Redacción | | Recursos Humanos | No hay comentarios

¿Qué es el clima organizacional?

Nuestros ancestros y las técnicas descubiertas por nuestra generación, nos dicen como conocer más de nosotros mismos y ponerle un control a nuestra vida. Dándonos cuenta como al interactuar con los demás generamos el mundo, o en lenguaje empresarial el Clima Organizacional.

El término Clima Organizacional se repite mucho pero no significa que conocemos el concepto o experiencia asociado detrás de esta expresión. El problema fundamental que tiene esta metáfora es que se asocia el resultado (lo que pasa) a un lugar o empresa e independiza inconscientemente a los participantes del resultado. No nos olvidemos que “la empresa” no existe como entidad o ser, y está constituida por la gente que trabaja en ella.

Los seres humanos estamos dotados de razón. Eso nos permite tener conciencia de nosotros mismos y de los demás. Esta conciencia de sí mismo es de identidad, de existencia separada. La identidad, eso que nos hace diferentes es también lo que nos separa o aleja del resto. La vivencia de esa existencia separada se traduce en soledad. Lo anterior se traduce en búsqueda de algo que logre calmar esa soledad. Las formas prácticas de esa búsqueda son; reconocimiento, simpatía, sentirse útil, etc. Todo lo que necesitamos es amor, pero no del sexual necesariamente, sino de AMOR.

Imagen de clima organizacional

Imagen de clima organizacional

En los dos textos a continuación tenemos un enfoque equivalente:

1. Eric Fromm – El Arte de Amar

¿Es el amor un arte? En tal caso requiere conocimiento y esfuerzo. ¿O es el amor una sensación placentera, cuya experiencia es una cuestión de azar, algo con lo que uno tropieza si tiene suerte?

2. J. Krishnamurti – El Conocimiento de sí Mismo

El mundo es su relación con el otro. El mundo no es algo que existe aparte de ustedes y de mí. El mundo, la sociedad, es la relación que establecemos o procuramos establecer entre unos y otros;de suerte que ustedes y yo somos el problema, no el mundo; porque el mundo es la proyección de nosotros mismos, y para comprender el mundo primero tenemos que comprendernos a nosotros mismos.

El mundo no está separado de nosotros; somos el mundo, y nuestros problemas son los problemas del mundo.

Aunque somos uno con el mundo, pareciera ser que nos sentimos poco responsables de lo que pasa allá afuera. Es más fácil culpar al empedrado por lo que nos ocurre que sentirnos parte del empedrado.

Es cierto que la política de una empresa o institución es el mensaje hacia sus colaboradores, sin embargo, somos nosotros quienes definimos como sentirnos frente a una situación. No podemos responsabilizar a “la empresa” (como algo externo) por ello.

Así, para llevarnos bien con otros, es conveniente llevarse bien consigo mismo primero. Además, como dice E. Fromm, si el amor es arte, es necesario aprender a amarnos y a amar a los demás. Esto es conocimiento y esfuerzo.

Nuestros ancestros y las técnicas descubiertas por nuestra generación, nos dicen como conocer más de nosotros mismos y ponerle un control a nuestra vida. Dándonos cuenta como al interactuar con los demás generamos el mundo, o en lenguaje empresarial el Clima Organizacional.

Podemos darnos cuenta como nuestros temores interfieren en la concepción del mundo y al protegernos perjudicamos a otros creando el resultado de nuestra propia defensa. Así, cuando digamos clima organizacional proyectemos nuestra responsabilidad en el resultado.

Di lo que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *