacionado con la enfermedad y el proceso de la enfermedad (Art. 115.2.g LGSS).

Las enfermedades comunes contraídas por el trabajador con ocasión del ejercicio de su trabajo, no incluidas en la lista de enfermedades profesionales. Debe demostrar de manera concluyente la relación causa-efecto entre la realización del trabajo y la posterior aparición de la enfermedad (artículo 115.2e LGSS).

Los accidentes debidos a imprudencias profesionales (Art. 115.5 a LGSS ); accidentes derivados del ejercicio habitual de un trabajo o una profesión y la confianza que estos inspiran al accidentado.

Accidente de trabajo en la oficina

Accidente de trabajo en la oficina

¿Qué tipo de accidentes no son accidentes de trabajo?

Los accidentes debidos a la imprudencia del trabajador (Art. 115.4 b , LGSS ); se considera imprudencia temeraria cuando la persona ha actuado en contra de las normas, instrucciones u órdenes dadas por el empresario en varias ocasiones y notoriamente en materia de equipos de seguridad. Si coinciden riesgo manifiesto, innecesario y grave, la legislación entiende que existe imprudencia temeraria, de lo contrario será imprudencia profesional.

Los debidos a fuerza mayor extraña al trabajo: es decir, cuando esta fuerza mayor es de tal naturaleza que tiene alguna relación con el trabajo que se realiza en el momento del accidente se produzca. No constituye fuerza mayor fenómenos extraños tales como golpe de calor, rayos y otros fenómenos similares producidos por la naturaleza (sí el trabajo habitual del trabajador es al aire libre es AT). En el caso de que un ataque terrorista afecte al trabajador en el lugar de trabajo no se trata de un caso de fuerza mayor, sino de la actuación de un tercero. Artículo 115.4 a de la LGSS.

Accidentes causados ​​por dolo del trabajador accidentado: se considera fraude cuando el trabajador de manera consciente , voluntaria y maliciosamente provoca un accidente para obtener los beneficios que se derivan de la contingencia. Artículo 115.4 b LGSS

Los accidentes resultantes de las acciones de otra persona
: accidentes producidos en consecuencia de culpa civil o criminal del empresario, un compañero de trabajo o un tercero son accidentes siempre que tengan alguna conexión con el trabajo. El factor decisivo es la relación causa-efecto. Artículo 115.5.b de la LGSS. Así las bromas o juegos que pueden causar un accidente durante el trabajo o los daños causados por una pelea serán A.T.

¿Cómo prevenir los accidentes de trabajo?

Cuando un profesional que trabaja en su empresa se ​​estrella en el escritorio, es mejor que te prepares para un montón de dolores de cabeza, ya que será necesario adoptar una serie de medidas para resolver el problema. Pero si usted sabe cómo prevenir accidentes industriales, estos trastornos son mucho menos frecuentes. Esto traerá más seguridad y también más productividad y menos gasto derrochador.

Así es como se deben prevenir los accidentes de trabajo

1. Educar a los empleados. Con el fin de evitar problemas relacionados con la seguridad en el lugar de trabajo, es esencial alentar a los empleados a ser informados al respecto. Cuanto más conscientes son, mayor es la posibilidad de la prevención de accidentes no deseados.

Una de sus funciones debe ser proporcionar los medios necesarios para que todos los trabajadores tengan los conocimientos básicos sobre la prevención. Este es el caso de las directrices a través de correos electrónicos, carteles, folletos e incluso de fomentar la participación en conferencias y cursos disponibles para cualquiera que trabaje en su empresa.

2. Divulgar los riesgos. Recuerde que debe revelar todos los riesgos potenciales a los que sus empleados están expuestos en cada actividad. De a entender lo que puede suceder si se producen accidentes, cada empleado lo va a pensar dos veces antes de hacer algo que no es parte de las recomendaciones de seguridad en la empresa.

Cómo prevenir los accidentes de trabajo

3. Las inspecciones de seguridad. Otra medida preventiva esencial es llevar a cabo inspecciones de seguridad de forma regular, teniendo en cuenta numerosos factores, como las condiciones de la infraestructura del lugar donde los empleados trabajan, los tipos de equipos utilizados por cada persona, entre otros elementos que pueden causar accidentes.

Este mapeo del riesgo causante de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo es esencial para que usted pueda pensar en las medidas preventivas más eficaces e identificar las mejores maneras de aplicarlas. Lo mismo ocurre con las medidas correctivas, que también influye bastante en la protección de las personas que trabajan en su empresa.

4. Organizar el escritorio. También es necesario organizar el entorno de trabajo, después de todo, este es un paso simple, pero muchos terminan culpando al responsable de la seguridad.

La organización también va para su sector de negocio de limpieza, ya que la falta de contacto constante con los encargados de la limpieza puede interferir con el progreso de las actividades. Además, recuerde ver cuáles son las partes más vulnerables y la que más necesitan una limpieza específica.

Indemnizaciones por accidentes de trabajo

Todos los trabajos poseen algún tipo de riesgo. Dependiendo del tipo de actividad que el empleado deba realizar en su lugar de trabajo los riesgos que puede enfrentar son variados. Y por ello la empresa debe estar preparada para responder por los percances que pueda sufrir cualquiera de los empleados.

Pero en algunos casos las empresas no se encuentran muy dadas a indemnizar al trabajador, por lo que es necesaria la intervención de un juez que determine el monto y el modo en el que el empleador debe retribuir al empleado por los daños ocasionados. Una de las organizaciones internacionales que se ocupa del cumplimiento de las indemnizaciones es la Organización Mundial del Trabajo, organismo que vela por el cumplimiento de los acuerdos contraídos entre la empresa y los trabajadores para el respeto de sus derechos laborales.

Para evitar problemas con las organizaciones sindicales y demandas de empleados afectados o familiares, muchas empresas utilizan los servicios de aseguradoras de riesgo laboral. Que forman parte de una rama especializada del segmento de las aseguradoras dedicadas a prestar servicios a empresas para que, en caso de que los trabajadores sufran algún percance se pueda responder con el pago del tratamiento necesario. Las pólizas de indemnización deben cubrir eventualidades no solo en el ambiente de trabajo, pues también es importante que el trabajador esté seguro en el trayecto del trabajo a la casa y viceversa.

El primer factor para calcular el monto de la indemnización es el nivel de la lesión sufrida por el trabajador. Mientras más perjudicado haya resultado en trabajador el monto a cancelar por parte de la empresa debe ser mayor.

Hablamos de las indemnizaciones por accidente de trabajo

Hablamos de las indemnizaciones por accidente de trabajo

Dependiendo del tipo y la gravedad de la incapacidad el trabajador debería recibir un porcentaje de remuneración. Por ejemplo, en caso de que la incapacidad afecte el cincuenta por ciento de las capacidades del trabajador la empresa debe cancelar. Para saber cuál es el monto la fórmula es sueldo base mensual por el cincuenta por ciento (equivalente a la incapacidad), multiplicado por 6e entre la edad.

Si la incapacidad causada por un accidente laboral es mayor la forma de calcular la indemnización es la siguiente: el ingreso base mensual por el porcentaje de incapacidad. El resultado se depositará en la cuenta del empleado afectado de forma vitalicia. Al resultado final es necesario agregar el veinte por ciento relacionado con daños morales y psicológicos sufridos.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad